Sistema Universal de Salud y portabilidad (II)

La salud es un derecho universal; resulta esencial desvincular el acceso al Seguro de Salud del empleo formal.

COMPARTIR 
Alfonso Aguilar 25/05/2014 00:43
Sistema Universal de Salud y portabilidad (II)

SALUD. La portabilidad es la garantía de accesibilidad a los servicios de salud en cualquier parte de un territorio nacional, para todo afiliado a un Sistema de Seguridad Social del correspondiente territorio a que emigre temporalmente del lugar-domicilio, que determinó su original adscripción de afiliación. En múltiples partes del mundo la portabilidad se expresa como el deber de todas las entidades encargadas de salud de garantizar el acceso a sus correspondientes servicios en el respectivo territorio nacional a través de acuerdos, que deben respetarse y tener la adecuada operatividad, en el momento mismo que alguien acuda a cualquiera de ellos por presentar alguna urgencia medica o quirúrgica y encontrarse temporalmente lejos de su habitual residencia y por ende del servicio de salud donde está formalmente afiliado. Repasemos que un Sistema (o cobertura) Universal de Salud (SUS) comprende tres etapas: 1) La afiliación universal, término relacionado con el de cobertura legal, que garantiza a todos los ciudadanos el acceso a los servicios de salud financiados por un seguro público. 2) La cobertura universal que implica el acceso regular a un paquete de servicios de salud integrales con protección financiera para todos. 3) Cobertura efectiva universal, que garantiza a todos, de manera igualitaria, el máximo nivel alcanzable de resultados en salud a partir de un paquete de servicios de alta calidad que también evita crisis financieras a través de reducción de los gastos de bolsillo.

Os recuerdo que nuestro país ha efectuado avances significativos en materia de cobertura universal, sobre todo en las primeras dos, de las tres citadas, tras la Reforma Constitucional de 1983 y la Reforma de Salud de 2003 que dio origen al Sistema de Protección Social en Salud (SPSS), mejor conocido como Seguro Popular. La tercera etapa es un reto continuo. Al igual que en el resto de los países, la calidad de la atención es un objetivo móvil para México. El Plan del Seguro Público del SPSS ofrece acceso universal a un paquete integral de servicios personales de salud con protección financiera que garantiza el ejercicio efectivo del derecho a la protección de ésta. Este derecho, reconocido por la Constitución Mexicana de 1983 hasta hace poco se venía negado a la mayoría de la población.

Os comento que si la salud es un derecho verdaderamente universal, resulta esencial desvincular el acceso al Seguro de Salud del empleo formal y adoptar una visión integral de protección social en salud. Hasta hace poco tiempo sólo el IMSS y el ISSSTE, reclutadores de ciudadanos que contaran con un trabajo formal y registrado, les proporcionaba obligadamente atención médica. Quienes no estaban en este rubro, a quienes se les denominan “población abierta”, tenían que acudir a la Secretaría de Salud, pero ahora esa población abierta también cuenta con el SPSS.

TRES APOSTILLAS. En los últimos 18 meses, esto es en el año y medio de gobierno de Enrique Peña, tanto la doctora Mercedes Juan, titular de la Secretaría de Salud, como Gabriel O’Shea, comisionado del SPSS, han venido pugnando por lograr consolidados avances en la constitución de un real y efectivo SUS, así como una operante portabilidad del mismo.-----Resultaría injusto ignorar o negar todas las fortalezas del IMSS y el ISSSTE que han ayudado enormemente a la preservación o recuperación de la salud de miles y miles de mexicanos que laboran en el sector particular, en sus múltiples áreas en el sector gubernamental. Desde luego que esas dos instancias también tienen debilidades entre las que, hasta el presente, sobresale precisamente el burocratismo, ese que se pone extremadamente rígido o extremadamente insensible cuando hay la imperiosa necesidad de atender a una persona con una acentuada urgencia médica por no ser derechohabiente de alguna o de ninguna, de las dos lo atiende.----- Portabilidad vendría siendo, o tendría que serlo, sinónimo de solidaridad, de humanismo hacia quien su salud se ve quebrantada en forma aguda. Por desfortuna la solidaridad, que ancestralmente no ha sido moneda de cambio entre los seres humanos, en los últimos tiempos esa moneda se ha escaseado más en todos los ámbitos del acontecer y si en ninguno de ellos es aceptable que haga acto de presencia mucho menos lo es cuando alguien al sentirse enfermo o próximo a morir se vea privado de ella. SALUD Y SALUDOS.

Comparte esta entrada

Comentarios