“Despertar al México bronco”

En memoria de Carlos Fuentes.

COMPARTIR 
José Cárdenas 16/05/2012 00:00
“Despertar al México bronco”

La cita, de tantas repeticiones, ha perdido importancia… y contexto.

La advertencia fue hecha hace 34 años por Jesús Reyes Heroles.

“Pensemos precavida y precautoriamente que el México bronco, violento, mal llamado bárbaro, no está en el sepulcro; únicamente duerme. No lo despertemos (porque) todos seríamos derrotados.”

Sin embargo, ese “México bronco” no sólo despertó sino que siguió fortaleciendo su capacidad destructora… con los años del sueño prolongado…

–¿Cuántos años estuvo dormido?

–Muy pocos, en verdad.

Hoy, como si miles de muertes violentas no significaran gran cosa, también podemos mirar la euforia de linchamientos con carteles de “Te odio” (y gritos de “Asesino”) enarbolados por estudiantes de escuelas superiores.

Eso también es expresión del México bronco.

Por eso resulta muy grave y peligroso el uso de la propaganda política con la violencia y el crimen como argumentos de campaña electoral… y tanto, que encienden los desánimos juveniles sobre todo en la Ibero… pero también en la La Salle y la Autónoma de Querétaro.

Es preocupante que los estudiantes exhiban pancartas y gritos sin otro argumento que su odio personal hacia los candidatos. Si en este caso fueron Peña Nieto o Josefina o Quadri, peor para ellos.

Si esa es toda la capacidad de argumentación o de oposición, entonces estamos hundidos en el peor de los mundos. Cuando no se puede pensar, disentir, criticar; ni siquiera insultar, sino nada más exhibir una biliosa condición personal en colectivo, el asunto está peor de lo supuesto… por mucho que los gritones de la Ibero —por ejemplo— rechacen ser porros cilindreados.

Pero mientras esas cosas suceden en instituciones académicas a las cuales acuden jóvenes privilegiados, en otras latitudes infames aparecen los cuerpos despedazados de muchos otros mexicanos.

Esta vez, en Cadereyta, medio centenar de torsos y cabezas, brazos y troncos, en un reguero de infamia difícilmente imaginable.

–¿Quienes destazaron a esos infelices les habrán dicho antes  de asesinarlos, te odio?

–No lo sé… y nadie podrá nunca conocer los sentimientos profundos de un país donde la vida humana vale poco más que nada; donde el odio se puede proclamar como una virtud heroica; donde la disidencia se convierte en violencia, así sea sólo verbal… por ahora.

El México bronco no está dormido.

Nos lo quiso enseñar Octavio Paz… y pocos lo entendieron.

MONJE LOCO: Andrés Manuel López Obrador, candidato de las izquierdas, estuvo presente a través de una videograbación en el inicio de la campaña de Arturo Núñez en Tabasco… tal y como ocurrió con Miguel Ángel Mancera en el DF. Andrés Manuel no acude cuando debe. Prefiere enviar su imagen a las pantallas. “Cada día la situación está peor a causa de los mismos gobiernos que han saqueado el presupuesto”, dijo. Y el Monje Loco se pregunta: ¿Quiere AMLO ser nada más otra estrella de pantalla? –Nadie sabe, nadie supo…

                josecardenas@me.com

                Twitter: @JoseCardenas1

Comparte esta entrada

Comentarios

Lo que pasa en la red