Pide castigar a los 2 que se corrompen: Claudio X. González

El presidente de Mexicanos Primero, dice que la impunidad, es el cáncer que propicia este flagelo; dice que en México la justicia se compra

COMPARTIR 
04/09/2014 05:53 Lilian Hernández
Claudio X. González, presidente de Mexicanos Primero, asegura que en México, por desgracia, se compra la justicia.

CIUDAD DE MÉXICO, 4 de septiembre.- La impunidad es el cáncer que expande la amplísima corrupción en México y, de no desterrarla, en nuestro país la justicia seguirá comprándose, la inseguridad no bajará y los mexicanos continuarán permitiendo los abusos, afirmó Claudio X. González, presidente de Mexicanos Primero.

Aseveró que mientras no haya castigo para quien se corrompe, los actos ilegales seguirán a la orden del día, sobre todo cuando los ciudadanos comprueban que son las mismas autoridades quienes rompen las reglas y violentan las leyes.

Desde su punto de vista, la corrupción es tan grave que el mismo sistema judicial en México está plagado de ese problema y, por lo mismo, “en México se compra la justicia, es una cosa terrible, pero es así; se compra la justicia y eso deja en desamparo a quien no puede comprarla, lo cual es otro tipo de corrupción muy perniciosa”.

Considera que la raíz del problema surge en la impunidad a la que lamentablemente los mexicanos están acostumbrados y por ello será difícil desterrarla de la vida diaria, “pero hay que jugar con otras reglas si queremos progreso, y hay que abatirla y desterrarla”.

En entrevista con Excélsior, el empresario mexicano y presidente de la organización civil que ha revelado los desfalcos que existen en el sistema educativo nacional comentó que el fondo de esa corrupción es que no hay castigo para quien corrompe, para quien es corrompido ni para quien desvía recursos o para quien gane ilegalmente, porque “simplemente no se aplican las leyes, y porque no hay un verdadero Estado de derecho, y en ese sentido los incentivos están en favor de la irregularidad”.

Tras lamentar que el presidente Enrique Peña Nieto considerara que el problema de la corrupción en México es cultural, Claudio X. González aseveró que no es así, porque verlo de ese modo es creer que los mexicanos están inclinados hacia la corrupción y, aunque es muchísima la que se vive en el país, fuera de México el comportamiento de los connacionales es distinto, porque cuando hay reglas claras, saben respetarlas.

“Podemos verlo cuando nuestros compatriotas se van, buscando una oportunidad de superación y mejora, por ejemplo a Estados Unidos; inmediatamente empiezan a acatar las reglas porque saben que no acatarlas les va a traer consecuencias negativas.

“Entonces no es un tema cultural, es un tema en el cual los mexicanos tenemos que ver las cosas por lo que son, ver lo corrompidos que son los procesos en México”, apuntó.

Lo más grave y lastimoso para el presidente de Mexicanos Primero es que las autoridades sean las primeras en corromperse y romper las reglas, porque eso ha ocasionado que en México la gente piense que hay leyes de la selva que cada quien rompe a su manera.

Señaló que el actual gobierno es el más caro de la historia de México, porque nunca habían cobrado tantos impuestos, pero, si la administración es buena para recaudar y cobrar, consideró que entonces deben utilizar adecuadamente ese dinero, que no corrompa ese recurso, mientras que los mexicanos deben reclamar a la hacienda pública un uso adecuado.

“Tenemos que contribuir a la hacienda pública, porque quien no paga impuestos ya está en el círculo de corrupción”, expuso el empresario.

Otro problema que profundiza la corrupción, dijo, es que los ciudadanos no reclaman, no exigen, no piden cuentas y no sólo tienen el derecho de hacerlo, sino la obligación, para saber cómo están usando los impuestos que pagan y por tanto consideró que hace falta exigencia por parte de la ciudadanía que ha sido indiferente a la impunidad.

“Muchos mexicanos dicen: ‘así son las cosas’ y si así son las cosas, así se quedan, y si así se quedan, están mal. Entonces, por ejemplo, acabamos de poner un abusómetro que da cuenta del dinero que se desvía y roba en materia educativa, que son 35 mil millones de pesos al año, pero nadie se indigna ni pide cuentas”, lamentó.

Imposible  cuantificar

El presidente de Mexicanos Primero explicó que tan sólo más de 298 mil pagos irregulares de la nómina magisterial representan un robo de casi 96 millones diarios, consideró que la cantidad que se pierde por corrupción en todos los ámbitos “es una cantidad realmente monstruosa”, que es imposible de cuantificar, por la opacidad que existe en el país.

Para el empresario mexicano, ese dinero que se desfalca por corrupción revela que el gobierno está siendo “profundamente
ineficaz y profundamente corrupto, porque no ha roto ese círculo vicioso”.

En México, apuntó Claudio X. González, no es percepción de que la corrupción no se castigue, sino una realidad, porque los mismos partidos políticos son un claro ejemplo de que no sancionan a los corruptos, cayendo ellos mismo, incluso, en el cinismo.

“Hemos visto cosas patéticas, donde los tres partidos políticos principales han mostrado evidentes casos de corrupción, pero ahí están los líderes de esos mismos partidos defendiendo a sus ladrones, atacando a los de otros partidos, pero defendiendo a los suyos”, acusó.

“Es patético”, recriminó, porque habla del cinismo con el que se manejan y la ética, los principios y los valores quedan en el fondo del cajón del olvido, lo cual pasa tanto en el PRI, como en el PAN y en el PRD.

“Del PRI sabemos que tiene una cola larguísima y no se la quiere cortar, la deja crecer. La verdad estoy alarmado de que el PRI no haya aprendido estar fuera del poder, regresa al poder, no dejo de reconocer que han hecho transformaciones importantes, pero desafortunadamente la corrupción sigue rampante”, consideró.

Mientras que el PAN es una decepción, lo demostraron en las dos administraciones anteriores y lo siguen mostrando como partido opositor, con una conducta “lastimosamente corrupta”.

En el ámbito de la función pública, añadió, los servidores públicos se olvidan del porqué llegaron a esos puestos y “se encaraman en el poder para servirse, para enriquecerse, para ser el ganón, y para quedarse en el poder, olvidando de servir a México”.

No hay que dejar de indignarse

Aunque la corrupción es un cáncer difícil de extirpar, porque ha penetrado en el tejido social mexicano, Claudio X González aseguró que sí hay cura, pero para ello es necesario que los mexicanos no pierdan la capacidad de indignarse con el problema, porque si llegamos al lema de “así son las cosas”, entonces no las vamos a cambiar.

Recomendó que es necesario empezar por la indignación y a partir de ahí actuar, exigir, cumplir con la obligación de pedir cuentas y actuar con honestidad.

Ejemplo

En el tema educativo, ONG han señalado la enorme corrupción que existe en la nómina magisterial, según los mismos informes de la SEP:

  • Este diario publicó la semana pasada que 26% de la nómina magisterial, que representa más de 591 mil profesores, muestra alguna irregularidad, lo cual se traduce en un costo anual superior a los 51 mil millones de pesos.
  • Estimaciones de México Evalúa indican que el costo preciso es imposible obtenerlo, porque hay opacidad en el censo educativo que la SEP encargó al INEGI, pero en una cifra “conservadora” el desfalco que muestran las nóminas magisteriales está por encima de los 51 mil millones de pesos al año.
  • Los datos públicos indican que hay una serie de irregularidades en el pago de salarios a docentes y ese costo equivale a 9.3 veces lo que destina la federación al Programa Nacional de Becas, a 4.2 veces el presupuesto del Programa de Escuelas de Tiempo Completo y 2.6 veces los recursos que recibió el IPN en 2014, según el estudio Censo Educativo. Radiografía del dispendio presupuestal, de México Evalúa.

Relacionadas

Comentarios