“Las reformas fortalecen los derechos humanos”: EPN

El presidente Enrique Peña nieto participó en la ceremonia por 15 años de autonomía de la CNDH. Ya hay criterios claros para atender las recomendaciones en la materia, afirma

COMPARTIR 
20/08/2014 04:28 Enrique Sánchez
El Jefe del Ejecutivo dejó claro que la protección de los derechos humanos debe ser una práctica permanente del Estado Mexicano.
El Jefe del Ejecutivo dejó claro que la protección de los derechos humanos debe ser una práctica permanente del Estado Mexicano.

CIUDAD DE MÉXICO, 20 de agosto.- México trabaja para consolidarse como un Estado democrático de derecho, en el que cada uno de sus habitantes ejerza plenamente las libertades fundamentales que la Constitución le reconoce, afirmó ayer el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al encabezar la ceremonia por el 15 Aniversario de la Autonomía Constitucional de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En la sede de esa institución, el mandatario federal destacó que las reformas estructurales aprobadas durante los primeros 20 meses de su administración fortalecen y amplían la protección de los derechos humanos en dos grandes ámbitos.

El primero de ellos, dijo, con la actualización del andamiaje legal e institucional.

La nueva Ley de Amparo que amplía la protección de los derechos humanos y facilita el acceso de los mexicanos a este juicio. El Código Nacional de Procedimientos Penales que establece las mismas reglas para los juicios penales en todo el país, protege los derechos humanos de las víctimas y los inculpados, y asegura que toda persona sea tratada como inocente hasta que no se le sentencie como culpable”, recordó.

También mencionó la transformación de la Procuraduría General de la República en la Fiscalía General de la República, con lo que tendrá, al igual que la CNDH, plena autonomía constitucional.

En segundo lugar, prosiguió, está la ampliación de derechos humanos, como es el caso de la Reforma Educativa que obliga al Estado a brindar educación de calidad a los estudiantes.

Otra es la Reforma de Telecomunicaciones, que además de impulsar la competencia y el crecimiento económico, fortalece la libertad de expresión y el derecho al libre acceso a la información y a las nuevas tecnologías, dijo.

En cuanto a los derechos políticos, ampliados en la Reforma Político-Electoral, mencionó que se estableció la obligación de los partidos a otorgar a las mujeres el 50 por ciento de sus candidaturas para legisladores federales y locales.

Como quedó acreditado con estas transformaciones, el gobierno de la República tiene un compromiso indeclinable con las libertades fundamentales de las personas, esta convicción también está presente en las diversas políticas y programas de la administración pública federal”, subrayó Enrique Peña Nieto.

En este sentido, el titular del Ejecutivo federal destacó la publicación en el Diario Oficial de la Federación de los Lineamientos para el Cumplimiento y Seguimiento de las Recomendaciones emitidas por la CNDH a las entidades de la Administración Pública Federal, lo que permitirá atender con mayor prontitud y eficacia las recomendaciones que emita este organismo.

Por primera vez se tienen criterios claros, uniformes y objetivos para que las distintas áreas de la administración pública federal se coordinen mejor y respondan con pertinencia”, sostuvo el mandatario federal.

Además, estas nuevas reglas, dijo, permitirán ampliar y fortalecer el proceso de capacitación a los servidores públicos en materia de protección y respeto a los derechos humanos.

Frente al titular de la CNDH, Raúl Plascencia, y los presidentes de las mesas directivas del Senado de la República y la Cámara de Diputados, Raúl Cervantes y José González Morfín, así como del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el presidente Peña Nieto destacó el papel de ese organismo autónomo, cuyo trabajo ha permitido incluir en la agenda pública temas prioritarios, como la no discriminación, la protección de los migrantes, la igualdad de género, la promoción de los derechos infantiles y la atención integral a las personas con discapacidad.

Por todo ello, esta institución se ha ganado el respeto y la confianza de la sociedad mexicana. Uno de los pilares de su fortaleza institucional es el profesionalismo de sus consejeros y servidores públicos, quienes la han proyectado como una instancia seria y de reconocido prestigio.

“El camino que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha recorrido desde su creación ha significado grandes avances para la institución pero, sobre todo, ha generado en nuestro país una nueva cultura en favor de los derechos humanos”, afirmó Peña Nieto.

Durante la ceremonia , el Presidente de la República saludó y reconoció el trabajo del anterior presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, José Luis Soberanes, con quien al final intercambió algunas palabras.

 

Plascencia reconoce compromiso del gobierno federal

El presidente de la CNDH, Raúl Plascencia, reconoció el compromiso del gobierno federal para lograr el pleno respeto a los derechos humanos.

Ejemplo de ello es que durante el año pasado, como no ocurría en la última década, se aceptaron y cumplieron todas las recomendaciones giradas a las entidades de la administración pública federal, sostuvo el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Esto es algo que debemos reconocer, no solamente el discurso en el sentido de un mayor apego a los derechos humanos, sino también el compromiso de que se asuman todas las recomendaciones y, más aún, que se vayan cumpliendo”, puntualizó Raúl Plascencia.

Refirió que en cuanto a quejas entre 2012 y 2013, disminuyeron en un 50 por ciento el número de ellas contra elementos de las Fuerzas Armadas, en particular del Ejército mexicano.

Esto se debió en gran medida a la capacitación que se le otorgó a más de un millón 200 mil servidores públicos durante el año pasado, explicó el titular de la CNDH.

Esto es una clara referencia de que trabajando en la prevención de violaciones a los derechos humanos se pueden dar mayores y mejores resultados”, prosiguió.

Pese a ello, Raúl Plascencia admitió que México tiene pendiente consolidar la cultura de la legalidad contribuyendo con ello “a la construcción de un eficaz Estado de derecho, que proteja y salvaguarde los derechos de todas las personas”.

En este sentido, agregó: “Observamos que aún existen prácticas contra la dignidad humana y el Estado de derecho que no han logrado ser superadas. En este contexto la lucha en contra de la desigualdad sigue siendo hoy por hoy una de las primeras demandas de las y los mexicanos”.

Raúl Plascencia aseguró estar consciente de que “los derechos humanos son un ciclo social, legal y político que nunca se cierra. Su devenir, siempre presenta nuevas causas qué defender y fomentar, tienen un gran poder transformador y son el indicador más fiel del nivel de justicia y bienestar de una sociedad”.

Esto, dijo, obliga y compromete al trabajo cotidiano de quienes integran la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

La autonomía constitucional nos ha permitido atender con mayor eficacia a las víctimas, a las personas y a los grupos en mayor situación de vulnerabilidad, a los que no tienen voz para defenderse, a los que no tienen cómo acudir ante las instituciones para hacer valer sus derechos.

Ellos han sido nuestra principal vocación y nuestra razón de ser: las niñas y los niños, las familias, los adultos mayores, las mujeres, las personas con alguna discapacidad, los miembros de los pueblos y comunidades indígenas, las personas migrantes, las víctimas de trata y todas aquellas personas que padecen alguna violación a sus derechos humanos”, señaló.

También aseguró que la aspiración de toda política pública debe ser prevenir y evitar que se den transgresiones al orden jurídico, y un compromiso de la CNDH es abonar a que ver disminuidas las quejas en la materia.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red