CIUDAD DE MÉXICO, 11 de enero.- Un acuerdo tomado por el comité ejecutivo del Comité Olímpico Internacional (COI) el 27 de junio de 2008, en Atenas, Grecia, que modifica la regla 45 de la carta olímpica, pone en duda el futuro deportivo de tres de los cinco atletas mexicanos que resultaron dopados en los Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) de 2010.

Se trata de una resolución que impide, a los atletas castigados por dopaje durante seis meses o más, competir en los Juegos Olímpicos más próximos al término de su castigo.

En este rubro entran la vallista Zudikey Rodríguez, el pentatleta Ismael Hernández y la ondina Nuria Diosdado. El basquetbolista Noé Alonzo se salva porque este deporte no acudirá a los Juegos Olímpicos de Londres, mientras que la pesista Cinthya Domínguez no ha recibido sanción.

"Cualquier persona que ha sido sancionado con una suspensión de seis meses o más por cualquier organización antidoping por violar la reglas antidopaje, no podrá participar en la siguiente edición de los Juegos Olímpicos posteriores al vencimiento de la suspensión", expresa el documento en su primer apartado.

Los nombres de Jacques Rogge, presidente del COI, y Urs Lacotte, director general del organismo, están al calce del documento, que en su segundo punto señala que esta regla se aplica a los dopajes castigados a partir del primero de julio de 2008.

La primera noticia que se tuvo sobre este acuerdo fue a través de Mark Adams, vocero del COI, luego del castigo de 21 meses que recibió el velocista estadunidense LaShawn Merritt.

El especialista en 400 metros planos fue suspendido 21 meses a partir del 28 de octubre de 2009, por lo que cumple su sanción en julio de 2011 y podría buscar la presea olímpica en 2012; sin embargo, Adams evocó la regla 45 para anunciar que Merritt no estará en Londres.

"El reglamento (del COI) determina claramente que cualquier atleta sancionado por seis meses o más tendrá prohibida su participación en la siguiente edición de los Juegos. Esta regla aún es válida y se aplica a todos los deportistas", dijo.

"Cada caso es diferente y está sujeto a potenciales procedimientos legales, pero las reglas del COI son claras y entraron en vigencia justo antes de los Juegos de Beijing 2008 en julio del 2008", detalló Adams.

Bajo esta postura, Zudikey Rodríguez, castigada seis meses, así como Nuria Diosdado e Ismael Hernández, sancionados un año, no podrían competir en Londres 2012, a pesar de que cuando sean los procesos de clasificación ya habrán terminado el castigo.

Ellos sí podrán participar en Juegos Panamericanos porque la regla del COI sólo refiere a los Olímpicos, el máximo evento deportivo del mundo.

A pesar de que el documento que se ubica en el portal del COI (http://www.olympic.org/Documents/Fight_against_doping/Rules_and_regulati...) señala que los Comités Olímpicos Nacionales y Federaciones Internacionales serían notificadas, en México las federaciones, los atletas involucrados y el Comité Olímpico Mexicano aseguraron no haber recibido una notificación al respecto.

LaShawn Merritt, el destape

rimera informaci ón delare gla 45

El campeón olímpico estadunidense LaShawn Merritt fue castigado con 21 meses de suspensión luego de haber dado positivo en tres ocasiones por un esteroide anabolizante. La sanción termina este año, por lo que, en teoría, podría defender su cetro olímpico en Londres.

Sin embargo, el vocero del Comité Olímpico Internacional (COI) ya dijo que Merritt no podrá estar debido a la regla 45. Merritt respondió que apelará esta decisión ante el TAS, lo que podría suceder en los meses siguientes a la finalización de su castigo.

El argumento de Merritt, con el que ya recibió el respaldo en Estados Unidos, es que se trata de un doble castigo y que contraviene el reglamento de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés), el único organismo facultado a escala mundial para sancionar atletas.

En la misma situación de Merritt se encuentran deportistas internacionales como la nadadora Jessica Hardy y el marchista Paquillo Fernández, entre otros. "La norma crea una incertidumbre total entre los atletas, porque piensan que siguen entrenándose para nada", declaró al diario El País el presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, a finales del mes pasado.

Nuria Diosdado se defendería

Nuria Diosdado, quien podría ser una víctima de la regla 45, afirmó que mantiene el sueño de participar en Londres 2012, por lo que iría a los tribunales en caso de conseguir el boleto y no poder asistir.

“Por supuesto que sí, hasta donde se tenga que ir. He trabajado y entrenado mucho durante todos estos años, un atleta se prepara para ir a Juegos Olímpicos, sería lo ideal asistir y cerrar con broche de oro este ciclo”, afirmó la tapatía.

Diosdado evocó la reunión que tuvo con el panel de dopaje de la Federación Internacional de Natación (Fina), donde expresó cuáles eran sus metas como deportista. “Me pidieron presentarme como atleta y cuáles eran mis objetivos. Les dije que quería salvar los Panamericanos y los Olímpicos, me dijeron que si me daban dos años estaba fuera; pero que si daban menos si tenía opciones”, expresó.

Antonio Lozano, presidente de la Federación Mexicana de Atletismo (FMA), consideró que esta regla es improcedente. “Cuando un atleta cumple su sanción ya no tiene problema, el COI está comprometido a cumplir la regla de WADA y ahí no existe esa posibilidad”, afirmó.

Rosalío Alvarado, presidente de la Federación Mexicana de Levantamiento de Pesas (FMLP), dijo haber escuchado al respecto. “Conozco los reglamentos, ya sabíamos la regla; pero podemos apelar”, argumentó, aunque no entró en detalles porque su atleta aún no es sancionada por la federación internacional.