México crecería cerca de 5% al final del sexenio: Carstens

El gobernador del Banxico, Agustín Carstens reiteró que las reformas estructurales llegaron justo en el momento en que México las necesitaba

COMPARTIR 
30/08/2014 05:16 Redacción
Para el gobernador del Banco de México, el país tiene una gran expectativa de crecimiento económico para los próximos años, gracias a las reformas estructurales. Foto: Sunny Quintero

CIUDAD DE MÉXICO.-  Las reformas estructurales llegaron justo en el momento en que México las necesitaba, “cuando ya eran urgentes” para generar y encender los motores internos que permitan el crecimiento, el cual podría llegar a tasas de cinco por ciento anual para 2018, afirmó ayer Agustín Carstens, gobernador del Banco de México.

Sin duda, pienso que es una proyección realista, de hecho el Banco de México ha aseverado en diferentes informes que esperamos que la economía pueda crecer a niveles cercanos, y si no, superiores a cinco por ciento al cierre de esta administración”, enfatizó.

Expuso que, gracias a las reformas y a la estabilidad macroeconómica, tenemos las condiciones para resistir posibles episodios de volatilidad internacional, por probables salidas de capitales, debido a la normalización de las políticas monetarias en el mundo.

Al disertar acerca de los Retos y Perspectivas de la Economía Mexicana, en un acto de la Fundación Colosio, Carstens dijo que “obviamente lo que debemos tratar de evitar es que se dé esa reversión (de capitales), pero para eso hay que ir preparando el terreno”.

“Tenemos las condiciones para mantener la estabilidad hacia adelante, pero el gran reto es cómo, sobre esa estabilidad, podemos montar un mayor crecimiento un entorno de poca alza a escala mundial.

“El gran reto que tiene México hacia adelante es mejorar la productividad, la cual no ha crecido desde 1993, y es el gran reto que debemos enfrentar en el país para que el pastel sea más grande”, subrayó.

Resaltó que las reformas estructurales permitirán un mayor crecimiento sin presionar la inflación, permitirán la generación de más empleos con mayores salarios y una mejor distribución del ingreso.

Para un mayor impulso  de la economía

El gobernador de Banxico dijo que para lograr el crecimiento con estabilidad se necesita de seis elementos.

El primero, mantener una disciplina fiscal, que sobre todo permita que la deuda pública sea baja; segundo, tener una política monetaria enfocada a mantener la inflación baja y estable; tercero, tener un sistema financiero sano y sólido, con la capacidad de contribuir al crecimiento económico.

En cuarto lugar, tener un régimen de tipo de cambio flexible, que permita acomodar los choques que recibimos del exterior

Quinto, tener cuentas externas en niveles reducidos y financiables precisamente, para que en el momento en que escaseen los recursos en el exterior no se tenga un problema de financiamiento.

En sexto lugar, tener reservas internacionales altas para enfrentar cualquier contingencia.

Resaltó que México reúne estas seis condiciones ya que, por ejemplo, el país mantiene una deuda pública relativamente baja entre los países emergentes y avanzados, y hay un compromiso del gobierno para que el déficit fiscal se elimine gradualmente y regresar al balance presupuestal para 2017.

“Por otro lado, tenemos un nivel récord de reservas internacionales de más de 190 mil millones de dólares, y además este arsenal está apoyado por una línea de crédito, sin condicionalidad del Fondo Monetario Internacional (FMI) por 75 mil millones de dólares, es decir, tenemos más de 260 mil millones de dólares para enfrentar contingencias hacia adelante”, subrayó

También recalcó que hay muy buenas perspectivas para que la inflación se acerque al tres por ciento a inicios del próximo año.

“La inflación es el impuesto más regresivo que existe, porque erosiona el poder adquisitivo del salario de las personas. Entonces preservar este poder adquisitivo es un objetivo del Estado y es una de las maneras en las que socialmente se puede ayudar mejor a la sociedad.

“Ante un escenario de probable menor liquidez internacional, es muy importante que México tenga pocos requerimientos de financiamiento externo, por lo que es muy importante que tengamos un déficit en cuenta corriente bajo y estable.

“El crecimiento mundial no está siendo lo suficientemente alentador para que países como México dependan exclusivamente del jalón que nos pueda dar la economía mundial”, dijo el gobernador del Banco de México en su conferencia magistral sobre la economía local.

 

Seis temas para crecer

  • Mantener una disciplina fiscal que permita que la deuda pública sea baja
  • Tener una política monetaria enfocada a mantener la inflación baja y estable
  • Tener un sistema financiero sano y sólido.
  • Tener un régimen de tipo de cambio flexible.
  • Tener cuentas externas en niveles reducidos y financiables.
  • Tener reservas internacionales altas para enfrentar cualquier contingencia.

Comentarios

Lo que pasa en la red