Se caen las ventas por contaminación en río

El Congreso de Sonora lamentó la lentitud de la Secretaría de Salud del estado. El titular de la dependencia estatal, Bernardo Campillo García, reconoció que la gente de la zona siniestrada está empezando a sufrir los estragos del derrame

COMPARTIR 
22/08/2014 03:19 Atalo Mata Othón/ Enviado
Hace 15 días, un represo que contenía 40 mil litros de ácido sulfúrico fue derramado sobre el cause del río Sonora. Foto: Paola Hidalgo
Hace 15 días, un represo que contenía 40 mil litros de ácido sulfúrico fue derramado sobre el cause del río Sonora. Foto: Paola Hidalgo

HERMOSILLO, 22 de agosto.— El daño ecológico ocasionado por el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en el río Sonora afectó no sólo la flora y fauna, sino también a la actividad económica de la población.

En las inmediaciones del río Sonora la situación es crítica. Excélsior visitó el municipio de Ures, el cual está ubicado a hora y media de Hermosillo.

Evangelina, quien es la encargada de una tienda de abarrotes desde hace 25 años, cuenta que las ventas cayeron por la cercanía de su negocio con el río.

Hay muchos productos que están en peligro porque, por ejemplo, el queso sí se ha rezagado un poco porque no lo quiere la gente y lo primero que preguntan es que de dónde es y ya con decirles que estamos cercanos al río dicen que siempre no; tengo como 20 kilos de queso fresco y queso cocido que no lo lleva la gente por el miedo de estar contaminado, porque el ganado toma agua del río y eso les da mucho temor”, abundó.

Otro integrante de la familia, María Escudero, exigió conocer la realidad del río afectado por la minera Buenavista del Cobre, ya que aseguró que el gobierno estatal no se acerca a informar con exactitud el estatus del daño.

Queremos saber si en realidad el agua está contaminada o no, porque dicen que sí, otros que no tanto, y queremos una respuesta si está bien o mal para poder vivir tranquilos y cómo está afectando a la piel, tenemos hasta desconfianza de bañarnos ahora”, sostuvo.

Por su parte, el diputado local del PRI Humberto Robles hizo énfasis en que “la empresa Grupo México debería hacerse responsable absolutamente de todo, de la limpieza sobre todo, de la situación que apremia al río Sonora, se trata de un tema que debe asumir con responsabilidad y que no lo está haciendo para contribuir a mejorar el clima de tristeza y devastación”.

Los diputados locales de Sonora exigieron al secretario de Salud de esta entidad, Bernardo Campillo, que atienda la emergencia en el río Sonora, luego de que hace 15 días se registrara el derrame de químicos por parte de la empresa Grupo México, que contaminó gran parte del afluente.

Durante una comparecencia por parte del funcionario a invitación del Congreso de Sonora, la diputación lamentó la lentitud de la dependencia de Salud del estado y su insensibilidad por la gente que ha resultado afectada directa o indirectamente.

En este sentido, el diputado del IV Distrito indicó que las autoridades de salud del gobierno de Guillermo Padrés están actuando sin entusiasmo, pese a observar un decaimiento del bienestar en esa zona del desastre.

Lo que debería estar haciendo el secretario de Salud es estar allá con potabilizadoras, llevar agua a los habitantes cercanos al río Sonora y tener brigadas especiales de servicio médico para atender a quien lo necesite”, mencionó el legislador.

Por su parte, el titular de Salud estatal, Bernardo Campillo García, reconoció que la gente de la zona siniestrada está empezando a sufrir los estragos de la tragedia ecológica, misma que dejó, hace casi dos semanas, un derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en las aguas del río Sonora.

“Sabemos que hay cinco reportes, de los cuales en tres de ellos ha sido descartada su relación y uno en especial ha sido tratado en el Seguro Social, otro por médicos privados a quienes hemos mandado pedir informes de los hallazgos”, explicó.

En las inmediaciones del río Sonora, la situación de los pobladores continúa siendo crítica.

 

Continuarán sin agua del río Sonora

Todavía no hay fecha para levantar las restricciones en el consumo de agua del río Sonora, porque hasta el día de ayer, ninguno de los 21 sitios que se monitorean en siete municipios cumple en todos sus parámetros con la Norma Oficial Mexicana 127, aseguró el director general de la Conagua, David Korenfeld Federman.

“Para que no se especule, ni por la empresa ni por nadie, que el viernes (hoy) se termina el problema, el problema se termina una vez que el agua regrese a cumplir en cada uno de sus parámetros con la norma”, subrayó.

En conferencia de prensa, dijo que en los últimos días el movimiento del afluente ha provocado variaciones en el nivel de contaminantes, por lo que, dijo, se dará de alta al paciente hasta que esté completamente sano.

“No quiero decir una fecha, es un tema de niveles, ¿cuándo dan de alta a un paciente de un hospital?, cuando esté en sus niveles de salud bien, igual vamos a dar de alta al río, cuando tenga todos los parámetros dentro de la norma y vamos el viernes (hoy) a enseñarles cómo se han comportado los parámetros, mientras exista un parámetro fuera de la norma no vamos a levantar la suspensión de utilización de agua del río.”

Explicó que en los 21 sitios de monitoreo del río Sonora se mide el pH del agua y 13 parámetros, entre los que se encuentran los niveles de arsénico, aluminio, cobre, cadmio, fierro, bario, sodio, plomo, mercurio y cromo, entre otros metales pesados.

“La muestra que tenemos de todo el río, del 18 de agosto, nos dice, por ejemplo, que en el lugar 1, en el municipio de Banámichi, sólo se cumplieron seis parámetros y los otros siete no, el más alto fue el aluminio, con 76, y la Norma 127 dice que el aluminio tiene que tener 0.2 miligramos por litro”, detalló.

— Ernesto Méndez

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red