Sin maquillaje

En días pasados, un amable lector me planteó la pregunta de si “somos racistas los mexicanos”. Pedí la contribución de mis amables lectores y a continuación respondo y comparto comentarios seleccionados.

COMPARTIR 
Alfredo Lamont 31/08/2014 00:49
Sin maquillaje

Opina una amistad (ignorante, lo siento):

“Francamente no lo sé. No me acuerdo cuándo fue la última vez que vi aquí a un negro de nacimiento. No sé que reacción me provocaría.”

Escuchado de otra conocida (igual de ignorante):

“Yo en manos de esas indias, ni loca, ¡no tienen ni alma!”

EF

“Para todo hay grados, pero debo admitir que le damos mucho valor al cabello rubio, ojos claros etc.  No como en otros países, pero lo somos.”

Pensante

Francisco Bulnes, representante de la sociedad racista porfiriana, se refería a los nativos como “hordas salvajes”, como las llamó el periódico El Imparcial, masacradas en nombre de “la civilización”, escribió: “La raza indígena podría haber progresado y hasta haber reclamado un primer sitio en el mundo, si no hubiera sido una raza inferior”.

TD

En nuestro México el racismo tiene una fuerte raíz europeísta. No falte que tengamos algo de ancestros europeos para que ya nos creamos de una raza “superior”.

AG

“Claro que los mexicanos somos racistas, (y por ejemplo) indudablemente que los chistes de negros en México son muy ingeniosos, pero algunos, aunque crueles, son muy descriptivos del racismo mexicano: “¡Mugre indio de mierda!”, aunque la patrona tenga dibujado un nopal en la frente. Los apodos en las primarias son infames. El Macaco, El Chocolate, El Chocorrol, El Carboncito, El Bembón, Memín Pinguín y mil más.  El ama de casa morena busca una criada que sea más morena que ella para no tener problemas con el señor ni con sus hijos. “No te vistas así porque te ves más prieto (esta frase es una joya)”.

Enrique Gavilán

Al respecto, Eduardo del Río Rius en una de sus historietas nos desnuda de nuestra hipocresía, cuando un personaje hace la misma pregunta ¿somos racistas los mexicanos? La respuesta colectiva es un no y de inmediato se hace otra pregunta. ¿ Usted dejaría a su hija casarse con un indio? Y desde luego responderíamos ¡no, claro que no, Jesús desamparado!

Dr. Julio Fraire Calleros

Para mí el racismo tiene muchas facetas: una que depende de la cultura o nivel académico nuestro y del diferente, es decir, a una persona de cualquier etnia la aceptamos sin ningún reparo cuando está culturalmente dentro de nuestro rango esperado, pero si nuestra cultura o nivel académico es “bajo”, la aceptación del “diferente” es muy difícil o imposible. En lugar de raza, piense en homosexuales y muchos etcéteras o, históricamente, en los enfermos de lepra.

Marcovazespi

Por desgracia los mexicanos somos, en general, racistas, sobre todo con los indígenas y con las minorías (homosexuales, lesbianas, etc.) a quienes discriminamos y vemos con rechazo.

Alfredo Lamont dará respuesta a las preguntas razonables, de interés general, que se envíen a su dirección electrónica alfredolam@outlook.com

 

 

Comparte esta entrada

Comentarios