Bejarano detona los trancazos

Mucho se ha hablado de que ahora sí el de las ligas será destruido.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 16/05/2014 00:00
Bejarano detona los trancazos

Ante la evidente decadencia en la ciudad y la cercanía de los procesos internos del partido, René Bejarano ha iniciado una serie de ataques a las delegaciones del DF identificadas con Los Chuchos, donde no tiene chance de entrar, a fin de desestabilizarlas.

Primero fue Coyoacán, donde el de las ligas desató una ofensiva contra el delegado Mauricio Toledo para moverle el tapete y obligarlo a ceder la silla a la diputada Ariadna Montiel, secretaria de la Comisión de Gobierno de la ALDF.

Utilizó un video —él sabe del asunto— para chamuscar a Nelson Toledo, hermano incómodo del delegado, a fin de desactivarlo como posible contralor del Instituto Electoral del DF y debilitar a Mauricio rumbo a las elecciones internas.

Aún se relamían las heridas por lo de Coyoacán Los Chuchos cuando el miércoles IDN le reventó un escandalito a la delegada en Gustavo A. Madero, Nora Arias Contreras, para hacerla pasar como represora por liberar las calles donde acamparon bejaranistas al mando de la diputada Yuriri Ayala.

El golpe, por supuesto, fue para el grupo hegemónico que encabeza el diputado Víctor Hugo Lobo Román, que ha reducido a Bejarano prácticamente a nada en ese territorio, por lo que ahora es hostigado.

Por querer hacerle un plantón en la colonia Nueva Tenochtitlán, al estilo del que paralizó tres meses Reforma en 2006, Lobo calificó a Bejarano como una copia pirata de Andrés Manuel López Obrador, de quien fue secretario particular en el GDF.

También lo calificó de “faccioso”, “corrupto”, “nepotista”, “delincuente”, “traficante”, “perverso” y algunas lindezas más, y lo acusó de haberse aliado con “el corrupto” exdelegado Francisco Chíguil, a quien señaló como responsable de la tragedia del News Divine, donde murieron 12 personas en 2008.

Y de todo eso seguramente tiene razón, pero lo que Lobo y todos los que reniegan del profesor de las ligas es que fueron precisamente los perredistas quienes permitieron que este oscuro personaje regresara incluso a los cargos de dirigencia.

¿Qué no le hicieron los honores para aceptarlo de nuevo e incluso cederle el presídium en algunos actos de altura?

Lobo es de los pocos que ha enfrentado a Bejarano y lo ha sometido en GAM, donde el de las ligas ni siquiera puede entrar —y eso que es de ahí—, al grado que IDN no puede juntar ni 100 personas en un mitin, pero no se ha atrevido a dar el siguiente paso.

El legislador habla de que la verdadera izquierda progresista de la ciudad busca erradicar a personajes tan desprestigiados como el esposo de Lola Padierna, pero la realidad es que le siguen dando posiciones clave en la ALDF y el propio gobierno de la ciudad.

Mucho se ha hablado de que ahora sí el de las ligas será destruido, y efectivamente se ven señales de ello, pero a la mera hora sus adversarios dejan aflorar sus dudas y todo queda en stand by.

Lo cierto es que después de estos ataques, la presión para arrinconarlo va a ir en aumento y tendrán que ir por él antes de que arranque el año electoral o sufrirlo de nuevo.

Porque nadie cree que después de lo ocurrido se les verá en la misma mesa negociando con él y dándose la mano, ¿o sí?

CENTAVITOS… Dicen que lo prometido es deuda y el GDF cumplió con su palabra de que la sangre no llegaría al río durante las manifestaciones de ayer de la CNTE. Quienes esperaban un día caótico —que era la mayoría de la población—, se llevaron la sorpresa de que el área de Concertación Ciudadana que le reporta a Héctor Serrano, secretario de Gobierno, no sólo controló a los maestros, sino que, incluso, logró disuadirlos para que no llegaran al Zócalo; punto para Mancera… Y hablando de IDN, el martes pasado en Revolución y Eje 10, frente a la Torre Murano, Alejandro Fernández, Agustín Torres y José Luis Muñoz anunciaron a Bejarano que tenían un acuerdo para que el veterano Muñoz fuera delegado; Torres, legislador federal, y El Potrillo, local. Se les olvidó incluir en el paquete a Roberto El Gordo López, con quien se supone ya tenían pacto.

Comparte esta entrada

Comentarios