Ruth Zavaleta, por la Venustiano

Al regreso de Arce se suma la exdelegada, lo que no es bueno para el PRD.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 02/09/2014 00:00
Ruth Zavaleta, por la Venustiano

Si René Arce puso los pelos de punta al PRD y a Morena con su intención de ir por Iztapalapa, el regreso de Ruth Zavaleta a la Venustiano Carranza dejará sin dormir a los perredistas nenucos de la zona.

Y es que la exdelegada será la propuesta de la alianza del PAN, PRI, Panal y Verde Ecologista para contender por esa delegación, que junto con Iztapalapa les daría el dominio del oriente de la capital en 2015, con miras a conquistar la ciudad tres años después.

Zavaleta tiene una excelente imagen en la delegación y muy buena relación con las dirigencias nacionales de los partidos que la apoyarían, por lo que sus expectativas de regresar por la puerta grande al territorio que fue suyo son altas.

Este anuncio mueve por supuesto el tablero político del PRD, pues obliga a que sea el diputado Julio César El Nenuco Moreno el candidato a jefe delegacional amarillo, ya que si lanza a su hermano Israel, como pretendía, lo más seguro es que pierda su reinado.

Y es que su hermano no creció lo suficiente; quien sí lo hizo fue la diputada Esthela Damián —también del PRD—, pero El Nenuco la aborrece y no la apoyaría, por la sencilla razón de que le representa un peligro para su reinado.

La noticia de que Zavaleta regresa a reclamar su territorio es fatal tanto para Moreno como para Damián, pues la expresidenta de la Cámara de Diputados es su madre política; ella hizo a los dos y ahora tendrá que regresar a darles sus nalgadas por malcriados.

Si de por sí Julio César tiene serios problemas para dormir —padece desde hace mucho de insomnio—, con esta noticia seguramente se le agudizará el trastorno.

El que los integrantes del grupo de René Arce estén de vuelta en la ciudad obligará al PRD y a los morenos de El Peje a mover su tablero, pues están apuntando con tiros de precisión a donde creen tener oportunidad de ganar.

Y es que en caso de que no pudieran lograr la conquista de la jefatura delegacional, es claro que al menos le darán a los partidos que los apoyan algunas diputaciones locales y federales hacia donde fueron sus territorios.

La cosa se complica un poco más para los caciques de las tribus perredistas, pues la ley obliga a que en 2015 sean postuladas como candidatas 50% de mujeres, para lo cual no están preparados.

Si por cualquier razón el PRD pide que en Venustiano Carranza, por ejemplo, sea una mujer la que contienda, en menudo lío estarán El Nenuco y compañía; si lo mismo ocurre en Iztapalapa, ahí no habrá tanto problema porque está lista Dione Anguiano.

Los que no deben estar muy contentos con la reaparición de Arce, Ruth, Víctor Hugo Círigo y demás son Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard, a quienes sus planes capitalinos se les pueden ir por la borda.

CENTAVITOS… Y mientras todos los partidos velan armas, el Movimiento Ciudadano en el DF se desarma solito, y todo por las malas decisiones de su dirigente Armando López-Campa López-Velarde —así de pomposo es su apellido—, quien ha corrido a sus principales líderes en la capital para darle cabida en la nómina a las esposas de dirigentes, pensando que si está bien con ellos algún hueso le tirarán. El problema para este cuate es que la nómina burocrática no le significará votos, que justo es lo que necesitan los naranjas para al menos no desaparecer. Con razón pocos se explican cómo es que a López-Campa López-Velarde lo corrieron de Aguascalientes por malo y Dante Delgado lo trae al DF. A ver cómo le hace Marcelo para lidiar con él cuando se pase a los naranjas, porque al dirigente capitalino parece que no le gusta que haya hombres dirigiendo y ya corrió casi a todos para meter a puras mujeres, lo cual deja de lado al menos eso de la equidad de género. Don Armando (para no repetir sus apellidos) se queja de que el Movimiento Ciudadano está en crisis e incluso recortó algunos programas sociales, pero al mismo tiempo abulta la nómina. Por lo pronto, ya echó a líderes de Milpa Alta, Xochimilco e Iztacalco, entre otros.

Comparte esta entrada

Comentarios