“Las consecuencias pueden tornarse muy peligrosas”

La asesora de la Cancillería para el cambio climático, Socorro Flores Liera se dijo confiada en que se mantendrá la lucha contra el calentamiento global

COMPARTIR 
29/11/2012 03:42 Ciro Di Costanzo/ Enviado
Agencia Foto
Socorro Flores, asesora de la Cancillería para el cambio climático. Foto Mateo Reyes

DOHA, Qatar, 29 de noviembre.- La participación de México en la Conferencia de las Partes de la ONU para el Cambio Climático (COP) que se lleva a cabo en Doha, Qatar, pasa por un fenómeno circunstancial curioso.

En las dos semanas que duran las negociaciones globales, la primera se realiza bajo la Presidencia de Felipe Calderón y la segunda se hará bajo la administración de Enrique Peña Nieto.

La realidad es que nuestro país ha sido respetado en este ámbito. Y es que ha realizado una labor activa en las negociaciones internacionales para entender y enfrentar el cambio climático y sus consecuencias. No es para menos. México es un país petrolero y vulnerable.

¿Qué esperamos de esta COP y cuál es la posición en que llegamos?

Platicamos con la embajadora Socorro Flores Liera, asesora de la Cancillería para el cambio climático y miembro del cuerpo diplomático, que le ha dado seguimiento al papel de México en las convenciones para el cambio climático en los últimos años.

Toma su café y se muestra optimista, aunque no oculta una incertidumbre que coincide con el ambiente generalizado.

Es diplomática de carrera y no deja de guardar ciertas formas del lenguaje diplomático, aunque se muestra franca.

Sin ambigüedades comenta que no hay duda en la ciencia. La situación del cambio climático se puede tornar de peligrosa a muy peligrosa. No pestañea al decirlo.

–¿Cuál es la visión de México en esta COP18 de Qatar?

–Estamos ahora iniciando una Conferencia de las Partes muy particular. Es una conferencia que está construyendo sobre la base de los resultados que se alcanzaron en Cancún y que se materializaron y solidificaron en la conferencia de Durban.

Y ahora estamos aquí para cerrar un ciclo e iniciar otro que nos va a llevar hacia un fortalecimiento del régimen climático, con el lanzamiento de la plataforma de Durban para la acción ampliada.

–Ya los informes científicos recientes hablan de un escenario mucho peor al que se ha estimado en los últimos años...

–Sin duda, el conocimiento del cambio climático cambia y se fortalece día con día. Creo que ahora la información científica que tenemos confirma esta información del Programa de Naciones Unidas del Medio Ambiente.

Se adiciona a la información ya de por sí preocupante que tenemos y que ha sido confirmada por una serie de instituciones científicas muy reconocidas, entre ellas el Panel Intergubernamental del Cambio Climático.

Creo que desde el punto de vista científico no hay duda de que estamos ya en una etapa en donde las consecuencias del cambio climático pueden tornarse de peligrosas a muy peligrosas, si no trabajamos de manera decidida.

Por el otro lado tenemos también una discusión muy compleja. No es tanto el reconocimiento del problema, sino del tipo de medidas y los costos de las medidas que se necesitan y su impacto en el desarrollo de los países.

El cambio climático es un tema transversal que va no solamente del medio ambiente, sino que tiene que ver con el desarrollo, con la erradicación de la pobreza, con la conservación de la biodiversidad, con la economía del país, con su competitividad, con la seguridad energética. Todas estas realidades que se conjugan en estas negociaciones, donde hay países con intereses muy diversos.

Por eso todo pequeño paso es realmente muy complicado y doloroso. Pero nosotros creo que confiamos a través de la dinámica que hemos visto y los grandes logros que hemos tenido en los últimos años, que vamos a mantener este esfuerzo.

–¿Cuáles son los pronósticos de las conclusiones?

–No creo que todavía en este momento estemos con la claridad de que en Doha se vaya a llegar a un resultado, pero confiamos en que la voluntad de las partes nos va a llevar a ello, y esperemos que la información científica reciente ayude a avanzar.

No quiero dejar una nota negativa. Creo que el hecho de que las negociaciones no estén avanzando como quisiéramos no significa que no se estén haciendo cosas para cerrar esta brecha y tratar de trabajar para estabilizar la temperatura dentro de los dos grados, que fue lo que se acordó en Cancún.

No es fácil, pero todavía tenemos oportunidad de recuperar el tiempo perdido.

–¿Cuál es la posición de México en el contexto de que hay dos gigantes, China y EU, en el que el primer contaminador, China, lucha para que EU todo pague, aprovechando su condición de “economía en desarrollo” que tenía en décadas pasadas cuando iniciaron las COP? Mientras tanto, EU lucha para no ser quien pague los platos rotos y China se ajuste a su condición actual de segunda potencia económica del mundo. En medio estamos nosotros. ¿Cómo estamos parados en términos de negociación?

–México es un país muy serio con el cumplimiento de las obligaciones internacionales que adquiere.

Cuando reconocimos que el cambio climático era un problema urgente que requería atención, se elaboró la convención y ahí se acordó que todos los países sin distinción tenían que adoptar medidas para hacer frente al cambio climático, conforme a sus responsabilidades, pero también conforme a sus capacidades.

Nosotros hemos actuado conforme a la capacidad que tenemos como país en desarrollo, y creo que hemos tenido muy buenos resultados a través de las políticas implementadas en el transcurso de los últimos 20 años, pues el tema del cambio climático no es nuevo en la agenda internacional.

–¿Y las expectativas de México ?

–¿Qué es lo que esperamos? Qué todos trabajen de acuerdo a su capacidad. Aunque hay países que no tengan mucha capacidad, todos los países pueden hacer algo.

Todos tiene una cierta capacidad. Todos los países se ven afectados por el cambio climático y queremos que todos cooperen. Que todos trabajen y nosotros estamos con la visión de que es un tema urgente. Es un tema en el que todos debemos de actuar. Ya tenemos un camino andado. Ya tenemos un marco institucional.

Ahora implementemos todo lo que hemos construido y aceleremos el paso.

Esperamos que esta conferencia consolide realmente ese trabajo que se vino haciendo desde el Plan de Acción de Bali en Indonesia, con las nuevas instituciones creadas para fortalecer la acción climática.

Entre ellas está el Fondo Verde Climático, que fue una institución fuertemente impulsada por nuestro país, y que en este año esperamos que concluya este ciclo con el cierre del Grupo de Trabajo sobre Cooperación a Largo Plazo, y con la adopción de la enmienda que va a materializar el segundo periodo de compromisos bajo el Protocolo de Kyoto.

Los avances para este proceso que también inicia, para la elaboración de un nuevo instrumento en materia de cambio climático, que es el que va a definir y fortalecer el régimen hacia el futuro, en particular después de 2020, cuando concluya el segundo periodo de compromisos del Protocolo de Kyoto.

Es una conferencia complicada, por la sustancia de las labores que esta manejando, pero confiamos en que va a llegar a resultados.

–¿Qué se tendría que hacer en la Cancillería , ahora que hay una transición en México y que el próximo gobierno llega?

–Bueno, creo que nosotros hemos venido trabajando con una línea de cumplimiento de los objetivos y propósitos de la convención, que ha sido una línea continua.

Creo que hemos aprendido mucho a nivel nacional de las capacidades y las posibilidades que tenemos, y los potenciales, porque la atención al cambio climático no solamente es una carga, sino que es también una oportunidad.

Y nosotros estamos tratando de explorar las oportunidades.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios