Utiliza PRD Ameyalco para grillar

Con el escándalo, los únicos que ganan son los piperos...

COMPARTIR 
Adrián Rueda 27/05/2014 00:00
Utiliza PRD Ameyalco para grillar

Mucho ruido se ha hecho por el enfrentamiento entre ganaderos y pobladores de San Bartolo Ameyalco, quienes la semana pasada se dieron hasta con la cubeta por el tendido de una red de agua potable que una parte del pueblo quiere y otra no.

Independientemente de los hechos violentos y de que la obra sea benéfica o no para los pobladores, está el filón político que varios perredistas —caníbales por genética— han querido sacar para tundirle al delegado en Álvaro Obregón, Leonel Luna Estrada.

La primera en desenfundar fue la diputada Polimnia Romana Sierra Bárcena, exjefa de Gacelas de Andrés Manuel López Obrador, quien en un comunicado oficial criticó “la falta de oficio político” y “la represión” por parte de las autoridades delegacionales.

Incluso la diputada se atrevió a decir que la obra, lejos de beneficiar a la comunidad de San Bartolo, buscaba extraer agua de los manantiales de la zona para abastecer a las zonas comerciales de Santa Fe.

La legisladora no tuvo que ir muy lejos por la respuesta, pues el propio jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, salió a desmentir las versiones de que la red de agua potable era para los ricos de Santa Fe; dijo que era para 20 mil familias pobres de Álvaro Obregón.

Aunque se entiende el malestar de la también sobrina de Rocío Bárcena —titular del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores  en el DF— contra Luna Estrada por no darle el juego político que cree merecer, con sus declaraciones se metió entre las patas de los caballos y, sin querer, le pegó a Mancera, que es quien la cobija.

Quizá por ello luego de ese boletín, acusando de “represor” al gobierno, guardó silencio y nada ha dicho del tema.

El otro que se quiso subir al barco es el también diputado Eduardo Santillán, exjefe delegacional de Álvaro Obregón, quien se le ha ido al cuello a su exjefe Luna Estrada —quien prácticamente lo hizo—, queriendo armar un linchamiento.

Y ahí sí lo de Lalito es penoso, pues durante sus tres años de gobierno no se le recuerda obra alguna. Incluso hay registros de que los pobladores le pidieron realizar el mismo proyecto que hoy critica —y que por cierto viene de muchos años atrás—, pero que le dio frío y mejor pactó con los piperos para que siguieran vendiendo el agua a la comunidad.

Si lo de Polimnia tendría su justificación en que quiere acomodarse para ver si liga una curul en San Lázaro, luego de que deje la ALDF, y en que Luna Estrada sólo la ha estado vacilando, lo de Santillán sí es como para pensar un poquito más.

Y es que independientemente de que esté peleado a muerte con su exjefe, quien lo redujo prácticamente a cero en la delegación, ambos son de la tribu IDN y reportan al mismo jefe, quien debe estar contento por la riña interna —le encanta dividir—, pero que si se excede puede perder a quien tiene el control del territorio.

Como quiera, con el escándalo, los únicos que ganan son los piperos y quienes pierden son los pobladores.

CENTAVITOS… Donde también hubo más ruido que nueces fue en Cuajimalpa, pues resulta que el uso de la bandera nacional con el nombre de la delegación está permitido desde 1985 y al menos los últimos cinco delegados la han usado en actos oficiales y fotografías. El fin de semana, se difundió por redes una foto del delegado Adrián Rubalcava con la bandera nacional modificada, como fondo, y todo mundo lo atacó por violar presuntamente la ley. Adrián demostró que nada de ilegal hay en ello y que a quien no le guste podrá seguirlo criticando, pero que de ninguna manera es ilegal. Rubalcava tiene razón al preguntar por qué no se criticó en 2000 a Francisco de Souza; en 2003 a Ignacio Ruiz y en 2006 a Remedios Ledesma, todos exdelegados perredistas, y en 2009 al panista Carlos Orvañanos, si todos usaron la misma bandera.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red