Ruega Ebrard por ir a la ALDF

Los que saben del asunto dicen que ni locos le darán un foro de ese tamaño...

COMPARTIR 
Adrián Rueda 25/03/2014 00:05
Ruega Ebrard por ir a la ALDF

Quienes creen que a Marcelo Ebrard le incomodaría asistir a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a declarar sobre la Línea 12 se equivocan, el exjefe de Gobierno pide de eso su limosna; que ni se haga ilusiones.

Algunos diputados han mencionado que aunque ya no sea funcionario, sería bueno que Ebrard fuera citado por la comisión investigadora que analiza el fiasco de la megaobra de su sexenio, que mantiene sin servicio a medio millón de personas al día.

Aunque en teoría Marcelo tendría que comparecer, incluso en calidad de civil, los que saben del asunto dicen que ni locos le darán un foro de ese tamaño para decir su verdad y defenderse del juicio mediático por el que fue condenado.

Para la gente de a pie, el exfuncionario es el responsable de haber defraudado a millones de capitalinos con su faraónica obra que ahora está paralizada y que nadie sabe para cuándo se pondrá de nuevo en marcha, así que ya ni moverle.

Citarlo a que dé explicaciones significaría darle oportunidad de defenderse, y eso no conviene a sus enemigos, que lo ven como un cadáver político que deambula pensando en un milagro para llegar a 2018.

A estas alturas del partido, está cada vez más claro que el exjefe de Gobierno no tuvo reparo en jugar a la ruleta rusa con los habitantes de la ciudad que utilizan el Metro, arriesgándolos a un accidente fatal, con tal de inaugurar su faraónica obra.

Claro que Miguel Ángel Mancera no puede confiarse, pues Marcelo es un enemigo peligroso, sobre todo si se siente acorralado.

Ya lo dejó en claro al cilindrear a Enrique Horcasitas, director del Proyecto Metro, que fue destituido por las serias sospechas de que se coludió con el consorcio constructor de la Línea 12 del Metro para verle la cara a los capitalinos.

Fue notorio el activismo de Marcelo a través del exfuncionario con las empresas ICA, Carso y Alstom, a las que benefició con el multimillonario contrato de construcción, para que intentaran culpar de todo a Joel Ortega, actual director del Metro.

Quizá pensó que echándoles encima a esos monstruos de la construcción, tanto Mancera como Ortega lo pensarían mejor, pero a Ebrard le salió el tiro por la culata, pues el GDF ya dejó claro que no tiene problema con esas empresas, sino con esta obra en particular.

Y como los hombres del dinero no se pelean con su bolsillo y menos con un cliente que les ha dado a ganar tantos millones, pues ya buscan arreglarse y dejar a Marcelo a su suerte.

Por eso es que Ebrard ruega porque lo inviten a la ALDF.

CENTAVITOS… En la ALDF comentan que la que se está pasando de la raya es la perredista Ariadna Montiel, y no sólo porque se pone nena si ponen el aire acondicionado, a pesar de los calorones y todos se amuelan, sino porque los espectaculares de su informe legislativo siguen vigentes en calzada de Tlalpan. Aunque los maloras comentan que más que denunciarla por actos anticipados de campaña, a lo mejor lo tienen que hacer por robo de identidad, pues la de la foto de los espectaculares no se parece en nada a la legisladora. Qué malvados quienes no la quieren... Luego de los acontecimientos violentos que dejaron varios policías heridos en el estadio Jalisco, algunos se preguntan qué pasaría con la iniciativa de Ley de Estadios que el diputado Eduardo Santillán prometió sacar adelante luego de la invasión de aficionados al Estadio Azul. Parece que a los legisladores sólo les gusta montarse en los temas de moda para salir en la foto y, después, se olvidan del tema... Por cierto, ¿qué hacían los legisladores Mario Delgado y Vidal Llerenas en el desangelado acto del fin de semana de El Peje en Colima, donde además de ellos dos, se juntaron otras 20 personas? Como ven que en el PRD ya se apestaron, junto con su jefe Marcelo, seguro buscan un salvavidas, aunque sea en Morena, con tal de no quedarse chiflando en la loma.

Comparte esta entrada

Comentarios