Irán exhibe poderío bélico en el Mediterráneo

Envía barcos de guerra a Siria, donde realizarán ejercicios navales conjuntos; la operación es pacífica, según la Marina iraní

COMPARTIR 
18/02/2012 14:00 Agencias
Irán exhibe poderío bélico en el Mediterráneo

TEHERÁN, 18 de febrero.- Por segunda vez en un año, Irán envió barcos de guerra rumbo al Mediterráneo en una maniobra destinada a exhibir el poderío de su Marina.

Según dijo hoy a la agencia de noticias Irna el comandante de la Marina, el almirante Habibollah Sayari, la operación pretende enviar un "mensaje de paz" a las naciones ribereñas.

El militar no quiso, sin embargo, especificar cuántos barcos componen esta flota. Pero antes, dos barcos, un destructor y una barco de suministros, habían cruzado el canal de Suez.

En la tarde local los barcos atracaron en el puerto sirio de Tartus, donde se encuentra una importante base para la marina rusa. Según la emisora iraní Press TV, allí se realizarán maniobras conjuntas con la Marina siria.

En febrero de 2011, Irán envió por primera vez en tres décadas dos barcos de guerra al Mediterráneo. Ambos navíos desataron una gran preocupación en Israel. El viceprimer ministro Silvan Shalom dijo que se trataba de una provocación.

Vínculos controvertidos

Irán respalda el régimen del presidente sirio Bashar Al Assad. Además suministra armas a la milicia libanesa de Hizbollah en Líbano, una formación aliada. También milicianos de grupos radicales islámicos como los palestinos Yihad o Hamas reciben el apoyo de la
cúpula iraní.

En los últimos tiempos, los medios estadunidenses han recogido las especulaciones sobre un posible ataque por parte de Israel a instalaciones nucleares iraníes.

Para Israel la mayor amenaza a su existencia es el programa nuclear iraní. El gobierno de Teherán niega sin embargo todas las acusaciones de que amparándose en un programa nuclear civil esté desarrollando armas atómicas.

Israel considera todas las opciones

El ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, declaró hoy en Tokio, donde se encuentra en visita oficial, que no se debe descartar ninguna opción para frenar las aspiraciones nucleares de Irán y pidió de nuevo sanciones más duras contra el régimen de los ayatolás.

En una rueda de prensa en el último tramo de su visita a Japón, adonde llegó el miércoles, Barak aseguró que "ninguna opción se debe retirar de la mesa" para presionar a Irán, que "está determinada a desafiar al mundo y hacerse con capacidad nuclear", afirmó.

"Hace varios años había dudas", pero la información de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) "dejó claro que los iraníes se dirigen hacia un programa nuclear militar", aseguró el responsable de Defensa israelí.

Barak, primer ministro de Israel entre 1999 y 2001, instó a aplicar contra Teherán unas sanciones "más estrictas", no solo en lo referente a las exportaciones petrolíferas sino también a su Banco Central y "al acceso al sistema financiero internacional".

"Se deben aplicar de forma determinada y concreta" y sólo el tiempo dirá "si funcionarán o no", indicó, y apostilló: "Hasta ahora no lo han hecho".

Calla sobre un eventual ataque en primavera

El ministro evitó comentar las informaciones que apuntan a que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, cree probable que Israel tome en primavera la decisión de atacar Irán, y se limitó a recordar la alianza de su país con Washington y a expresar su esperanza de que las sanciones contra Teherán se endurezcan.

Barak se reunió el pasado miércoles con el primer ministro nipón, Yoshihiko Noda, quien le pidió que Israel se abstenga de acciones militares contra Irán y pidió resolver el asunto por cauces diplomáticos, un llamamiento que también le transmitió el jueves el titular de Defensa nipón, Naoki Tanaka.

Siria, cuestión de tiempo

Por otra parte, preguntado sobre el conflicto en Siria, el titular israelí de Defensa consideró que la caída del presidente sirio, Bashar Al Assad, es cuestión de tiempo.

"No sé si serán semanas o meses, pero no creo que vea 2013 en el poder", aunque "no será fácil porque tiene mucha gente entregada en su entorno", matizó.

Barak, que ayer visitó la ciudad de Hiroshima, abandonará Tokio mañana, domingo, tras cinco días de una visita que coincide con el 60 aniversario del establecimiento de lazos diplomáticos entre ambos países que se celebra este año.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red