Dos mil 247 reservas a Reforma Energética

Senado aprueba en comisiones cuatro dictámenes en la materia

COMPARTIR 
11/07/2014 05:48 Leticia Robles de la Rosa
David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía del Senado, conversa con Francisco Domínguez (de pie). Los acompañan Raúl Gracia y Miguel Chico Herrera. Foto: Quetzalli González
David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía del Senado, conversa con Francisco Domínguez (de pie). Los acompañan Raúl Gracia y Miguel Chico Herrera. Foto: Quetzalli González

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de julio.- Las comisiones unidas de Energía y Estudios Legislativos Primera del Senado concluyeron ayer la discusión en lo general y lo particular de los cuatro dictámenes que integran la Reforma Energética, con un registro histórico de dos mil 247 reservas hechas por PAN, PRD y PT, en medio de la polémica, porque el PRD quiere volverlas a discutir el lunes, mientras que PRI y PAN sólo quieren votarlas.

Anoche mismo, a instancias del coordinador de los senadores del PRD, Luis Miguel Barbosa, el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna, explicó que el método de trabajo del lunes es para votación, ya no para discusión, porque para eso se destinaron todos estos días.

En un debate de una hora, los perredistas Miguel Barbosa, Isidro Pedraza, Alejandro Encinas y Zoé Robledo argumentaron en la necesidad de que el lunes se vuelva a abrir el debate, porque las reservas deben presentarse y discutirse, y como ha ocurrido cuando debaten el procedimiento, los ánimos se encendieron para volver a cruzar palabras fuertes con David Penchyna.

Raúl Gracia, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, recordó que la misma Mesa Directiva avaló el método de trabajo de estas comisiones unidas de distanciar el momento de la discusión del momento de la votación; “Hoy agotaremos 100% la posibilidad de discusión y la única etapa que nos queda es la votación. Para tranquilidad de ustedes, eso lo dice el senador Raúl Cervantes”.

Penchyna reiteró que el método utilizado por el PRD es dilatar la discusión, lo cual molestó a los perredistas, quienes responsabilizaron al PAN del retraso en la discusión de esta reforma, por su “chantaje en torno de la Reforma Política”.

Después de esta hora de discusión sobre el método de la sesión del lunes, a partir de las 17:00 horas, para votar los dictámenes, los senadores retomaron el debate en lo particular.

De las dos mil 447 reservas registradas, 807 son del PAN y mil 440 del PRD y el PT, y se refieren a un conjunto de siete nuevas leyes y ocho reformas de ley que están integradas por 807 artículos, de los cuales 680 son del cuerpo de las leyes y 127 del régimen transitorio.

Ayer en el debate, Carlos Alberto Puente, del Partido Verde, comentó que el modelo de los órganos reguladores se apega a la tendencia internacional, que “marca una tendencia hacia la especialización de funciones, con el fin de propiciar mandatos claros e incrementar las capacidades técnicas y el mejor desempeño de las atribuciones de los órganos reguladores”.

Respecto de la Agencia Nacional de Seguridad Industria, dijo que “los mexicanos cada día tenemos mayor conciencia ambiental. Nos preocupan los impactos que puedan ocasionar y por eso actuamos para que las empresas petroleras reduzcan el daño ambiental y minimicen la huella ecológica. Esta preocupación no es gratis, porque al igual que otras actividades productivas, la petrolera no está exenta de riesgos”.

Zoé Robledo, del PRD, consideró que el diseño de los órganos reguladores no es suficiente para afrontar a las grandes empresas petroleras internacionales, que se han visto envueltas en actos de corrupción y advirtió que el PRD no está de acuerdo en permitirles a los órganos reguladores que puedan “despojar” a los mexicanos de sus tierras, a partir de la visión de que al ser ricas en materia energética pueden ser consideradas de utilidad pública.

Francisco García Cabeza de Vaca, del PAN, comentó que los órganos reguladores tendrán como principales atribuciones regular, supervisar, inspeccionar y sancionar en las materias de su competencia, así como aportar elementos técnicos al Ejecutivo federal y a la Secretaría de Energía sobre la formulación y seguimiento del Plan Nacional de Desarrollo y programas sectoriales, situación que antes permanecía de manera ambigua y pasiva.

Agregó que las disposiciones de la ley aseguran que los órganos reguladores y otras autoridades de la industria trabajen de manera conjunta, dinámica y coordinada, para alinear sus objetivos y actividades en favor del cumplimiento de una política energética responsable.

También resaltó que se toman medidas en este dictamen ante el impacto ambiental producido por los energéticos y comprende los efectos de todas y cada una de las fases del ciclo energético, como son exploración, extracción, refinación, transporte, almacenamiento y su producción.

Miguel Chico Herrera, del PRI, comentó que la conformación de una nueva arquitectura institucional del sector tiene alcances trascendentes para fortalecer la seguridad energética del país; aumentar la competencia y la competitividad de las empresas productivas del Estado; generar desarrollo económico y empleos, así como aumentar notablemente los ingresos del Estado a mediano y largo plazos.

“Por estas razones impera la necesidad de contar con instituciones fuertes, que garanticen su aplicación y posterior consolidación, para que sus beneficios alcancen un verdadero desarrollo nacional, sean además perdurables. La nueva ley otorga a los órganos reguladores las atribuciones necesarias para cumplir con sus nuevas responsabilidades, entre ellas, que tanto la Comisión Nacional de Hidrocarburos como la Comisión Reguladora de Energía se constituyen como órganos reguladores coordinados en materia energética.”

Dolores Padierna, Rabindranath Salazar, Alejandro Encinas, Benjamín Robles, Adán Augusto López, Fernando Mayans y Fidel Demédicis sostuvieron que el diseño de estas nuevas leyes no garantizan la autonomía de los órganos reguladores; advirtieron que no permitirán el despojo de la tierra y criticaron a la Agencia, porque es innecesaria, pues duplica funciones de diversas secretarías existentes, pero además su diseño la vuelve vulnerable a la influencia de particulares.

Los priistas Ernesto Gándara, David Penchyna y los panistas Francisco Domínguez y Jorge Luis Lavalle rechazaron esta visión. Coincidieron en que se trata de un diseño que se apega a las reglas internacionales, que permitirán al país contar con organismos fortalecidos que serán los árbitros de la competencia nacional e internacional en el sector energético y pone atención especial a los riesgos en materia ambiental; la agencia, argumentaron, no duplica funciones.

Garantizan seguridad para el debate en San Lázaro

Al prever que a más tardar el próximo 10 de agosto se desahogarían en la Cámara de Diputados las leyes secundarias en materia energética, el presidente de la Mesa Directiva, José González Morfín, adelantó que tomará las medidas necesarias para garantizar, con el apoyo de las autoridades capitalinas y federales, la seguridad de los legisladores y las condiciones para sesionar.

“Ahí sí será nuestra obligación velar por la integridad, no nada más del recinto, sino de todos los que estemos aquí cuando se discuten estos temas”, declaró el legislador del PAN.

Debido a las protestas que podrían presentarse cuando en San Lázaro se aborde el paquete de leyes secundarias energéticas, González Morfín dijo que tomarán previsiones.

“(Hay que) tomar las precauciones necesarias y de todos modos, llegado el momento, tenemos la obligación de discutirlas; y si se conforman las mayorías seguramente serán aprobadas.”

En conferencia, González Morfín habló de los tiempos y de la ruta que se seguirá ahora en Diputados para concretar las secundarias de la Reforma Energética.

“Esto, parece ser, vendrá en las próximas semanas y tenemos que estar preparados para ello. Tomaremos las precauciones del caso y trataremos, en la medida de lo posible, de garantizar la seguridad de todos los que aquí tengamos que estar en esos días”, comentó.

“A mí lo que me toca como presidente es pedirle a las autoridades que nos garanticen el que podamos trabajar. A las autoridades del Distrito Federal, a las autoridades federales; lo que sucede afuera de la Cámara, no es ya responsabilidad nuestra. Yo sí creo que la autoridad tiene la obligación de cuidar y garantizar que uno de los Poderes de la Unión pueda trabajar en condiciones de normalidad”, ponderó González Morfín.

Definió que su obligación será solicitar que se garantice la integridad de los legisladores y de quienes trabajan en el recinto legislativo.

Enfatizó que “la fecha, lo más probable es que sea hacia finales de julio o principios de agosto, pero sí yo veo muy difícil que esto pudiera ir más allá del 10 de agosto”.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red