¿A quién afecta el infarto?

Todo mundo está pendiente de la suerte que corra AMLO.

COMPARTIR 
Adrián Rueda 06/12/2013 01:32
¿A quién afecta el infarto?

Aunque todo parece indicar que Andrés Manuel López Obrador librará sin problema el infarto que lo mantiene hospitalizado en una institución privada, el incidente puso de cabeza a aliados y enemigos, pues nadie está preparado para su ausencia.

Entre tantas interrogantes desatadas por el repentino mal, la principal pregunta que se hace todo mundo es ¿a quién beneficia y a quién perjudica el padecimiento del tabasqueño?

En primer lugar perjudica, desde luego, al propio Peje que se tuvo que bajar del caballo justo cuando iba a iniciar la carrera en contra de la reforma energética, que quería encabezar como llanero solitario, por lo cual el movimiento queda acéfalo en el arranque.

Aunque algunos dicen que el infarto podría ser motivo para que ganara más simpatías, a otros les suena ilógico, porque si por algo creció López Obrador fue precisamente por saberse victimizar, pero en contra de la mafia del poder, no contra los males de su cansado cuerpo.

Le perjudica porque después de haberse infartado ya nadie piensa que tendrá fuerzas para pelear la candidatura presidencial en 2018, y porque si bien su mal causa preocupación entres sus seguidores, genera lástima entre la población, lo cual es un signo de debilidad.

El infarto perjudica igual a los parásitos que lo siguen, pues Morena sin su líder no representa nada y vividores como Martí Batres, Ricardo Monreal o Andresito Jr., el hijo del tabasqueño, tendrán que buscar un trabajo para mantenerse porque estarán fuera del espectro político de primer nivel.

Otro afectado podría ser Marcelo Ebrard, que sin la presencia de López Obrador no tendría manera de entrar a Morena como opción, sobre todo porque entre sus agravios está el haber corrido de su gobierno a Batres, actual líder formal del movimiento.

Tampoco a Miguel Ángel Mancera le conviene mucho que El Peje salga de acción, ya que el tabasqueño ha significado un gran aliado para contener a la tribu perredista de IDN, con la que ambos están peleados a muerte.

Por otra parte, entre los beneficiarios de la ausencia de Andrés Manuel se puede contar a Los Chuchos, que ya sin la sombra del tabasqueño podrían acaparar las protestas contra las reformas legislativas, para después convertirlas en negociaciones.

Por eso es que todo mundo está pendiente de la suerte que corra el de Macuspana, porque para bien o para mal serán afectados.

CENTAVITOS… A un año de haber sido elegido como jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera sigue teniendo una gran convocatoria y así lo dejó claro en el evento de ayer celebrado en el Auditorio Nacional, que lució abarrotado. Fue un evento bonito, moderno, bien organizado, que sirvió un poco para disfrazar la carencia de un discurso que en definitiva marque la línea que seguirá su administración, que finalmente es lo que interesa a la ciudadanía… Dicen las malas lenguas que el zafarrancho que se armó hace unos días en Cuajimalpa durante el informe del diputado federal por Venustiano Carranza, Luis Ángel Espinosa Cházaro, tiene como fondo la lucha interna de las tribus del PRD por el control del partido. Que como el asunto se les salió de control a los amarillos, quisieron culpar de la violencia al delegado priista Adrián Rubalcava, a quien los perredistas consideran un porro. No esperaban que su ex aliado los fuera a demandar por calumniosos... Un mensajito le mandó la diputada priista Alejandra Barrios Richard a su colega del PRD Agustín Torres, quien iba a presentar una iniciativa para regular el ambulantaje. La legisladora le mandó a cercar la ALDF y calles circunvecinas como advertencia de que pensara mejor las cosas antes de subir la iniciativa; el miedo llegó más allá de Torres, pues los diputados decidieron cancelar la sesión y presentarse hasta el martes. Este sí es cerco, se oyó en los pasillos.

Comparte esta entrada

Comentarios