Maestros podrían alcanzar 4 años por agresión a menor enjaulado

Familiares y amigos de Kevin de Jesús Calderón Díaz, analizan la posibilidad de cerrar la escuela para obligar a las autoridades educativas que destituyan al director, Rafael Walls Silveira

COMPARTIR 
07/07/2014 20:59 Fabiola Xicoténcatl/Corresponsal

VILLAHERMOSA, Tab. 7 de julio.-Familiares, amigos y padres de familia de la escuela secundaria “Carlos Pellicer Cámara” del municipio de Emiliano Zapata donde se torturó y humillo al niño Kevin de Jesús Calderón Díaz, analizan la posibilidad de cerrar la escuela para obligar a las autoridades educativas que destituyan al director, Rafael Walls Silveira, por haber permitido el acto de bullying.

Algunos padres de esa escuela han acudido al hogar del pequeño Kevin a patentizarle su respaldo a la familia.

En tanto que la directora del Centro de Atención a Mujeres y Víctimas Incapaces, CAMVI,  Guadalupe Castro Vidal, advirtió que los maestros que presenciaron la agresión contra el estudiante y no hicieron nada por defenderlo, podrían alcanzar hasta cuatro años de cárcel por complicidad y omisión.

De confirmarse la omisión y responsabilidad de los maestros u otro tipo de ilícito en el caso, éstos podrían enfrentar pena de prisión de uno a cuatro años", remarcó.

Asimismo, el director Walls Silveira dice estar dispuesto a renunciar a su cargo, “siempre y cuando se compruebe su omisión en el caso”.

Asegura que ya había tenido una plática con los padres del niño Kevin y detalla que habían llegado a un acuerdo en el que el menor regresaría a la escuela y que se cuidaría de que no hubiera ninguna represalia en su contra por parte de los alumnos que perpetraron la agresión.

Según el director, los mismos niños que atentaron contra Kevin, ahora lo iban a "cuidar o a ser una especie de guardaespaldas" y además presumió de que éstos “se convertirían en difusores de campañas en contra del acoso escolar, para lo que recibirían capacitación y la supervisión de un maestro”.

Walls Silveira, dijo estar abierto a ser investigado por la PGJ de Tabasco una vez interpuesta la respectiva demanda.

Puede venir la Procuraduría a indagar, pero no se debe satanizar a los directivos; los padres de familia también tienen responsabilidad en los hechos", expresó.

Afirmó que el "acuerdo 68" limita a las autoridades educativas a tomar alguna acción en contra de los alumnos involucrados, y declaró que él, incluso, le envió el pasado 23 de mayo al secretario  Emilio Chuayffet una carta solicitándole las reformas al acuerdo 98 porque "nos limita mucho y no nos da autoridad para actuar como directores de las escuela, ya que estamos amarrados de manos".

jgl

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red