Culpan de acoso a Gustavo Ramírez Gutiérrez, líder de Morena

La secretaria del Trabajo de Morena, en León, Enedina Esparza, lo acusó ante la PGJ de Guanajuato

COMPARTIR 
30/08/2014 03:20 Andrés Guardiola
Gustavo Ramírez, dirigente de Morena en León, podría dejar el cargo, de ser culpable.

LEÓN, Gto. 30 de agosto.— Aún no termina de consolidarse Morena como partido político en la capital zapatera, y su dirigente, Gustavo Ramírez Gutiérrez, ya cuenta con una denuncia por acoso sexual.

Enedina Esparza, quien dentro del Comité Municipal de Morena, encabeza la cartera de secretaria del Trabajo, denunció penalmente a su jefe por acoso sexual, bajo la averiguación previa número 16-618/2014.

De acuerdo con la presunta víctima, dos mujeres más han sido acosadas por el dirigente de este partido que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Para el líder de Morena en Guanajuato, Ernesto Prieto Ortega, de confirmarse la versión de quien acusa, Gustavo Ramírez quedaría fuera del partido político de forma automática, porque dijo, “Morena no es un nido de corruptos”.

Ernesto Prieto recordó que apenas el jueves, Enedina Esparza protagonizó un escándalo en la reunión del partido político, señalando a Gustavo Ramírez como un acosador.

“Pero ella estaba tan enojada que se salió de la reunión y no puede hablar con ella para saber qué es lo que está ocurriendo, y a Gustavo Ramírez no lo he visto”, destacó Prieto.

Sin embargo, Esparza acusó a sus propios compañeros de partido de encubrir a su agresor, ya que cuando quiso dar a conocer lo ocurrido en la junta de los jueves, no le permitieron hablar y por eso, se salió del local.

De hecho, uno de sus compañeros, Tomás Pliego Calvo, exigió a la mujer resolver sus “conflictos personales” en otro lado, ya que Morena no es sitio para ese tipo de discusiones.

La agredida recordó que desde el año pasado el dirigente en León de Morena le pidió ser su novia, so pena de expulsarla del partido.

Los ofrecimientos y los pedimentos se repitieron en más de tres ocasiones, todo “a favor de la unidad del partido”, pero con el paso de las semanas el acosador se tornó cada vez más agresivo, al grado de que le hizo tocamientos obsenos. Por eso, en junio interpuso la denuncia ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ).

Cuestionada sobre el por qué tardó tanto en denunciar a Gustavo Ramírez, la presunta víctima confesó que le daba vergüenza que sus cuatro hijos, todos mayores de edad, supieran lo que estaba pasando.

El dirigente estatal de Morena, Ernesto Prieto, lamentó lo ocurrido y aseguró que el caso no puede quedarse impune, porque Morena no tiene lugar ni para corruptos ni para abusivos.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red