El héroe antiinfluenza II

Pese al aumento de casos, insisten en que no hay riesgo de epidemia.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 30/01/2014 00:59
El héroe antiinfluenza II

El crecimiento de los casos de influenza en el país, que incluso ha ocasionado ya varias muertes, tiene inquieta a la población que recuerda cómo en 2009 se tuvo que frenar incluso la actividad económica para evitar una epidemia mortal.

A pesar del aumento de casos, las autoridades federales insisten en que no existe el riesgo de epidemia y hay que creerles, por una sencilla razón: con ellos colabora Armando Ahued, secretario de Salud del DF.

¿Y qué tiene esto que ver? Pues que el doctor Ahued fue quien en 2009 alertó sobre un nuevo y agresivo virus detectado en el sur de la Ciudad de México, y que en menos de dos semanas había causado ya varias muertes.

Luego de mandar pruebas a laboratorios de Atlanta, los más avanzados del mundo en la materia, el secretario de Salud capitalino supo de la peligrosidad del bicho, para el cual no había cura conocida, era mortal, altamente contagioso y podía devastar no sólo al DF, sino al mundo.

Con esos datos Ahued pidió cita con Marcelo Ebrard, entonces jefe de Gobierno, a quien informó que millones —no miles— de personas podrían morir a consecuencia de esta nueva forma de gripe.

Dejando de lado sus diferencias políticas, Ebrard le ordenó poner al tanto a las autoridades federales para que el presidente Felipe Calderón pudiera tomar las medidas necesarias.

Así ocurrió y el gobierno, a riesgo de dañar la economía del país, lanzó una alerta internacional que permitió lograr el apoyo de la Organización Mundial de la Salud para la elaboración de una cura; se logró y se salvaron millones de vidas.

Para ello Ahued tuvo que empujar antes medidas extremas en el DF que incluyeron el cierre de escuelas, cines, restaurantes, antros y centros de reunión, que paralizaron durante varios días la economía en la capital del país.

El doctor quedó como el héroe —reconocido incluso por el gobierno federal— que evitó una tragedia de dimensiones históricas.

Si alguien sabe del tema es Ahued, que aunque es funcionario del DF, está colaborando con sus colegas federales; los informes al respecto son absolutamente confiables.

Por eso, si en estos momentos el funcionario apoya la opinión de sus colegas de que no hay epidemia, hay que creerle, pues ya demostró que si existiera peligro no dudaría en recomendar medidas extremas para preservar la vida humana.

CENTAVITOS… Un nuevo revés le espera al consejero Manuel Fuentes en la demanda de amparo que su exesposa María del Rocío Zamora López presentó contra la Asamblea Legislativa por la elección de Perla Gómez Gallardo como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del DF.  El juez desechará la demanda por una sencilla razón: la demandante, presidenta del Bufete Jurídico Tierra y Libertad que postuló a Fuentes como candidato a ombudsman, firmó la demanda como María del Rocío Bárbara Zamora López, que no es su nombre oficial, pues le agregó lo de Bárbara y por eso carece de identidad legal para demandar. Cómo es posible que esta pareja cometa errores de primaria cuando presume doctorado en leyes. A sus compañeros le parece desleal que Fuentes intente desprestigiar a la CDHDF, pero que se mantenga ahí; la pareja no sólo pasa por tonta, sino que deja en claro que se mueve solamente por ambiciones personales… A pesar de su fúnebre corbata negra, que contrastaba con el colorido de las de sus importantes invitados, Víctor Hugo Romo mostró músculo en su primer Informe de Gobierno, pues convocó a todas las corrientes del PRD —cosa no muy fácil—, a las dirigencias local y federal de su partido, a representantes históricos como Ifigenia Martínez y Porfirio Muñoz Ledo, y al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Pero además de la izquierda, el bicidelegado tuvo el apoyo de líderes parlamentarios, legisladores de oposición, famosos como Carmen Salinas —chile de todos los moles— y deportistas como Gerardo Torrado, mediocampista del Cruz Azul, lo que le dio un toque de show al evento, muy acorde con el delegado.

Comparte esta entrada

Comentarios