116 veces: “No se acepta a discusión”

En una sesión de casi 18 horas, los legisladores mostraron su creatividad en redes sociales. Senadores bromean con la frase viral “No era penal”

COMPARTIR 
06/07/2014 04:18 Leticia Robles de la Rosa
Los legisladores perredistas Luis Miguel Barbosa, Armando Ríos Piter, Zoé Robledo y Mario Delgado (de pie) aparecen en una imagen en la que, sobre una hoja, fue montada la leyenda “No era penal” que está de moda en las redes sociales en internet. Foto: Especial
Los legisladores perredistas Luis Miguel Barbosa, Armando Ríos Piter, Zoé Robledo y Mario Delgado (de pie) aparecen en una imagen en la que, sobre una hoja, fue montada la leyenda “No era penal” que está de moda en las redes sociales en internet. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de julio.- No se acepta a discusión, no se acepta a discusión, no se acepta a discusión. Una tras otra vez, durante 116 ocasiones, la frase de la Mesa Directiva fue la misma.

No. No se aceptaban a discusión las 326 reservas y 11 adiciones hechas por 26 senadores, la mayoría del PRD.

“Esto es el maratón del absurdo… ahora resulta que David Penchyna es más democrático con su modelo de más barato por docena, al agrupar las reservas y evitarnos esta dinámica que no nos lleva a nada”, lamentó el perredista Alejandro Encinas, durante una sesión de casi 18 horas de discursos.

Numerosas participaciones en la tribuna del Senado que se convirtieron en monólogos, salvo por los 35 minutos en que los panistas Javier Corral y Roberto Gil debatieron su concepto de preponderancia.

Una sesión que mostró a senadoras que renunciaron a los tacones y se pusieron sus zapatos de piso ante las horas de trabajo; donde se observaron en las redes sociales diversos memes de la sesión, que dejó ver que el tedio de la kilométrica sesión despertó la creatividad de algunos.

Uno de ellos contribuyó a la serie de referente a la molestia nacional por la derrota de México ante Holanda en Brasil, identificada como “No era penal”, que se hizo tan popular en los últimos cuatro días.

Se trata de una fotografía que le tomaron a los perredistas Luis Miguel Barbosa, Armando Ríos Piter, Zoé Robledo y Mario Delgado, donde se observa a Mario de pie, con una hoja blanca en la que aparece montada la frase “No era penal”, y sobre la imagen de los legisladores la frase repetida de la noche: “No se acepta a discusión”.

Las bromas generadas entre los senadores, que comenzaron a ver que la fotografía era parte ya de las redes sociales, provocó que ya entrada la madrugada el “No era penal” llegara a la tribuna del Senado.

“Antes de iniciar esta participación quiero expresar, y permitirme estar en desacuerdo con mi compañero, el senador Alejandro Encinas, en un asunto que mencionó en su intervención anterior.

“Señaló, y en eso coincido, que en este modelo de simulación y agotamiento los senadores están más atentos y preocupados por definir si el de Robben fue o no penal. Senador Encinas, no fue penal”, expresó Zoé Robledo y de inmediato generó la carcajada de todos, quienes ya para ese momento mostraban los estragos de las horas de trabajo en el pleno.

 La sesión en las redes sociales

 Pero el “No era penal” no fue el único tema que salió del pleno y regresó a él vía las redes sociales.

Aunque el constante “No se acepta a discusión” evitó el debate en la tribuna del Senado, el tedio generado provocó que los senadores participaran más en las redes sociales, principalmente en Twitter, donde todos los priistas y verdeecologistas se dedicaron a promover la reforma, mientras que perredistas, como Benjamín Robles, se centró en las mejoras para las radios indígenas y comunitarias, aunque en el pleno debió votar en contra en lo general.

Fue en Twitter donde el panista Javier Lozano, presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, identificó a la perredista Dolores Padierna como una senadora “preponderante”, porque se convirtió en la que más participó.

“Por enésima ocasión hace uso de la palabra @Dolores_PL Padierna. Para que vean que sí se le compite al preponderante del micrófono”, escribió Javier Lozano.

Instantes después, la vicecoordinadora de los senadores perredistas, Dolores Padierna, subió a tribuna y de entrada dijo que “como mis compañeros ya me declararon preponderante, solamente voy a hacer la última intervención. El senador Encinas y su servidora queremos reservar el artículo 191 en su fracción 18, que se refiere a los derechos de los usuarios, es algo muy delicado que deberían de verdad pensar las cosas de otra manera…”.

Y también hubo risas. La interacción que no hubo en el salón de plenos, se logró en las redes sociales, donde los senadores enviaban fotografías del reloj parlamentario o de los círculos de pláticas que se formaron en varios momentos, la mayoría alrededor del líder de los priistas, Emilio Gamboa, quien soltó un “ya ven”, cuando Encinas hizo referencia a que el método de trabajo de David Penchyna era mejor.

David Penchyna no estuvo ayer en la sesión del pleno, pero varios legisladores pensaron en él no sólo cuando Encinas se refirió a él, sino porque nuevamente la tribuna del Senado fue testigo de que sí se pueden agrupar las reservas para presentarlas.

Hace un mes, David Penchyna, presidente de la Comisión de Energía del Senado, fue criticado por utilizar el método de agrupar reservas para agilizar el debate en comisiones sobre la Reforma Energética.

Ayer, a las 1:00 horas, había todavía 300 reservas cuando los senadores comenzaron a presentar sus reservas por grupos; lo hicieron el panista Javier Corral, quien fue el primero en criticar en comisiones a Penchyna; y lo hicieron todos los perredistas, Alejandro Encinas y Dolores Padierna incluidos.

Relacionadas

Comentarios