El año cerró con la creación de 730 mil empleos más

La Secretaría del Trabajo aseguró que más de 70% de las plazas generadas son empleos permanentes

COMPARTIR 
05/01/2011 05:10 Fernando Franco y Alicia Valverde
El año cerró con la creación de 730 mil empleos más

CIUDAD DE MÉXICO, o5 de enero.- En todo 2010, se crearon 730 mil 348 nuevos empleos formales.

El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, acompañado del titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Javier Lozano Alarcón, informó que 70% de esas plazas son permanentes.

Lozano Alarcón explicó que en todo el sexenio de Felipe Calderón se han forjado un millón 36 mil 928 puestos.

Sostuvo que México no requiere la creación de un millón de empleos al año, sino que basta con 800 mil. Esta cantidad, dijo, se logrará y mantendrá a partir de 2012.

Sin embargo, cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelan que en México hay cerca de 2.49 millones de desempleados, esto es, 5.28% de la población en edad de trabajar.

La tasa de desocupación es mayor a la observada a fines de 2009, cuando fue de 5.26 por ciento.

Para 2011 se espera la creación de entre 500 mil y 600 mil plazas.

Sin embargo, Ernesto Cordero consideró: “Estamos optimistas de que vamos a tener un muy buen año. Nosotros pensamos que la economía va a crecer alrededor de 4% para 2011”.

Destacan cifras de empleo 2010; van por más

En 2010 se registraron 730 mil 348 nuevos empleos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), esto es, un incremento de 5.3 por ciento respecto del número observado al cierre de 2009.

El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo, acompañado del titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Javier Lozano Alarcón, apuntó que 70.1 por ciento de los trabajos generados son permanentes y el resto, 29.9 por ciento, de tipo eventual.

Lozano Alarcón aseguró que desde 1996 no se veía en México una cifra parecida en lo que a creación de plazas laborales se refiere.

Detalló que las actividades que aportaron un mayor número de fuentes de ingresos fueron: la industria de la transformación (274 mil 209), el sector servicios (178 mil 637) y el comercio (136 mil 968). En conjunto los tres ramos contribuyeron con 80 por ciento del total.

Cabe destacar, sin embargo, que en diciembre del año pasado, el IMSS contabilizó una baja en sus registros de 232 mil 115 plazas.

El funcionario destacó que en lo que va del sexenio de Felipe Calderón, de enero de 2007 a diciembre de 2010, se  forjaron un millón 36 mil 928 nuevos empleos en la economía formal, lo cual representa un aumento de 7.6 por ciento.

Insistió que la economía ya recuperó el total de trabajos perdidos durante la crisis. La merma observada en materia laboral que se observó durante la turbulencia financiera (de noviembre de 2008 a mayo de 2009) ascendió a 700 mil plazas. No obstante, la generación neta de los meses subsecuentes fue de 837 mil 111 empleos, lo cual da un saldo positivo de 135 mil 794 nuevos puestos.

Sostuvo que México no requiere la creación de un millón de empleos al año, tal como lo han manifestado varios analistas en el país.

“Los cálculos que nosotros hemos observado, y que de hecho están integrados en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) del Presidente Calderón, es que requerimos de 800 mil empleos formales netos al año”, comentó.

Ahora se requieren menos

Agregó que el PND deja en claro que a partir de 2012 la economía mexicana puede crear de una manera sostenida y sustentable 800 mil empleos en promedio de forma anual.

Sin embargo, cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelan que en México hay cerca de 2.49 millones de habitantes que no contaron con un empleo a noviembre de 2010, esto es, 5.28 por ciento de la población en edad de trabajar. La tasa de desocupación es mayor a la observada en el mismo periodo de 2009, de 5.26 por ciento.

Así, en el último año, se sumaron alrededor de 24 mil 643 millones de personas a las filas del desempleo, es decir, dos mil 53 individuos por mes en promedio. Bajo este escenario, el país requiere generar al menos 2.6 veces el número de plazas laborales registradas ante IMSS en 2010.

El titular del INEGI, Eduardo Sojo, subrayó que las cifras de empleo de la STPS son reales “con nombre y apellido”, pero sólo reflejan la situación de la población asegurada en el instituto y no de la desocupación nacional. La única forma de lograrlo, acotó, es mediante una encuesta a las personas en edad de trabajar en sus hogares.

El secretario del Trabajo reconoció que la tasa de desocupación nacional es un número alto que se debe de corregir; no obstante, aseguró que es de las más bajas a escala internacional. De hecho, refirió que de los 32 países que integran la Organización para la Cooperación  y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es la séptima economía con la cifra de desempleo más baja de esas economías.

En su oportunidad, Ernesto Cordero anticipó que para 2011 será un año donde se fortalecerá la recuperación del país y la generación de fuentes de ingresos.

“Estamos optimistas de que vamos a tener un muy buen año, que por supuesto iremos revisando mes a mes los pronósticos de crecimiento que tengamos, de manera que nosotros en este momento pensamos que la economía mexicana en este momento va a crecer alrededor de cuatro por ciento para el año 2011”, comentó.

En materia laboral, estimó que el crecimiento esperado generará entre 500 y 600 mil trabajos; sin embargo, acotó que la cifra podría ser mayor de concretarse un mayor crecimiento al esperado.

Al respecto, Lozano Alarcón dijo que la expectativa puede crecer de forma importante si se da luz verde a la reforma laboral, de lo cual “me siento muy optimista de que ocurra”.

“Si logramos sacar esa reforma laboral en estos próximos meses en México, les puedo asegurar que este número será revisado a la  alza de una manera sustantiva, porque lo que hará la reforma es redireccionar los incentivos que hoy parecieran hasta perversos, y que están orillando a mucha gente a la informalidad”.

Ernesto Cordero indicó que para este año se planea seguir con la agenda legislativa trazada. En particular el gobierno federal estará atento a que pueda salir una ley que mejore las condiciones de competencia económica en México.

“Estamos seguros que los diputados volverán a actuar con la responsabilidad con la que actuaron hace un año, y enviarán al Senado una minuta que verdaderamente atienda las condiciones de competencia económica como lo hicieron hace un año”.

Lamentó que la ausencia de competencia a quien más afecta es a los “mexicanos más pobres”.

Añadió que en 2011 se enviará la Ley de Quiebras al Congreso de la Unión, ya que también es una iniciativa importante para agilizar y dar certidumbre a todos aquellos procesos de quiebra que se den en las instituciones financieras en el país de manera ordenada.

 Piden impulsar reforma laboral

México debe impulsar una reforma laboral para hacer más atractivo al país, luego de que logró avanzar en materia de competitividad en el indicador Doing business, por la ventanilla única para la apertura de una empresa, aseguró Roberto Newell, director del Instituto Mexicano de la Competitividad (Imco).

“Hay otros temas que no están resueltos en la competitividad del país como la fluidez y eficiencia del mercado laboral mexicano, que no incluyen el indicador, pero es importante”, aseguró.

Comentó también la necesidad de hacer una reforma educativa, de la cual depende el futuro del país, “de no avanzar en los temas que mejoren la productividad del país, dilataremos el desarrollo económico de México”. Reconoció que el país mejoró en la cuestión administrativa entre las empresas y los gobiernos.

De acuerdo con Julio A. Millán, presidente de Consultores Internacionales, la reforma laboral es solamente un esfuerzo por reordenar la punta del iceberg de los problemas laborales nacionales, pues existen otros elementos que obstaculizan el avance en este tema, por ejemplo, la transparencia en las decisiones de los juzgados e instancias de conciliación, así como de la administración de los recursos en sindicatos y organizaciones gremiales.

Sin embargo, el especialista mencionó que a través de los años, los elementos que rodean a las relaciones laborales se han contaminado con oscuros intereses políticos, económicos y de corrupción que son un freno para el despegue productivo del país.

Comentarios

Lo que pasa en la red