Detectan 50 irregularidades en tragedia por 'monster truck'

El auditor superior del estado de Chihuahua, Jesús Esparza Flores informó que entre las fallas se encuentran que no se tomaron las medidas de seguridad necesarias

COMPARTIR 
02/09/2014 13:42 Carlos Coria/ Corresponsal
El 5 de octubre de 2013, el conductor de una monster truck, perdió el control de la unidad, arrollando a cientos de espectadores, resultando muertos 9 de ellos y cerca de 80 lesionados. Foto: Especial

CHIHUAHUA, Chih. 2 de septiembre.-El auditor superior del estado de Chihuahua, Jesús Esparza Flores, informó que se encontraron alrededor de 50 irregularidades en la organización del espectáculo Aero show 2013, que derivó en tragedia, cuando el conductor de una monster truck arrolló a cientos de personas, matando a 9 de ellas.

Entre las fallas se encuentran que no se tomaron las medidas de seguridad necesarias para este tipo de eventos extremos, además de irregularidades financieras, que derivarán en persecución penal contra algunos empresarios y posiblemente ex funcionarios del ayuntamiento de Chihuahua.

Esparza Flores entregó los resultados de una auditoría realizada tanto al ayuntamiento de Chihuahua como a la empresa Espectáculos Extremos de Chihuahua, A.C., obligado por una recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos al encontrar violaciones a los derechos humanos de las víctimas del accidente.

El 5 de octubre de 2013, el conductor de una monster truck, perdió el control de la unidad, arrollando a cientos de espectadores, resultando muertos 9 de ellos y cerca de 80 lesionados.

El 5 de octubre de 2013 se realizó el show en el que murieron 9 personas y 80 resultaron lesionadas

En primera instancia, se detectó que no se habían cumplido las medidas de seguridad requeridas para espectáculos extremos como el realizado por el ayuntamiento de Chihuahua, que fueron ocultados por los entonces funcionarios municipales y por los empresarios que organizaron el Extremo Aero Show 2013.

El auditor entregó el informe ante la comisión permanente del Congreso de Chihuahua, y dio vistas al ministerio público federal y al Servicio de Administración Tributaria (SAT), por delitos fiscales por parte de los empresarios que organizaron el evento, por cerca de 4 millones de pesos de impuestos que no fueron reportados.

A los diputados les informó que deberá ser el Congreso del Estado, quienes determinen si hay responsabilidad penal de ex funcionarios públicos del anterior ayuntamiento por el otorgamiento indebido de recursos y la falta de seguridad y supervisión en el espectáculo, que derivó en el accidente citado.

jgl

Comentarios

Lo que pasa en la red