El soldado que puso a Estados Unidos contra el suelo

Luego de conocerse que es el autor de las filtraciones a WikiLeaks, el cabo podría pasar el resto de su vida tras la rejas

COMPARTIR 
23/12/2012 01:17 
El soldado que puso a Estados Unidos contra el suelo

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de diciembre.- La vida del cabo Bradley Manning es sintomática de la web 2.0. Así como la década del 70 fue marcada por “garganta profunda” y sus filtraciones a los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein que tuvieron como consecuencia el escándalo de Watergate y la renuncia del presidente Richard Nixon, Manning ha marcado la primera década del siglo XXI con sus filtraciones al sitio wikileaks.org.

Bradley Manning nació el 17 diciembre de 1987, cuando el concepto de una computadora en cada escritorio era ya una realidad.

Manning creció en el seno de una familia de cierta tradición militar en el tranquilo pueblo de Crescent, en Oklahoma, Estados Unidos. Su madre nació en Gales, Inglaterra y su padre Brian Manning se unió al ejército estadunidense desde los 19 años. La pareja Manning tuvo una hija en 1976 y once años más tarde nació Bradley.

La tranquilidad del pueblo rural donde vivía Manning lo llevó a refugiarse en el mundo de las computadoras y, de acuerdo con su padre, a los diez años ya había creado su propia página web

Su mejor amigo de la infancia, Jordan Davis, dijo en una entrevista con PBS, la televisión pública de Estados Unidos, que Manning era muy retraído y que comenzó a volverse más abierto cuando se mudó con su madre a un departamento, luego de que sus padres se divorciaran cuando él tenía 13 años.

Una de las características que marcaron desde adolescente a Manning fue que tenía un carácter explosivo y poco conformista que, en combinación con su timidez, lo llevaron a refugiarse aún más en las computadoras. Poco tiempo después se fue con su madre a Gales, pero a los 16 años regresó a vivir con su padre que se había vuelto a casar.

Expulsado

Los problemas no tardaron en surgir entre su madrastra y él, y en algún momento de crisis ella llegó a llamar al 911 al sentirse amenazada, por lo que a los 18 años Bradley Manning fue expulsado de su hogar.

Una de las razones que alienó a Manning de su familia es el hecho de que desde su temprana adolescencia definió su orientación homosexual, lo que difícilmente encajó con su padre militar.

Con una estatura menor al 1.60 metros, una complexión delgada y facciones delicadas, Manning se enlistó en el ejército a los 19 años, después de pasar los dos últimos de un lugar a otro sin poder tener un trabajo estable.

El entrenamiento en Fort Leonard Wood, Missouri, resultó muy duró para Manning debido a que recibió el rechazó unánime de sus superiores que veían en el cabo todo lo contrario a lo que debe ser un buen soldado.

Después de un entrenamiento en inteligencia en el norte de Nueva York, el cabo se convirtió en un analista.

Manning se encontraba contento con su trabajo, dado que le permitía tener incidencia en los acontecimientos debido a que constantemente era consultado por generales del ejército.

El único problema que tenía Bradley Manning era que mostraba abiertamente su preferencia sexual lo que iba en contra de la política del ejército: “don’t ask, don’t tell” que quiere decir: no digas y nadie se da por enterado.

Su vinculación con Assange

La persona que vincularía a Bradley Manning con Julian Assange en la mayor filtración de la historia fue Tyler Watkins, un estudiante de Boston, donde el cabo conoció a hackers y a estudiantes en ciencias de la computación. De ahí la conexión con WikiLeaks fue cuestión de tiempo.

Una vez que lo mandaron a Irak, Manning tuvo la oportunidad de tener acceso a archivos secretos de las operaciones militares en el país árabe.

Llevaba al trabajo un inocente CD con el título Lady Gaga, y ahí comenzó a hacer un respaldo de la información que pasaba frente a él, y como se sabe esos datos terminaron en el sitio de WikiLeaks. Se conocieron como los Iraq logs y Afganistan Logs, que contenían 91 mil 731 archivos de reportes de los soldados en esos dos países con nombres de informantes, descripción y evaluación de operaciones, entre otros detalles militares.

Además también obtuvo el video que puso a WikiLeaks en el panorama mundial, el cual consistía en un helicóptero Apache disparando en contra de un grupo de personas en Bagdad.

En el grupo había dos reporteros de Reuters y también dispararon en contra de una camioneta que trató de ayudar a los heridos, entre los que había dos niños que quedaron mutilados.

El video denominado “Asesinato colateral” causó un escándalo de grandes proporciones para el ejército de Estados Unidos que se encontraba bajo fuerte críticas por el fracaso de la estrategia militar en Irak y también en Afganistán.

Los archivos que también incluían una ficha del propio sitio WikiLeaks fueron revelados a principios de 2010 poco después de que Manning se los filtrara.

Hasta el momento no se sabe quién fue el intermediario entre Manning y WikiLeaks, o si el contacto fue de manera directa.

Lo cierto es que sin Bradley Manning, WikiLeaks no hubiera alcanzado la dimensión y alcance que le permitió cooperar con The Guardian, The New York Times, entre otros, para liberar los archivos de Irak y Afganistán.

Trabajo conjunto

Posteriormente, Manning le dio a WikiLeaks 250 mil cables del Departamento de Estado de la Unión Americana, que se convirtieron en la mayor filtración de la historia con múltiples consecuencias entre las que se incluye el rompimiento del presidente Felipe Calderón con el entonces embajador de Estados Unidos, Carlos Pascual.

Además, los cables también alimentaron la primavera árabe y en general alienaron a Estados Unidos con aliados y socios en todo el mundo.

El 20 de mayo, el soldado confesó la filtración a Adrian Lamo, un hacker denominado gray hat pues cooperaba con el FBI.

Lamo informó al FBI de la confesión, lo que resultó en el arresto del cabo el 26 de mayo de 2010. Manning fue recluido en duras condiciones en una cárcel en Kuwait y un mes después fue transferido a un centro de detención en Quantico, Virginia. Un visitador de la ONU emitió un reporte en el que consignó que se ejerció trato cruel en su contra debido a que en ocasiones lo dejaron sin ropa y cobijas durante varios días, además de que fue acosado.

En las últimas semanas comenzó el juicio contra Manning y su destino podría ser quedarse de por vida tras las rejas por haber dado a conocer los cables que pusieron a EU contra la pared.

 

Relacionadas

Comentarios