Espanta a PRD Reforma del DF

Quizá hubieran deseado que les dieran acceso al dinero y ya.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 21/02/2014 00:00
Espanta a PRD Reforma del DF

Cuando en el PRD deberían de estar brincando de gusto ante la inminente aprobación de la Reforma Política del Distrito Federal —uno de sus viejo anhelos—, las tribus amarillas andan todas espantadas ante los alcances que podría tomar el nuevo ordenamiento.

Una de las banderas que han ondeado los perredistas, incluso antes de su llegada al gobierno capitalino, en 1997, ha sido el trato inequitativo que los habitantes de la capital reciben de la Federación por no tener las características de un estado.

Hace 17 años el entonces presidente Ernesto Zedillo dio el primer paso e impulsó las reformas para que los ciudadanos del DF pudieran elegir en las urnas a sus delegados y jefe de Gobierno; antes los designaba el presidente en turno.

Fue un gran avance, pero no suficiente, pues la capital no tenía autonomía para nombrar a sus autoridades en materia de Seguridad y Justicia, endeudarse o tener su propio congreso local, entre otras cosas.

Los perredistas insistieron en que a la capital se le diera trato de estado y a las delegaciones de municipios, con autonomía para administrar sus recursos, por una razón muy poderosa: el dinero.

Lo que en realidad querían —por cierto con toda justicia— era que el DF pudiera acceder a los millonarios recursos del Ramo 33 y que las delegaciones recibieran igualmente los apoyos a los que los municipios tienen derecho por ley.

Sin haberse aprobado aún la Reforma Política del DF, Miguel Ángel Mancera logró que la capital accediera este año a esos recursos y a un millonario “fondo de capitalidad”, lo que si bien fue una victoria no lo dejó satisfecho.

Y es que la gran bandera sexenal del jefe de Gobierno es darle al DF su propia Constitución Política, su propio Congreso y una real autonomía. Mancera quiere pasar a la historia como el hombre que regresó sus derechos políticos a los capitalinos.

Ahora que el sueño de la izquierda está a punto de hacerse realidad, en el PRD cunde una gran preocupación: la nueva figura jurídica de las delegaciones políticas, pues en la actualidad los delegados se mandan solos, son caciques sin contrapeso alguno y actúan como virreyes.

Pero si en la Reforma Política se les da trato de municipios tendrían que aceptar la conformación de cabildos, en los que por ley tendría cabida la oposición a través de la figura de síndicos o una similar, y eso no les agradaría nada.

Primero, porque un cabildo tendría que aprobar las decisiones de la autoridad local, pero lo más importante es que los síndicos o concejales se convertirían en “caballitos de troya” de la oposición, pues pondrían un pie dentro de la delegación.

En la actualidad hay delegaciones donde no se mueve una hoja si el delegado no lo autoriza y mucho menos entra alguien que no sea de la tribu. Si eso cambia, la oposición podría entrar a las entrañas delegacionales y desde ahí asaltar la plaza.

Los próximos días serán clave para la reforma, pues el PRD procurará que a las delegaciones lleguen los millones de pesos, pero no los controles; la oposición —sobre todo el PRI— buscará los huecos por dónde meterse.

Quizá los perredistas hubieran deseado una simple reforma administrativa que les diera acceso al dinero y ya, y no una reforma política de fondo que puede acabar convirtiendo su sueño en una pesadilla.

CENTAVITOS… Bien dicen que hasta entre los perredistas hay clases, pues mientras López Obrador se internó en uno de los hospitales más caros del país por un infarto, el diputado perredista Roberto El Gordo López, fue atendido del mismo mal en el Hospital General de Tláhuac, de donde salió bien… En más de cochineros perredistas, la diputada Aleida Alavez, que dice ser la consentida del profesor, paga 300 pesos por barda pintada a su favor en Iztapalapa. Dicen que la señora ofrece propina extra si la pinta es sobre los anuncios con que su colega Dione Anguiano promociona su módulo de atención. Seguro Aleida actúa sin temor al IEDF, pues a la presidenta de ese organismo, Diana Talavera, la sientan a su lado en los informes de los diputados de IDN.

Comparte esta entrada

Comentarios