Proyectos se multiplican; inversiones por 23 mil 865 millones de dólares

La Comisión Reguladora de Energía tiene 400 peticiones para que firmas entren al sector, luego de la aprobación de las leyes secundarias

COMPARTIR 
28/08/2014 02:08 Nayeli González
Francisco Salazar, presidente de la CRE, dijo que se impulsarán las energías renovables. Foto: Luis Enrique Olivares
Francisco Salazar, presidente de la CRE, dijo que se impulsarán las energías renovables. Foto: Luis Enrique Olivares

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de agosto.- La iniciativa privada ha solicitado a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) los primeros permisos para la generación de electricidad con tecnologías renovables y de ciclo combinado, luego de que fueron promulgadas las leyes secundarias, los cuales representan inversiones cercanas a 23 mil 865.4 millones de dólares.

En entrevista con Excélsior, Francisco Salazar, presidente de la CRE, aseguró que al igual que el sector de hidrocarburos, los cambios constitucionales permitirán la creación de una industria eléctrica mexicana.

“Es decir, que empresas pequeñas, medianas y los grandes corporativos nacionales podrán incursionar en la generación y venta de electricidad, detonando así un nuevo negocio”.

Según el directivo los primeros proyectos podrían ser desarrollados en la costa del Pacífico, la zona del Bajío y en estados como Durango, por tener un alto grado de radiación solar, conveniente para la instalación de parques con tecnología fotovoltaica.

“La mayor parte de estos proyectos son orientados a la generación de energías renovables. Casi todos se solicitaron bajo el esquema de pequeño productor”, en el que se vendía a la Comisión Federal de Electricidad la energía que producen.

Insistió en que muchos de los que se convertirán en los nuevos jugadores del mercado son inversionistas nacionales que podrán aprovechar la apertura del sector eléctrico nacional. Sin embargo, no descartó que grandes empresas como Peñoles, Grupo Alfa, entre otros, que ya han incursionado en este mercado, mantengan sus trabajos de generación de electricidad, pero ahora bajo el nuevo modelo ya estipulado en Constitución.

Es así que de los 400 permisos nuevos que las empresas han solicitado a la CRE representan inversiones totales por 23 mil 865.4 millones de dólares, los cuales serán ejercidos en su mayoría por empresas de energía, pero también destacan compañías manufactureras, papel, turísticos, farmacéutico, productos alimenticios, entre otros.

“Las solicitudes que nos han llegado a partir de que se promulgó la reforma pueden seguir operando bajo las reglas actuales”, lo cual les permitirá no esperar para comenzar con el desarrollo de proyectos y podrán migrar al nuevo esquema cuando así lo decidan.

“Aún no está completo el nuevo esquema regulador y habrían tenido una especie de impasse, por eso las empresas decidieron adelantarse y empezar a meter solicitudes desde antes”.

Es así que del total de solicitudes, al menos 65.25 por ciento, es decir, 261, son para el desarrollo de sistemas fotovoltaicos que representan inversiones por 12 mil 614 millones de dólares. Del mismo modo, los planes para el aprovechamiento del viento son 51 permisos, por siete mil 140 millones; cogeneración, dos mil 853 millones; hidroeléctricas, 373 millones; mientras que el resto de las tecnologías suman 885 millones de dólares.

Con el ingreso de la IP al sector eléctrico nacional, el presidente de la CRE asegura que el objetivo es fomentar la creación de un mercado con competencia que permita reducir los costos.

Relacionadas

Comentarios