Investiga CNDH afectaciones por derrame en Cadereyta

El organismo señala posibles afectaciones a los derechos humanos de los habitantes por el derrame de hidrocarburo sobre el río San Juan

COMPARTIR 
24/08/2014 03:34 Aracely Garza/Corresponsal
Los trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) limpian el crudo a marchas forzadas alrededor de 11 kilómetros. Foto: Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de agosto.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició la investigación por la contaminación provocada por el derrame de hidrocarburo en el río San Juan en Cadereyta, Nuevo León.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que preside el doctor Raúl Plascencia Villanueva, inició una investigación por las presuntas violaciones a los derechos humanos de los habitantes del municipio de Cadereyta, Nuevo León, que resultaron afectados por el derrame de hidrocarburo proveniente de la Refinería de Petróleos Mexicanos Ingeniero Héctor R. Lara Sosa, y que contaminaron las aguas del río San Juan, municipio de Cadereyta, Nuevo León”, indicó el organismo en un comunicado.

La CNDH señaló que de acuerdo con información publicada en los medios de comunicación, el derrame ocurrió desde el pasado 17 de agosto a 15 kilómetros de la refinería, en el que a lo largo de cinco kilómetros se observaron “manchones” negros que cubrían gran parte del río San Juan, y el cual podría afectar al agua de la presa El Cuchillo, donde desemboca.

El ombudsman nacional ordenó el traslado de visitadores adjuntos a fin de recabar información y para atender de inmediato las quejas de las personas afectadas; así como para dar asesoría y recabar la mayor cantidad de elementos que permitan conocer los impactos generados a la población y al ambiente”, indicó.

La CNDH es consciente de la importancia de la protección del derecho a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar, así como el derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible, que deben tener todos los ciudadanos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos realizará la investigación del caso y en el momento oportuno emitirá una determinación conforme a sus facultades constitucionales.

El viernes, Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que ya se encuentra contenido para su recuperación 100 por ciento del crudo derramado en el río San Juan, provocado por una toma clandestina, ubicada en el oleoducto Madero-Cadereyta.

A través de un comunicado, la paraestatal dijo que se ha realizado la instalación de barreras olefílicas y marinas que absorben y detienen el avance del petróleo.

Pemex destacó que en los trabajos de saneamiento trabajan más de 300 empleados de la empresa y que la compañía BASA contrató gente de las comunidades de San Juan, Santa Isabel, Dolores y Pueblo Nuevo.

Entre las labores que se realizan están trabajos de acondicionamiento de acceso, recolección de maleza impregnada en la zona pantanosa de las represas, el canal, desembocadura y márgenes del río San Juan.

Comentarios

Lo que pasa en la red