Blindan Línea 12 al estilo Peje

COMPARTIR 
Adrián Rueda 02/06/2014 00:12
Blindan Línea 12 al estilo Peje

Al igual que en los tiempos de Andrés Manuel López Obrador, cuando ordenó cerrar por 12 años los expedientes de la concesión y construcción de los dobles pisos en la ciudad, la Secretaría de Obras del DF ocultará por cinco años los diagnósticos y reparaciones de la Línea 12 del Metro.

Con la mano en la cintura la dependencia decidió blindar esta información, a pesar de que los defectos encontrados mantienen cerradas desde marzo la mitad de las estaciones, por considerar que los datos podrían ser peligrosos en manos de los ciudadanos.

El argumento que da Obras para negar la información sobre qué falló, qué se hará y cuánto costará rehabilitar la Línea Dorada es que si los datos relevantes son dados a conocer a la opinión pública, las investigaciones podrían verse afectadas.

Si en verdad esa es la razón, pues no se explica para qué se hizo tanto ruido con la famosa comisión legislativa del DF que investigó el caso durante varias semanas, y que en teoría daría luz a todo el escándalo del fracaso de esta fastuosa obra del exjefe de Gobierno Marcelo Ebrard.

Al final se comprobó lo que se dijo desde el principio, que cuando las autoridades quieren que nada se resuelva, crean una “comisión investigadora” para atorar todo y legitimar la impunidad.

Aunque a muchos sorprenda la decisión de mantener en la opacidad lo que se hará en adelante con esa obra, la reciente reaparición de Ebrard ante la opinión pública, desafiando a sus enemigos de que le fincaran cargos, ya dejaba ver algo así.

La semana pasada —luego de un par de meses de aislamiento—, Marcelo reapareció en un programa de radio asegurando que nada teme sobre las investigaciones de la Línea 12 y que además se reintegraba a la lucha por la presidencia del PRD nacional.

Esa fue la primera señal de que ya había un acuerdo para reactivarlo; la segunda señal vino un día después, cuando la comisión legislativa del DF, encabezada por el diputado Jorge Gaviño, dio una conferencia de prensa para decir que no dirían nada y que darían otra conferencia esta semana para de nuevo no decir nada.

Porque Gaviño aclaró que los diputados no darían nombres ni señalarían a algún responsable en particular del lodazal en que se convirtió la obra más importante del sexenio de Ebrard, al que la opinión pública señala como responsable del fiasco.

La confirmación del arreglo se dio luego de la investigación de la reportera Johana Robles, quien tras una solicitud de información pública sobre el caso, fue notificada que la Secretaría de Obras del DF blindó los datos por cinco años.

O sea, nada se podrá saber oficialmente antes de 2019, cuando las actuales autoridades ya no estén en el poder y los principales actores políticos incluso ya hayan hecho su luchita para llegar a Los Pinos.

Eso recuerda la trampa que el gobierno perredista hizo en 2005 al blindar por 12 años la construcción de los dobles pisos, con los que dicen financió El Peje su campaña presidencial, al grado de que ya perdió dos elecciones y aún no se puede acceder a los expedientes.

CENTAVITOS… Así como cuando riega el tepache Elizabeth Mateos es vapuleada, esta vez habrá que ponerle una estrellita a la delegada en Iztacalco por el acuerdo que logró con Mara Robles, titular de Educación del DF, para que a partir de septiembre todos los estudiantes de secundaria de la delegación reciban un iPAD. Mateos pondrá las tabletas y Mara los software y la capacitación a maestros para que los chavitos tengan clases en línea, programa que sería punta de lanza en la ciudad… René Bejarano anda diciendo que sumó varias corrientes para enfrentar a Los Chuchos en la elección interna de agosto y todo era creíble cuando empezó a nombrar a pura morralla como Camilo Valenzuela, José Narro, Martha Dalia Gastélum y hasta Armando Quintero, o sea puro don nadie. Pero el de las ligas se aventó la puntada de asegurar que con él estaba Vanguardia Progresista, tribu de Miguel Ángel Mancera, cosa ridícula, pues el doctor con quien menos quiere cercanía es con René. La clásica finta del elástico para ver qué ilusos caen.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red