Pagos a maestros siguen en la opacidad: Imco

También critica los pocos datos que se tienen del censo de escuelas, maestros y alumnos de educación básica

COMPARTIR 
21/08/2014 03:43 Laura Toribio
Juan Pardinas y Alexandra Zapata, del Instituto Mexicano para la Competitividad, pusieron énfasis en lo que llamaron falta de transparencia de los estados para informar acerca de sus gastos en el rubro educativo. Foto: Luis Enrique Olivares
Juan Pardinas y Alexandra Zapata, del Instituto Mexicano para la Competitividad, pusieron énfasis en lo que llamaron falta de transparencia de los estados para informar acerca de sus gastos en el rubro educativo. Foto: Luis Enrique Olivares

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto.- El destino de la mayor parte de los recursos que reciben los estados del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) para pagar a los maestros permanece en la opacidad, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (Imco).

Tal es el grado de falta de rendición cuentas, agregó el instituto, que fue imposible realizar un índice estatal de trasparencia del gasto educativo, pues tan sólo en el último trimestre ningún estado entregó de manera correcta los archivos sobre los registros de nóminas de sus profesores.

“En los últimos trimestres los estados han entregado 56 por ciento de sus archivos con errores de formato. Estamos hablando de más de mil 400 archivos para los tres trimestres; 14 por ciento de los archivos no son públicos porque o no se entregaron o se entregaron de manera extemporánea, y sólo el 12 por ciento de los archivos se entregó en un formato que permite que los ciudadanos analicemos la información que esta ahí. Es decir, sólo 12 por ciento de los archivos realmente reflejan rendición de cuentas en las nóminas educativas por parte de los estados”, explicó Alexandra Zapata, coordinadora del proyecto Mejora tu Escuela, del Imco.

Aunado a ello, la organización denunció que la información sobre el sistema educativo carece de transparencia, ya que a pesar de que se cuenta con Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial, sólo se conoce el 16 por ciento de éste.

“En esencia, los ciudadanos que pagamos el censo educativo con nuestros impuestos sólo podemos consultar 64 de los 410 datos levantados. El censo es un vehículo para que el Estado mexicano recuperara las riendas del sistema educativo, el hecho de que el censo no se haga público, pues deja este instrumento a la mitad”, lamentó a su vez Juan Pardinas, director del IMCO.

Para Pardinas, la transparencia debe ser un pilar de la Reforma Educativa, pues de no ser así su potencial transformador quedaría erosionado.

“Como dicen, en arca abierta y en escenario opaco... pues hasta el justo peca, y estamos enfrentándonos a un gasto sobre el cual no tenemos información confiable y precisa”, indicó

Ante ello, la organización que dirige urgió a la creación de un sistema de información y gestión educativa, ya que de lo contrario sería imposible centralizar las nóminas de los maestros para 2015, como lo ordena  la ley.

“Al no tener un sistema de información que se cruce contra los datos del censo, entonces simplemente estaríamos centralizando estas nóminas estatales que nosotros ya sabemos que tienen unas cantidades de irregularidades enormes”, secundó Alexandra Zapata.

Por eso, el Imco planteó la necesidad de que la falta de transparencia tenga consecuencias jurídicas y presupuestales para los gobiernos estatales que no cumplen con las leyes.

“El Imco propone condicionar ampliaciones presupuestales del Ramo 23 a la entrega correcta de nóminas magisteriales; este Ramo contempla diversos subsidios discrecionales y la disminución de estos recursos podría servir como una sanción a los gobiernos estatales incumplidos”, dijo Zapata.

Asimismo, el Imco pidió que las inconsistencias y la falta de cumplimiento en la entrega de las nóminas genere de manera automática una fiscalización especial de la Auditoría Superior de la Federación y del Congreso de la Unión.

Relacionadas

Comentarios