¿Habrá en serio reforma del DF?

Parece que los senadores se volvieron a cotorrear a las autoridades capitalinas...

COMPARTIR 
Adrián Rueda 31/03/2014 00:13
¿Habrá en serio reforma del DF?

A finales del año pasado había gran alboroto en la ciudad, pues los jerarcas del gobierno federal le habían prometido a Miguel Ángel Mancera y sus muchachos que 2013 sería el año de la tan ansiada reforma política para la capital de la República.

Todos andaban contentos e incluso dejaron pasar las controvertidas reformas legislativas del presidente Enrique Peña Nieto, pues se daba por hecho que había un acuerdo para que cada quien avanzara en sus cosas.

Casi terminaba el año cuando Mancera fue informado que, “por falta de tiempo”, los legisladores federales ya no tendrían chance de discutir y aprobar la reforma del Distrito Federal, pero que no se descartaba incluso un periodo extraordinario para cumplir.

Nada de eso ocurrió y entonces se dio como nuevo plazo el inicio del primer periodo de sesiones de este 2104; incluso se prometió que sería uno de los primeros temas en la agenda legislativa del Senado de la República, que fungirá como cámara de origen.

A principios de marzo, Mancera llamó a reunión emergente a todos los delegados, dirigentes políticos y funcionarios capitalinos, para informarles que iría al Senado a cabildear personalmente la iniciativa, pues le habían dado señales que se subiría al Pleno.

La reunión se llevó a cabo en el edificio del GDF e incluso los delegados externaron su preocupación por algunos puntos que pudiera contener la iniciativa, sobre todo en lo referente a la intención de la oposición de crear una especie de cabildos en las delegaciones.

Eso no les gustaba a los perredistas, pues significaría dejar que sus opositores pusieran un pie dentro de su territorio delegacional, desde donde se podrían convertir en una especie de caballitos de Troya para después, lanzarse por la delegación completa.

Todos hablaron y, un día después, Mancera fue recibido por los coordinadores de las fracciones del PRI, PAN y PRD en la Cámara Alta e incluso el priista Emilio Gamboa declaró que en cuestión de días iniciarían su discusión.

Se anunció que, a más tardar, en la segunda semana de marzo los senadores analizarían la reforma y que en este mismo periodo sería publicada, por lo que no se descartaba incluso que el DF tuviera su propia Constitución a finales de este año.

Hoy termina el mes y nada de nada, parece que los senadores, incluyendo a los del PRD, se volvieron a cotorrear a las autoridades capitalinas, que siguen esperando a ver cuándo les cumplen... si es que les van a cumplir.

Senadores como Mario Delgado, presidente de la Comisión del DF y que supuestamente tendría que ser uno de los principales impulsores, anda más preocupado porque no lo vayan a salpicar con el fiasco de la Línea 12 del Metro que con hacer la tarea.

Y es que si quieren que para 2015 haya algún cambio en la estructura política de la ciudad, la reforma tendría que ser publicada a más tardar en junio... aunque a lo mejor, ni el propio PRD quiere.

CENTAVITOS… En un auténtico destapadero se convirtió el informe legislativo del diputado perredista Alejandro El Chino Robles, quien el sábado pasado levantó la mano en Huayamilpas para llegar a Coyoacán, en caso de que su colega Valentín Maldonado no pueda por cualquier razón. Y es que en el informe de uno de los llamados tomatitos cherry, su jefe, el delegado Mauricio Toledo, destapó a Polimnia Romana para Álvaro Obregón y a Carlos Hernández para Tlalpan. Además, Toledo aprovechó para atizarles a los panistas Priscila Vera y Edgar Borja, convertidos para él en una piedra en el zapato, diciendo que lo obligan a distraer recursos para responder a sus tonterías... Cosas de la vida, el fin de semana, el también perredista Víctor Hugo Romo entregó obras y, lejos de atacar a sus adversarios políticos, los invitó a la inauguración de la ciclovía en San Miguel Chapultepec. Además de Romo, ahí estuvieron las panistas Gabriela Salido y la propia Priscila Vera, e incluso la escritora María Luisa La China Mendoza. O sea, más que un acto de movilidad, en Miguel Hidalgo hubo un acto de pluralidad.

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red