Las mujeres de hierro... oxidado

La diputada María de los Ángeles Moreno se niega a dejar el hueso.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 03/06/2014 00:00
Las mujeres de hierro... oxidado

Encabezadas por la diputada María de los Ángeles Moreno, un grupo de mujeres bastante chamuscadas hace su grillita bajo el nombre de Las Mujeres de Hierro para tratar de hacerse de la presidencia del PRI capitalino, encabezado de manera provisional por la enfermera Laura Arellano.

La diputada Moreno, quien ya estuvo durante varios años al frente del partido en el DF y lo llevó a su ruina política y económica, se niega a dejar el hueso y busca tomar revancha de su eterno enemigo Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, quien la derrotó en 2012.

Para lograr sus fines, la legisladora de casi 70 años —quien sólo duró cuatro meses en la coordinación del PRI en la ALDF antes de ser destituida en enero— se ha aliado con un grupo de mujeres bastante oxidadas y desprestigiadas que se hacen llamar de Hierro.

Basta con echar una revisadita a unos cuantos nombres de las señoras para medir su calibre.

Además de la ya mencionada Moreno, está otra veterana como Rosario Guerra, quien luego de ser una de las consentidas en el régimen de Carlos Salinas de Gortari, vino a menos, al grado de tener que pasarse al Panal para competir por la jefatura de Gobierno en 2012; por supuesto fue apaleada.

Está también la exsenadora del PAN Rosi Orozco —¿Qué anda haciendo en el PRI?—, quien llevó a la PGJDF a la misteriosa mujer que declaró ser víctima de Cuauhtémoc hace cinco años y quien ni se identificó ni se volvió a presentar, sobre todo después de que le dijeron que había falseado las fechas.

Se suman Lorena Villavicencio y Virginia Jaramillo, dos experredistas que fueron echadas de su partido al pelearse con sus padrinos, pero que cuando eran amarillas hablaban horrores del partido al que ahora dicen amar y del que incluso una de ellas ni afiliación tiene.

Lorena ascendió a la presidencia de la Comisión de Gobierno de la ALDF cuando su compañero René Bejarano fue encarcelado. Tomó las riendas del grupo parlamentario del PRD en la ALDF y apoyó la campaña de El Peje a la Presidencia; hoy es peñista.

Vicky Jaramillo fue la sustituta de Lola Padierna en la delegación Cuauhtémoc y dejó como heredero a su pareja de entonces, José Luis Muñoz, con quien después se peleó y ahí acabó su reinado, hasta ser echada también.

Con ellas está Verónica Martínez Sentíes, quien en su Facebook presume ser conductora de radio y “orgullosa ama de casa”, y con ello aspira a dirigir el partido tricolor.

En la historia mundial, el término de Mujeres de Hierro se usa para referirse a Indira Gandhi, exprimer ministra de la India; Golda Meir, exprimer ministra de Israel; Margaret Thatcher, exprimer ministra del Reino Unido, y Angela Merkel, actual canciller alemana.

Suena bastante ridículo que un puñado de frustradas priistas del viejo régimen quieran compararse con ellas.

Y del consejero Armando Barajas Ruiz, quien es el otro que pide la expulsión de Gutiérrez de la Torre, en los papeles que llegaron al IEDF como parte de la investigación aparecen los nombres de una de sus cuñadas y de su hermano en la nómina anterior como aviadores.

¿No será por eso que se haya enojado?

CENTAVITOS… Y hablando de Cuauhtémoc, en su comparecencia ante la Comisión de Justicia Partidaria del PRI puso contra la pared a sus detractores, pues presentó un caso juzgado por el Tribunal Electoral de Zacatecas en 2002, que en un juicio similar descartó como elementos probatorios las notas periodísticas. Después hubieron al menos seis casos más, incluyendo a algunas coaliciones y al PAN, con lo que se sentó jurisprudencia y no se ve por dónde se pueda sostener la petición de expulsión contra el presidente del PRI con licencia… En tanto, Laura Arellano, proveniente del Sindicato de Enfermeras que reporta al senador Joel Ayala, desde la presidencia provisional busca apurarse para despachar a los cuauhtemistas que la ayudaron a llegar al partido. En ese afán, Laura declaró que ella ya había oído sobre las edecanes; era la secretaria general del PRI y no actuó, ¿entonces fue omisa o cómplice?

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red