El Peje-Führer de la izquierda

Los peje-zombis no cuestionan a su líder, le pasan todo a él o a quien indique...

COMPARTIR 
Adrián Rueda 10/06/2014 00:05
El Peje-Führer de la izquierda

Cuando a finales de los años 80 renunció al PRI para irse con Cuauhtémoc Cárdenas al Frente Democrático Nacional, organización que dio origen al PRD, Andrés Manuel López Obrador alegó que se iba por falta de democracia.

Señaló que los caciques tricolores se repartían el poder entre ellos y no daban oportunidad a las nuevas generaciones, lo cual generaba nidos de corrupción y por todo ello abandonaba el partido que lo formó.

Con esa bandera se fue y más de 20 años después abandona el PRD, alegando las mismas razones, pero además agregó a los perredistas el adjetivo de “vendidos” con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el mismo que lo derrotó en las urnas en 2012.

Buscando la democracia y huyendo de prácticas caciquiles, sobre todo de Los Chuchos, López Obrador se dio a la tarea de buscar su propio partido para ser… ¡profundamente antidemocrático, corrupto y cacique único!

No es el presidente de Morena, pero él es el que manda. Critica el gasto excesivo de los partidos, pero no dice de dónde saca dinero para su campaña. Descalifica a la mafia sindical, pero se rodea de auténticos delincuentes como Martín Esparza, del desaparecido SME.

Se quejó de que en el PRI no había democracia en la selección de candidatos y lo mismo pasó en el PRD; hoy en Morena, cuando aún ni partido es, El Peje da a conocer los nombres de sus candidatos a delegados, diputados y hasta gobernadores.

¿Pues cuándo hubo una asamblea o alguna elección interna; cuando menos una encuesta para taparle el ojo al macho y elegir a los candidatos morenos?

Morena todavía no tiene registro; López Obrador no es presidente, pero eso sí, él es el que con su dedo señaló a los candidatos sin consultar a nadie, igualito como lo hacía en el PRI del que tanto reniega.

¿El dedazo y el sometimiento es lo que el tabasqueño entiende por democracia y justicia? Pues claro que sí, siempre ha actuado igual: hay democracia y justicia sólo cuando él gana o cuando sus órdenes son respetadas.

Si la gente no acepta sus designios, El Peje desconoce los resultados, las decisiones y huye  a fundar su propio rebaño de borregos dóciles para pastorearlos a su antojo.

Y lo peor son la bola de ignorantes y faltos de carácter que lo siguen; que les gusta el modelo de dictador que ordene y que no los deje pensar ni decidir por sí mismos. Que creen que la democracia es adorar a un loquito que se la pasa diciendo que él es el camino.

Los peje-zombis no cuestionan a su líder, le pasan todo a él o a quien indique, así se trate de verdaderos pillos. Escuchan de su boca el nombre de sus candidatos sin que ni siquiera haya iniciado oficialmente el año electoral.

En sus cada vez más raquíticos mítines —incluso en el DF ya no reúne más de 200 por evento—, el tabasqueño dice a quienes aspiran a una candidatura que no les dará dinero, que cuando mucho les cooperará con un par de tenis para que recorran sus territorios.

Lo que no aclara es si los tenis que les donará son Louis Vuitton como los que usa su mantenido hijo Andresito Jr., al que quiso imponer como su sucesor cuando le dio un infarto y que nadie peló.

Así que si El Peje-Führer ya repartió las delegaciones —por cierto a puros rucos, descartando a los jóvenes—, ¿dónde está la democracia que tanto presumen él y quienes lo siguen?

CENTAVITOS… ¡Qué cosas! Mientras Raúl Flores, líder local del PRD, advierte que el único enemigo de su partido es el presidente Peña Nieto, las delegadas Lety Quezada y Maricela Contreras se sacan fotos con él. Esto pega incluso a René Bejarano, pues critica el acercamiento de su partido con el Presidente y las delegadas de la foto son precisamente las que él puso… Que no fueron 200, sino miles de personas las que asistieron al informe del diputado panista César González Madruga, y hasta videos tienen del evento. En las imágenes no se aprecia si son decenas, centenas o miles, pero si ellos dicen que fueron seis mil, seguro lo podrán demostrar.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red