Secretaría de Gobernación apuesta a policía disuasiva

La dependencia impulsará prevención del delito, el combate de adicciones y más participación ciudadana

COMPARTIR 
27/12/2012 02:54 
Agencia Foto
Miguel Ángel Osorio Chong, titular de la Segob, se reunió con la bancada del PRD en el Senado. Lo flanquean Dolores Padierna y Luis Miguel Barbosa. Foto Quetzalli González

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de diciembre.- La Policía Federal realizará operativos para la prevención y disuasión del delito, a fin de que su trabajo no sea sólo de represión de actos criminales, aseguró el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a 21 de los 22 senadores del PRD con quienes se reunió el 20 de diciembre para detallarles la estrategia de seguridad del presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con datos obtenidos por Excélsior,  Osorio Chong insistió a los legisladores que el gobierno federal impulsará acciones para la prevención del delito, el combate a las adicciones, el rescate de espacios públicos, así como la promoción de proyectos productivos para fortalecer la participación ciudadana, que se conjugará con una política que ponga freno u obstaculice las actividades criminales y reduzca la violencia.

Además, mantendrá atención especial al ataque de la delincuencia organizada del narcotráfico, pero también a temas como el homicidio, el secuestro y la extorsión, porque son considerados como de alto impacto.

Policía Federal será disuasiva: Osorio

La Policía Federal realizará operativos para la prevención y disuasión del delito, con el fin de que su trabajo no sea solamente de represión de actos criminales, aseguró el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, a 21 de los 22 senadores del PRD, a quienes detalló la estrategia de seguridad propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con información recabada por Excélsior, el titular de la Secretaría de Gobernación les insistió a los legisladores federales que el gobierno de Peña Nieto impulsará acciones para la prevención del delito, el combate a las adicciones, el rescate de espacios públicos y la promoción de proyectos productivos para fortalecer la participación ciudadana, que se conjugará con una política que ponga freno u obstaculice las actividades criminales y así poder reducir la violencia.

La reunión de Miguel Ángel Osorio Chong con los senadores del PRD, encabezados por su coordinador, Luis Miguel Barbosa, se realizó la semana pasada, el 20 de diciembre, y duró cerca de dos horas.

Ahí los legisladores de izquierda insistieron al titular de Gobernación en que no permitirán que en aras de combatir al crimen se utilicen los cuerpos de seguridad policiaca para la represión política.

A esa reunión acudieron todos los senadores del PRD, con excepción de Lorena Cuéllar. Así, estuvieron presentes 21 de los 22 legisladores, y todos participaron en la charla, de acuerdo con el relato recabado por este diario.

Entre los puntos que llamaron la atención de los legisladores, de las respuestas ofrecidas por Osorio Chong, está que el gobierno de Enrique peña Nieto mantendrá atención especial al ataque de la delincuencia organizada y el narcotráfico, pero también a temas como el homicidio, el secuestro y la extorsión, porque son considerados de alto impacto y que afectan de manera considerable a la población.

Según los legisladores, Miguel Ángel Osorio Chong, quien estuvo acompañado por Felipe Solís Acero y Luis Miranda, les indicó que el gobierno federal busca aplicar acciones eficaces para combatir a los grupos delictivos, que hasta ahora han extendido sus actividades en diferentes zonas del país.

Puso énfasis en que lo anterior lesiona de manera grave las actividades productivas y la vida cotidiana de los mexicanos; por eso consideró fundamental contar con la colaboración de la gente para concretar con éxito los planes.

Los legisladores consultados precisaron que el titular de la Secretaría de Gobernación no dio detalles, porque uno de los puntos de éxito en la aplicación de esta política es el factor sorpresa, pero les adelantó que habrá acciones para la prevención del delito, la participación ciudadana y la recuperación de la cultura de la legalidad.

De igual forma, se utilizarán con mayor fuerza los instrumentos jurídicos nuevos, como el combate al lavado de dinero.

Les reiteró que habrá operativos conjuntos en zonas específicas, pero ninguno sin la petición expresa de los gobiernos estatales y municipales; de manera semejante, se mantendrá el esfuerzo de depuración y la profesionalización de las corporaciones policiacas.

Les explicó que la Secretaría de Seguridad Pública federal realizará operativos de prevención y disuasión del delito en las distintas regiones y zonas del país, y les explicó que habrá un esfuerzo para mejorar los penales federales.

Será prioridad crear la Gendarmería

El nuevo comisionado de la Policía Federal, nombrado el miércoles, las prioridades y metas de la corporación tienen un responsable:

Con el nombramiento del comisionado de la Policía Federal,  Enrique Francisco Galindo Ceballos, el trabajo y la estructura de esta dependencia se enfocará a crear la plataforma para la Gendarmería Nacional, una vez que se envíe al Congreso una iniciativa de ley para modificar el actual Reglamento de la PF.

En el programa que actualmente se traza en la Policía Federal está seguir los lineamientos dados a conocer por el presidente Enrique Peña Nieto en la reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad.

Entre los objetivos está el reducir la violencia y recuperar la paz y la tranquilidad de las familias mexicanas. En particular, disminuir los indicadores relacionados con homicidios, secuestros y extorsiones.

Planeación, Prevención, Protección y respeto a los derechos humanos, Coordinación y Transformación institucional serán los ejes fundamentales que tendrá que seguir el comisionado Galindo Ceballos, además de la coordinación con las fuerzas federales y las policías estatales y municipales.

La primera tarea del nuevo funcionario, que lidera a más de 36 mil efectivos federales, será el de la prevención del delito y la participación ciudadana, para atender las causas del fenómeno delictivo y no sólo sus consecuencias; además de disminuir los factores de riesgo para alejar a las actuales y futuras generaciones de la delincuencia.

A la par, se comenzará a formar la estructura técnica y humana para la creación de la Gendarmería Nacional, que con 10 mil efectivos será responsable de fortalecer el control territorial en los municipios con mayor debilidad institucional, así como puertos, aeropuertos y fronteras.

Consultados por separado, funcionarios de la administración pasada aún en funciones coincidieron en que el nuevo comisionado de la PF debe continuar con la línea trazada por su antecesora Maribel Cervantes en los trabajos de investigación e inteligencia; además de que deberá respetar la estructura orgánica de la corporación.

Debido a que el reglamento de Ley de la Policía Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 5 de mayo de 2010, dictamina las obligaciones de los funcionarios, la nueva administración debe desaparecer antes la Secretaría de Seguridad Pública federal y transformar el reglamento de la ley respectiva.

Efectos

1.- La reunión del responsable de la política interior del país con senadores de izquierda abre la puerta a los necesarios acuerdos en materia de seguridad.

2.- Se prevé que disminuyan los índices de los delitos comunes, sobre todo de los que más afectan a la sociedad, como homicidios, plagios y extorsiones.

3.- Para la creación y el funcionamiento de la Gendarmería Nacional deben modificarse también las leyes respectivas en materia de seguridad. Se espera que el Congreso se aboque a esta tarea en enero.

Relacionadas

Comentarios