Jorge Luis Preciado asegura que es un chisme

Presume que el líder del PAN lo ratificó en la coordinación; senadores confirman acusaciones de soborno y de la fiesta

COMPARTIR 
05/09/2014 05:51 Leticia Robles de la Rosa
El presidente del PAN, Gustavo Madero Muñoz minimizó las acusaciones contra el senador colimense por presuntos sobornos. Foto: Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de septiembre.- El coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, acusado por José María Martínez de intentar sobornarlo y por Martín Orozco de organizar fiestas con sexosevidoras, aseguró que todo lo ocurrido sólo es un chisme, que nunca hubo esas acusaciones, a pesar de que sus propios compañeros dieron testimonio de ello, y presumió que Gustavo Madero lo ratificó por todo este año.

Ernesto Ruffo, Adriana Dávila, Roberto Gil, Gabriela Cuevas y Mariana Gómez del Campo confirmaron que la mañana del miércoles, durante la reunión previa del grupo parlamentario del PAN, dos de sus compañeros acusaron al coordinador de incurrir en prácticas irregulares.

Sin embargo, Jorge Luis Preciado dijo que eso jamás sucedió.

“Yo me enteré hoy en los periódicos de algo que supuestamente se dijo. La realidad es que yo no me meto ni en trascendidos ni en chismes, mientras no haya alguien que lo sustente públicamente o haga alguna declaración, pues yo estoy a la disposición una vez que alguien haga suyas esas palabras, porque la verdad es que es un trascendido, es un chisme y yo no estoy para responder chismes de ningún tipo”, dijo Preciado.

El coordinador también aseguró ante los representantes de la prensa al decir que el tema no fue tratado en la reunión del grupo parlamentario la mañana de este jueves, pues los senadores Ernesto Ruffo, Adriana Dávila, Roberto Gil, Gabriela Cuevas, Mariana Gómez del Campo y en este punto específico Héctor Larios, informaron públicamente que el tema sí fue discutido en la reunión y que la decisión fue no escalar el escándalo en los medios, amén de que mostraron posiciones diferentes.

Otra controversia más fue que ayer Preciado dijo que fue José María Martínez quien renunció a la vicecoordinación del grupo parlamentario del PAN, cuando sus propios compañeros confirmaron que fue Preciado, quien lo destituyó en ausencia; y eso fue lo que generó la molestia del senador Martínez.

Adriana Dávila adelantó que en su calidad de integrante de la Comisión Política Permanente del PAN solicitará de manera formal al presidente Gustavo Madero Muñoz que voltee a ver al grupo parlamentario y que tome decisiones sobre el orden y la unidad que debe existir en el grupo parlamentario a nueve meses de las elecciones del próximo año.

Opiniones divididas

Ernesto Ruffo consideró que Madero debe intervenir de manera directa, porque es responsabilidad de él la dinámica de trabajo que existe en el grupo parlamentario.

Adversario político durante meses de Jorge Luis Preciado, ayer Roberto Gil Zuarth lo respaldó, pues “el coordinador parlamentario ha dado respuesta muy puntual a las acusaciones que se le hicieron y sobre todo hemos concluido que no debiéramos estar generando percepciones a partir de acusaciones que no tienen, por lo menos que no vienen acompañadas de pruebas contundentes.

“Fueron simplemente afirmaciones lanzadas en una reunión plenaria que desafortunadamente se hicieron públicas; un desencuentro personal que no debiera tener mayor trascendencia pública, sino mantenerse en el espacio de serenidad del grupo parlamentario. Yo creo que eso es lo que estamos construyendo”, dijo Roberto Gil.

Interrogada sobre la necesidad de que Gustavo Madero destituya a Jorge Luis Preciado después de este conflicto, Gabriela Cuevas comentó que “no podemos tomar las decisiones por un asunto de una reunión donde claramente fue una reunión complicada el día de ayer, sino basarnos en los hechos. Lo que nos toca a cada uno de nosotros no es ser juzgado por lo que se diga, sino por lo que se prueba, así que eso le tocará como decisión al presidente del partido, Gustavo Madero, y le tocará a aquellos que han sido mencionado dar sus explicaciones”.

De acuerdo con los senadores entrevistados, el grupo parlamentario decidió que no acudirá con Gustavo Madero para solicitar la remoción de Preciado; la idea es no generar más daño a la imagen del PAN de cara a las elecciones del próximo año, porque toda esta información puede ser utilizada por sus adversarios políticos, para capitalizarla en contra del albiazul.

Madero da espaldarazo; “son infundios”

El presidente del PAN, Gustavo Madero, ratificó a Jorge Luis Preciado como coordinador de los senadores de Acción Nacional y minimizó las acusaciones contra el senador colimense por presuntos sobornos.

Excélsior publicó ayer que durante una reunión de legisladores panistas, el senador José María Martínez, exvicecoordinador de la bancada panista, habría acusado a Preciado de haberle ofrecido medio millón de pesos a cambio de que votara en favor de las reformas promovidas por el gobierno federal.

Visiblemente molesto, el dirigente panista comentó que se trata de una campaña de infundios, que no existe una declaración certera de tal acusación e instó al legislador Martínez a aclarar tales dichos.

—Para tener la certeza, ¿Jorge Luis Preciado sigue siendo el coordinador? –cuestionó Excélsior.

—Sigue siendo, sí. —acotó Madero.

—¿Usted lo mantiene en el cargo? —se le insistió.

—Ahí está.

—¿A qué se debe esta pugna interna y una acusación tan tremenda que se menciona de sobornos?

—Pues yo no la he escuchado, nada más he leído trascendidos.

—José María Martínez tendría que aclararlo?

—Pues yo creo... ustedes pregúntenselo —puntualizó el dirigente nacional panista.

Madero fue entrevistado durante la presentación del libro Acción Nacional, Ayer y Hoy (Grijalbo, 2014), del expresidente del partido Luis Felipe Bravo Mena, donde afirmó que “algo hay detrás” de las acusaciones y escándalos en que se ha vinculado a legisladores del PAN.

En su discurso, el presidente del PAN expuso que se trata de una “narrativa muy bien articulada y exacerbada” que tiene la finalidad de vincular a Acción Nacional con el escándalo, bajo el supuesto de que en el partido “hay más escándalos que propósitos de trascendencia”.

“Hay que pitorrearse de Fox y la guerra de Calderón. Hay más conflictos que propósito de trascendencia y se niega realmente cuáles fueron las contribuciones de esos 12 años (de gobiernos panistas) que el país tuvo.”

Madero ironizó sobre la presunta campaña, la cual consideró que se intensificó desde que el partido depuró su padrón de militantes.

“Pero voy primero a la narrativa negativa: 12 años de actos fallidos. Un partido inundado en la corrupción, que tiene una desbandada a tal grado que está a punto de perder el registro, que no tiene rumbo, que es fascista, porque salen unos muchachos en una fiesta en Halloween y se visten de Hitler.”

En el ensayo presentado anoche, Bravo Mena define la diferencia entre panismo y PAN, pero también habla de los errores de la campaña de Josefina Vázquez Mota.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red