Cuadro a cuadro, el código más moderno

Quick Response es un recurso de las empresas para interactuar con los usuarios y ofrecerles servicios y promociones a sus smartphones

COMPARTIR 
12/11/2011 08:15  Paloma López

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre.- Los códigos de barra son desplazados poco a poco por el Quick Response, un código bidimensional mejor conocido como QR, que es capaz de almacenar hasta tres mil 75 datos de respuesta rápida, mismos que se han convertido en un puente entre el mundo físico y el virtual.

Actualmente, el sistema de almacenamiento, desarrollado por la empresa japonesa Denso-Wabe en 1994, está presente en parabuses y muebles urbanos que enmarcan publicidad de algunos productos, banners, revistas, en infomerciales y hasta tarjetas de presentación.

Se caracterizan por tener tres cuadros localizados en sus esquinas, mismos que permiten a la palicación detectar la posición del código al lector.

La finalidad de estos códigos –denominados QR debido a que su creador, Euge Damm, quería que su contenido se leyera a alta velocidad– es direccionar al usuario a una imagen, sitio de internet o promoción, en el caso de las tienas departamentales.

La empresa californiana Victoria’s Secret ya los usa en sus espectaculares, donde la lencería de las modelos es sustituida por los “cuadrados de fondo claro”.

Lorenzo Elguea, director de Tecnologías de la Información de la Universidad Panamericana, explica que para descifrar estos códigos es necesario contar con un smartphone.

Obviamente, el segundo requisito es que el teléfono cuente con conexión a internet. Después, es preciso bajar una aplicación de lectura de QR.

A continuación se explica paso a paso, cómo bajar una aplicación de lectura QR y cómo utilizarla.

Infectado por un virus

Se debe tener cuidado al usar la aplicación, ya que según un reporte de Kaspersky Lab, una empresa rusa dedicada a la seguridad en informática, existe ya un QR que dirige a los usuarios de Android a malware.

El código QR enlaza a una URL que no tiene vínculo con la aplicación maliciosa, pero una vez que el usuario accede a la dirección, es redireccionado a otra URL que descarga el archivo jimm.apk.

Este archivo es en realidad el programa de mensajería Jimm Mobile para ICQ, pero modificado para a su vez instalar un troyano el cual, una vez en el sistema del dispositivo, envía mensajes de texto con un costo de seis dólares cada uno.

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios