Marcelo vuelve a la carga

Quiere espantar con el petate del muerto a los perredistas.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 28/05/2014 00:00
Marcelo vuelve a la carga

Luego de ser informado por sus espías en Donceles de que legalmente no tiene ninguna responsabilidad en el desastre que resultó la construcción de la Línea 12 del Metro, Marcelo Ebrard reapareció públicamente y dejó en claro que regresa a la carga.

Después de haberse guardado durante casi dos meses, luego de que fue condenado por la opinión pública de poner en riesgo la vida de casi medio millón de personas al acelerar la inauguración de la Línea Dorada, con tal de sacarse la foto antes de dejar el poder, el exjefe de Gobierno siente que sus enemigos le hicieron los mandados.

Hace un par de semanas, el diputado Adrián Michel, integrante de la comisión legislativa que investigó las anomalías en la megaobra, le detalló a través de una presentación electrónica los puntos finos de la investigación y le dijo que la ALDF concluyó que no hay nada que lo inculpe legalmente.

Envalentonado por ello, y aprovechando que Miguel Ángel Mancera está en Francia, Marcelo reapareció ayer en el escenario y retó a todo mundo a que lo llamen a declarar sobre el asunto, a ver si después de ello se atreven a fincarle cargos ante la autoridad.

Lo que en realidad busca el exfuncionario es victimizarse al estilo Andrés Manuel López Obrador, para quedar vacunado y sembrar en el imaginario colectivo que es víctima de una venganza y que a él también lo quieren bajar, “a la mala”, de la contienda de 2018.

En una entrevista para Radio Fórmula, Ebrard aseguró que sigue siendo precandidato a dirigir el PRD nacional, que no se ha bajado de la contienda ni se piensa retirar… a menos, claro, que el nuevo Instituto Nacional Electoral se niegue a organizar la elección interna del PRD, en agosto próximo.

La razón es que no confía en los integrantes del partido al que —según él— aspira a presidir.

El exjefe de Gobierno del DF quiere espantar con el petate del muerto a los perredistas diciendo que sigue firme en la contienda, cuando a sus propios seguidores les confesó apenas, en su edificio de Don Juan, cerca del Metro Nativitas, que no tiene el menor chance de ganar.

“Nos van a dar una madriza, pero hay que hacer la finta”, les dijo en una de sus cada vez más esporádicas misas.

Pero esa no es la única finta que Marcelo quiere hacer; niega que haya estado en tratos con Dante Delgado para integrarse al Movimiento Ciudadano o que esté pensando en pasar a las filas de Morena.

Lo de su paso al MC es tan evidente que hasta el mismo Dante instruyó a sus leales en el país a cuidar a su futuro dirigente; lo de Morena es de risa; nadie se imagina que Ebrard vaya a ser recibido con los brazos abiertos por Martí Batres, a quien corrió del GDF.

Como quiera, Marcelo está de regreso, y si bien no preocupa a Los Chuchos, que buscan imponer a Carlos Navarrete en la dirigencia, sí busca que le cierren la puerta en el PRD para tener el pretexto de dar el brinco al Movimiento Ciudadano.

CENTAVITOS… El megaperiodo extraordinario que la ALDF tenía programado para este fin de semana se cayó y lo más probable es que se vaya para el 6 y 7 de junio, a fin de dar oportunidad a que las comisiones legislativas planchen bien las iniciativas que tienen pendientes y que deberán subir al pleno para su aprobación… A pesar de que El Peje había dicho que ni salinistas ni bejaranistas tendrían cabida en Morena, la diputada Ariadna Montiel y el delegado en Cuauhtémoc, Alejandro El Potrillo Fernández, no pierden oportunidad de subir al estrado en cuanto evento realiza por la ciudad el tabasqueño. Ambos bejaranistas no ocultan sus simpatías ni apoyo a López Obrador, pero tampoco abandonan al PRD, teniendo dos velas prendidas para 2015; una para Coyoacán y el otro para la ALDF. La molestia por esa intromisión fue tal que, en el último evento de El Peje en Cuauhtémoc, Martí Batres quería que bajaran del estrado a El Potrillo, pero el de Macuspana le impidió pidiéndole “que no fuera sectario”; el burro hablando de orejas.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red