Reubicarán a niños amagados por 'maras'

En lo que va del año se reportan seis mil 330 menores de edad enviados por nuestro país

COMPARTIR 
22/08/2014 03:27 Georgina Olson
La primera dama de Honduras, Ana García de Hernández, durante una visita a México. Foto: Luis Enrique Olivares
La primera dama de Honduras, Ana García de Hernández, durante una visita a México. Foto: Luis Enrique Olivares

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de agosto.- Ante los miles de casos de niños que huyen de Honduras por las amenazas de la Mara Salvatrucha, e incluso porque este grupo delincuencial asesinó a alguno de sus hermanos, la primera dama de Honduras, Ana García de Hernández, aseguró que cuando éstos sean deportados y regresen a su país se les reubicará en otra provincia para evitar que corran riesgos.

“Si ellos tienen algún riesgo por haber huido de un barrio o de una comunidad donde estaban siendo amenazados por la Mara buscamos la manera de apoyarlos, reubicándolos en mejores condiciones, para que no tengan que sufrir ningún riesgo adicional”, advirtió.

Explicó que cuando sea necesario se reubicará a los niños y a sus familias, como parte del “proceso de recibimiento de los menores” que están siendo deportados.

Dio a conocer que tres días por semana llegan a Honduras familias y niños deportados por el gobierno de México. En lo que va del año se reportan seis mil 330 menores de edad enviados por nuestro país.

Durante una visita por cuatro días a México, la primera dama habló también de que en Honduras están trabajando para atender las causas de origen de la migración, entre ellas la violencia.

“Una de las propuestas fue trabajar en un plan, como la Iniciativa Mérida, destinada a combatir la violencia que se origina por el paso de las drogas”, recordó.

Otra parte de la estrategia tiene que ver con proveer de servicios básicos a la población más marginada, y para ello han puesto en marcha programas para repartir estufas ecológicas y techos, así como filtros de agua.

Sugiere ruta alternativa
para migrantes

Sobre la decisión del gobierno mexicano de no permitir que los migrantes sigan viajando a bordo del tren, dijo que su administración entiende los peligros a los que se enfrentan “y que tal vez lo que deberíamos trabajar es en una ruta de trabajo conjunto, una ruta alternativa que pudieran usar los migrantes para poder apoyarles, acompañarles en este tránsito a través de la República mexicana”.

Acerca de las estaciones migratorias en México, mismas que han sido criticadas por las organizaciones sociales, quienes aseguran que allí no se respetan los derechos humanos de los migrantes, dijo que los mismos funcionarios de la estación Siglo XXI reconocen que “no deja de ser una estación de detención”.

En ese sentido, insistió en que el gobierno de Honduras conoce las repercusiones sicológicas que sufren los menores de edad que han estado en estaciones migratorias, tanto en México como en EU, y siempre les representa un trauma significativo”.

Y expuso que el compromiso del gobierno de Honduras es “acortar estas estadías, proporcionando el apoyo consular que estas familias requieren”.

Por esa razón, comentó, en los últimos meses Honduras abrió cuatro consulados en diferentes ciudades de México.

México y EU, corresponsables en la solución

Destacó que el hecho de que los maras se hayan aliado a grupos de narcotraficantes requiere la actuación de todos los gobiernos de la región, incluidos México y Estados Unidos, para resolver esta situación, pues es una de las razones que provocó el éxodo masivo de menores de edad hacia Estados Unidos.

Habló además de que se reunió con la hermana Leticia Gutiérrez, de la Pastoral de Movilidad Humana, quien le dio a conocer que en los últimos días han tenido conocimiento de siete casos de secuestro, y en cada uno, al menos diez migrantes fueron llevados a casas del crimen organizado.

A las familias de cada migrante secuestrado les cobraron dos mil 500 dólares por liberarlos.

“Este es un problema que no sólo ocurre en México, sino que es regional, nos atañe a los países expulsores de migrantes y a los de tránsito”, dijo y recordó que, a escala mundial, la trata de personas es el tercer delito más rentable.

El miércoles pasado, la primera dama de Honduras, Ana García Hernández, estuvo en la estación migratoria Siglo XXI en Tapachula, Chiapas, conversando con migrantes hondureños y también se reunió con el padre Alejandro Solalinde.

Ayer, García de Hernández estuvo en la estación migratoria de Las Agujas y se reunió con funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM).

Segob garantiza defensa
de los derechos humanos

Los derechos humanos de los extranjeros que transitan por el país están garantizados, afirmó la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Segob, Mercedes del Carmen Guillén Vicente.

La funcionaria de la Segob agregó que con independencia de su condición, a los extranjeros migrantes se les brinda toda la ayuda humanitaria para salvaguardar su integridad física.

Indicó que la política migratoria del gobierno de la República privilegia la aplicación de los derechos humanos a través de acciones directas, en favor de los migrantes, con el fin de atender las causas y efectos del fenómeno.

Al encabezar la presentación de los programas especializados que ha desarrollado México para atender a la población migrante, a funcionarios del gobierno de Honduras, manifestó que México busca construir acciones junto con los países centroamericanos.

Comentarios

Lo que pasa en la red