Apuesta PRD a desgaste del PRI

Los perredistas no son para nada ajenos a las corruptelas en el IEDF...

COMPARTIR 
Adrián Rueda 16/04/2014 00:23
Apuesta PRD a desgaste del PRI

Tan mal se sienten en el ánimo de los electores, que los perredistas del DF están apostando su resto a capitalizar el escándalo del PRI capitalino para tratar de reposicionarse en la ciudad, cosa que, por cierto, se ve bastante difícil.

El hecho de que estén enfocando todas sus baterías en contra de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre no los eximirá de las corruptelas de los propios perredistas, que lo mismo en delegaciones que en dependencias y puestos legislativos cometen.

Una preocupación grande que traen los amarillos es la división interna que se vislumbra en su partido, pues temen fugas de militantes hacia otras fuerzas políticas como Morena, Movimiento Ciudadano, PT e incluso hasta al mismo PRI.

Antes del asunto de Gutiérrez de la Torre, los tricolores y el PAN habían logrado un acercamiento interesante para ir de la mano en las zonas donde el PRD y, en general, la izquierda es más vulnerable.

Eso incluía no solamente delegaciones políticas, sino distritos locales y federales que están en posibilidad de recuperar ante la inminente debacle perredista.

Por eso quieren ver en el tropezón tricolor la posibilidad de desviar los ojos de la corrupción hacia el PRI y asumirse de nuevo como la fuerza dominante, pero en realidad hay malas noticias para ellos.

Si creían que con la caída de Cuauhtémoc los acuerdos de lo que El Peje llama PRI-AN están sepultados, se equivocan y por una sencilla razón: las pláticas no las llevaba Gutiérrez de la Torre, sino en realidad un enviado del CEN.

En las pláticas con el líder panista capitalino Mauricio Tabe, y el jefe político real de los albiazules, Jorge Romero, siempre estuvo el exgobernador tabasqueño, Manuel Andrade, delegado del CEN del PRI en el DF.

Y esto puede tener dos lecturas: la primera es que, aunque ya no esté el ahora exlíder del tricolor capitalino en la mesa, los acuerdos se mantienen con la presencia de Andrade; la segunda, y quizá la más importante, es que por eso mismo traen la bendición del PRI  nacional.

Así que la apuesta de los perredistas a que el desgaste tricolor echaría abajo su alianza con los panuchos no les resultará, y más vale que se pongan a trabajar si no quieren ser barridos el año entrante.

Porque salvo honrosas excepciones, sus gobernantes han resultado un fiasco, lo cual, por supuesto, ha acabado de golpear la imagen de ese partido, la que, por cierto, desde hace ya mucho tiempo es muy mala.

El PRD ha corrompido no solamente las instancias de gobierno en delegaciones y dependencias de la administración capitalina, sino en tribunales y órganos supuestamente autónomos, donde las tribus tienen las manos metidas.

Los perredistas no son para nada ajenos a las corruptelas en el Instituto Electoral del DF; el Tribunal Electoral capitalino, el Tribunal Superior de Justicia del DF, Asamblea Legislativa  y todas las instancias que tengan que ver con transporte, seguridad, procuración de justicia, comercio, vivienda y lo que se acumule.

Así que más que apostarle al desgaste de sus opositores, los del sol azteca deberían apostar a limpiar la casa y echar a todas las ratas que tienen adentro; de lo contrario ni todo el descrédito de sus adversarios los hará mantenerse en el poder.

CENTAVITOS… Y hablando de escándalos, ya va más de un mes con el asunto de la Línea 12 y éste nada más no baja de tono; por el contrario, entre más le rascan más pus sale, y Marcelo Ebrard —otro perredista— queda más chamuscado… ¿Alguien se ha dado una vuelta últimamente por las ciclopistas de la Miguel Hidalgo? Porque a diferencia de otros lados, las organizaciones vecinales están más que contentas con las obras de la delegación, pues dicen que además de ser vías alternas para transportarse con rapidez y seguridad, su ambientación e iluminación ha traído una mayor integración de las familias y una baja en los índices delincuenciales.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red