Acusan a mujer de Alaska de quemar vivo a su novio

Gina Virgilio, de 25 años, fue acusada el lunes de asesinato en primer grado, imprudencia temeraria y asalto

COMPARTIR 
12/06/2012 19:59 AP
Agencia Foto
Una mujer de Anchorage está detenida con una fianza de 1 millón de dólares después de haber sido acusada de preparar un incendio con gasolina para matar a su novio

ANCHORAGE, Alaska, 12 de junio.- Una mujer de Anchorage está detenida con una fianza de 1 millón de dólares después de haber sido acusada de preparar un incendio con gasolina para matar a su novio.

Gina Virgilio, de 25 años, fue acusada el lunes de asesinato en primer grado, imprudencia temeraria y asalto, dos cargos por incendio provocado y otros dos por conducta criminal.

La mujer fue acusada el viernes de la muerte del novio con el que vivía, Michael González, de 24 años.

"Claro", dijo Virgilio cuando se le preguntó si le gustaría un abogado para representarla. Ella apareció detrás de un vidrio en el tribunal de la cárcel en el Complejo Correccional de Anchorage. Llevaba un uniforme de la cárcel de color amarillo y sus manos estaban atadas detrás de la espalda con esposas de metal durante la audiencia, que duró poco más de tres minutos.

Los documentos judiciales indican que la policía afirma que tanto la madre de Virgilio, Michelle, como una enfermera de un hospital de Anchorage dijeron que la joven les confesó haber cometido el asesinato.

El juez ordenó el lunes que ella no tuviera contacto con los posibles testigos, incluyendo a su madre.

"Estoy horrorizada, dolida de que ella no pudiera ponerse en contacto conmigo", dijo Michelle Virgilio a reporteros después de la audiencia. "Ella es mi mundo".

De acuerdo con los documentos de la acusación, la policía alega que Gina Virgilio fue a una tienda cercana y compró gasolina en un recipiente, a pesar de que su vehículo no estaba funcionando y etiquetado para que lo remolcaran en el complejo de apartamentos.

Regresó al apartamento la mañana del viernes. Su novio estaba dormido en el sofá y se sentó junto a él y lo miró. De acuerdo con la acusación, luego roció el sofá y el área alrededor, se colocó en la puerta, encendió un poco de papel y lo arrojó encendido en el apartamento.

Luego huyó, se dirigió a una escuela primaria cercana y pidió prestado el teléfono celular de alguien para llamar a su madre, señalan los documentos de la acusación.

 

Síguenos en Twitter: @Global_Exc

gak

Relacionadas

Comentarios