El 72% de los detenidos por delitos federales no llega a juicio

Información de la PGR arroja que sólo consignan a 28% y el restante queda en libertad al no poderse acreditar los ilícitos

COMPARTIR 
26/04/2011 05:00 Aurora Vega
El 72% de los detenidos por delitos federales no llega a juicio

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de abril.-  De cada 100 capturados en 2010 por delitos federales, 72 fueron puestos en libertad, al no acreditarse las pruebas suficientes para su consignación.

Estadísticas del Sistema Institucional de Información y Estadística (SIIE) de la Procuraduría General de la República (PGR) revelan que el año pasado, en total, se detuvo a 106 mil 320 personas sospechosas de haber perpetrado un delito del orden federal.

No obstante, sólo a 30 mil 226 aprehendidos se les reunieron pruebas suficientes para comenzarles juicios.

Esto apenas significa el comienzo del proceso, que a su vez puede terminar con la absolución del implicado.

En la mayoría de los casos, los jueces rechazan las consignaciones por no estar plenamente acreditado el delito que se investiga, o por una mala integración de los expedientes.

Las detenciones que reporta el SIIE se llevaron a cabo por elementos del Ejército mexicano, de la Marina Armada de México, de la Policía Federal y de agentes federales de investigación, así como policías ministeriales, estatales y municipales.

Sólo consignan a 28% de detenidos federales

Estadísticas del Sistema Institucional de Información y Estadística (SIIE) de la PGR revelan que sólo tres de cada 10 detenidos durante 2010, por delitos federales, fueron consignados ante un juez federal, lo que indica que sólo al 28 por ciento, de los inculpados, se les instauró un proceso por encontrarse elementos de culpabilidad, los demás fueron puestos en libertad al no poderse acreditar las pruebas suficientes para su consignación.

De acuerdo con el SIIE, durante 2010 hubo un total de 106 mil 320 detenidos por delitos federales, de los cuales sólo se pudo consignar a 30 mil 226 personas; es decir, la dependencia federal sólo logra presentar ante un juez al 28.42 por ciento del total de detenidos que presuntamente cometieron un ilícito.

Las detenciones que reporta el SIIE, cuya copia posee este diario, menciona que se han llevado a cabo por elementos del Ejército mexicano, de la Armada de México, de la Policía Federal y de Agentes Federales de Investigación, así como de policías ministeriales, estatales y municipales.

En la mayoría de los casos, los jueces rechazan las consignaciones por no estar plenamente acreditado el delito que se imputa y, aunque muchas veces puede anunciarse que son los principales líderes o jefes de plaza de organizaciones criminales, al momento de aportar las pruebas para sostener las acusaciones son débiles o carecen de sustento.

Las cifras revelan que mientras la PGR sólo logró acreditar la responsabilidad penal de 30 mil 226 personas ante un juez, tras la detención de 106 mil 320 personas, paradójicamente la cifra de las consignaciones sin detenido es mayor que en la que hay como señalado a un culpable.

Es decir, en sus estadísticas, la dependencia federal indica que integró una averiguación previa y solicitó una orden de aprehensión contra 33 mil 245 personas que son las llamadas “consignaciones sin detenido”.

La información revela que la mayor parte de los consignados por delitos federales son aquellos que han  cometido algún ilícito por delincuencia organizada, delitos contra la salud, y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército mexicano ascendiendo la cantidad a 19 mil 705 procesados.

El SIIE muestra que tan solo por posesión de droga durante el 2010 se llevó a cabo un registro de nueve mil 231 detenidos,  por violación a ley federal de armas de fuego y explosivos se consignaron a cinco mil 149 personas, mientras que contra la delincuencia organizada sólo se pudo llevar ante un juez a 360 personas  y por comercio de droga a dos  mil 147 personas.

En tanto, el Sistema Estadístico Uniforme para el Análisis de la Delincuencia (SEUNAD) indica que los detenidos por la Agencia Federal de Investigación, Policía Federal, Ejército mexicano y Armada el número de detenidos de 2010 fue de 23 mil 571.

Según la estadística el mayor número de detenidos durante 2010 lo realizó el Ejército, con ocho mil 725 detenidos, le sigue la Policía Federal con siete mil 274 personas, mientras que la PGR aprehendió a seis mil 673 presuntos delincuentes, y la  Marina reportó la detención de 899 sujetos.

 

El peligro regresa a las calles

Algunos casos en los que los delincuentes han quedado en libertad por falta de pruebas son acusados de ser jefes de plaza del narcotráfico y son considerados de alta peligrosidad.

Julián Zapata Espinoza El Piolín es acusado de ser uno de los autores materiales del ataque a dos agentes estadunidenses, donde falleció Jaime Zapata del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE  por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el Ejército fue detenido por elementos del instituto armado en diciembre de 2008. En 2010 un juez federal lo liberó de los cargos de contrabando y delincuencia organizada porque “no se acreditaron los elementos del cuerpo del delito”, informó el consejo de la Judicatura Federal.

El Piolín y su grupo de sicarios atacaron a los agentes de ICE.  Al rendir sus primeras declaraciones dijo que se encargaba de liderear a una célula de Los Zetas en San Luis Potosí  y que la agresión se debió a que él y sus cómplices confundieron la camioneta de los agentes norteamericanos con la de un grupo rival.

El caso de los 35 funcionarios públicos de Michoacán entre los que se encontraban servidores del gobierno de Leonel Godoy, presidentes municipales así como policías estatales y de los ayuntamientos. Tras su aprehensión en 2009, los acusados fueron puestos en libertad por falta de pruebas.

 Rolando Osorio Marrufo un peligroso secuestrador  fue liberado en julio de 2010 junto con sus tres cómplices tras declarar un juez que no había elementos para fincarles un proceso jurídico.  Este delincuente fue señalado por autoridades de Phoenix  por participar en el secuestro de un empresario.

Comentarios

Lo que pasa en la red