Inicia juicio contra soldado de EU detenido en Tijuana

Andrew Paul Tahmooressi compareció ante el juez, tras su detención el pasado 1 de abril por introducir a México armas de fuego

COMPARTIR 
10/07/2014 11:26 EFE
Andrew Paul Tahmooressi compareció ante el juez, tras su detención el pasado 1 de abril por introducir al país armas.

TIJUANA, 10 de julio.- El soldado estadunidense Andrew Paul Tahmooressi compareció por primera vez ante un juez mexicano tras su detención en esta ciudad fronteriza, el 1 de abril pasado, por introducir al país armas de fuego y cartuchos.

Al salir de la audiencia judicial, celebrada el miércoles durante nueve horas, el abogado de Tahmooressi, Fernando Benítez Álvarez del Castillo, denunció varias irregularidades en el procedimiento aduanero que violan los derechos del ex combatiente de Irak.

Entre las irregularidades, mencionó que la orden de verificación del vehículo que conducía el veterano de guerra cuando fue detenido tiene fecha del 28 de marzo, tres días antes de que llegara a la aduana.

Esto es una irregularidad importante, porque el documento fue alterado y llenado por alguna otra persona en una fecha posterior a su creación", además de que "carece por lo menos de once páginas (...), lo cual ya fue certificado por el juzgado", declaró a los periodistas.

El abogado indicó que tras la detención de Tahmooressi pasaron ocho horas antes de fuera presentado ante la fiscalía federal. Durante ese tiempo no tuvo intérprete, ni asistencia consular ni abogado defensor, afirmó.

Tahmooressi, de 25 años y quien dejó el servicio activo en 2012, fue detenido el 1 de abril al entrar a Tijuana en un vehículo en el que portaba armas, cartuchos y cargadores que las leyes mexicanas consideran de uso exclusivo del Ejército.

Según la Procuraduría General de la República, Tahmooressi no se identificó como miembro de las Fuerzas Armadas de EU en el momento del arresto, ni acreditó ante las autoridades de aduana contar con un permiso para importar las armas o portarlas.

Por ello, un juez federal ordenó el 8 de abril pasado procesarlo por violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

El soldado, condecorado por la guerra en Afganistán y quien sufre de síndrome de estrés postraumático, ingresó a Tijuana por el paso de San Diego, California, pero él alega que accidentalmente condujo su vehículo a través de la frontera.

A la audiencia encabezada por el juez sexto de distrito, a la que no tuvieron acceso los medios de comunicación, también fueron citados los dos agentes de la Aduana mexicana que arrestaron al exmarine.

Además, asistió Jill Tahmooressi, la madre del reservista de la Infantería de Marina estadounidense.

Álvarez del Castillo dijo que la próxima audiencia está programada para el 4 de agosto, en la que se aportarán más pruebas de que Tahmooressi, recluido en el penal del poblado El Hongo a unos 100 kilómetros de Tijuana, no actuó con dolo.

En Estados Unidos se han realizado manifestaciones en favor de Tahmooressi y una petición al presidente Barack Obama para que exija a México que lo libere rebasó recientemente las 100 mil firmas requeridas para una respuesta oficial de la Casa Blanca.

jpg

Relacionadas

Comentarios