La desesperación de Bejarano

René Bejarano se inventa un “frente” en pro de Cuauhtémoc Cárdenas...

COMPARTIR 
Adrián Rueda 04/06/2014 00:00
La desesperación de Bejarano

Acorralado en casi todos los frentes políticos y en riesgo de que su corriente quede reducida a un grupo de pordioseros, René Bejarano se inventa un “frente” en pro de Cuauhtémoc Cárdenas para presidente del PRD, con la meta de obtener una tajada del pastel amarillo.

En clara desventaja en la lucha por el poder, Bejarano hace ligas con grupos minúsculos de perredistas —todos apestados— para presionar a un acuerdo que impida la inminente llegada de Carlos Navarrete a la presidencia del partido.

El esposo de la senadora Dolores Padierna se quedó sin la dirigencia local del PRD, sin la coordinación en la Asamblea Legislativa, sin las carteras que ostentó con Marcelo Ebrard en el Gobierno del DF y ahora teme que lo dejen fuera del CEN.

Y es que la alianza de las corrientes Nueva Izquierda —de Los Chuchos— y ADN, de Héctor Bautista, dejarán a la tribu bejaranista con una mano adelante y otra atrás.

En la actualidad, la corriente del elástico dirigente tiene la secretaría general a través de uno de sus tapetes más fieles: Alejandro El Sombrita Sánchez Camacho, con pocas neuronas —según sus compañeros— pero incapaz de respirar si su patrón no se lo ordena.

El PRD llevará a cabo la elección nacional de consejeros en agosto próximo, y esos nuevos consejeros elegirán al presidente, al Comité Ejecutivo Nacional y a los principales órganos del partido.

Como el pronóstico para la IDN es que reciban un tremendo planchón, la única alternativa que ven es que no haya elección y que se designe a un presidente de unidad.

De esta forma, las principales carteras se tendrían que repartir por acuerdo y entonces reclamarían algo decente para su grupo.

Con esa intención, IDN arrastra a puro cartucho quemado sin fuerza alguna, como Martha Gastélum, Camilo Valenzuela y hasta Agustín El Tontín Gurrero, a quien incluso el de las ligas corrió de su tribu por traicionero.

Como sabe perfectamente que Cárdenas no obtendrá el apoyo unificado que pretende, el elástico político tira la zanahoria a los peques para que se le sumen, con el cuento de que se podría buscar otro liderazgo para el partido.

Ya una vez jugó con los sentimientos de Ebrard, al que hizo creer que era su gallo para la dirigencia y luego mandó al basurero; hoy le lanza un guiño para que se apunte de nuevo, sólo para que le sirva como carta de negociación.

Pero como a Marcelo le sigue seduciendo coordinar al grupo parlamentario del PRD en 2015, lo más seguro es que acepte la añeja proposición de Los Chuchos para que doble las manos.

CENTAVITOS… A la que van a ponerle un estate quieta es a la enfermera Laura Arellano por querer hacer movimientos en el PRI capitalino, aconsejada por Gilberto El Chato Sánchez, exchofer del senador Joel Ayala. En el CEN sólo están esperando a que Ayala regrese de una de sus prolongadas ausencias para negociar quién queda, pero dicen que Laura no… Parece que las Mujeres de Hierro oxidado del PRI están más metidas en el affaire Gutiérrez de la Torre de lo que parece. La exsenadora panista Rosi Orozco llevó primero a una chica ante la PGR para denunciar abusos del líder del PRI-DF pero ni identificación llevó, por lo que sólo se levantó un acta circunstanciada. Después llevó a otra a la PGJDF; tampoco se identificó ni regresó nunca. Lo curioso es que el abogado de la misteriosa quejosa es nada menos que el esposo de Verónica Martínez Sentíes, otra Mujer de Hierro cercana a Beatriz Paredes, enemiga de Cuauhtémoc…  Y, hablando de Mujeres de Hierro oxidado, Lorena Villavicencio dice que “es una lástima que de una plumazo descalifiques el esfuerzo de muchas mujeres por mejorar la política o la sociedad, arriesgando incluso su vida por defender la dignidad y la integridad de las mujeres. Eso quiere decir que algo bueno estamos haciendo, siguiendo el razonamiento del connotado y ya fallecido, don Carlos Castillo Peraza quien decía que ningún bien que hagas quedará impune”. Lorena envía también su carta de renuncia al PRD, donde deja claro que no está de acuerdo con el clientelismo, con Bejarano y con la corrupción en ese partido y por eso se va.

Comparte esta entrada

Comentarios