Volver sin piernas o brazos, otro riesgo para migrantes

Honduras registra a 502 repatriados con alguna amputación. La Conamiredis brinda apoyo médico, sicológico y legal a migrantes discapacitados

COMPARTIR 
06/07/2014 04:53 Julio Ramírez

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de julio.- Los inmigrantes centroamericanos que viajan hacia Estados Unidos enfrentan en su tránsito por México el riesgo de regresar a su lugar de origen sin una mano o una pierna tras un asalto o una caída de La Bestia.

Tenemos ahora 502 migrantes retornados al país con algún tipo de amputación, sea transradial, transfemoral, desarticulados; sea del miembro superior como del inferior”, apuntó Karen Núñez, coordinadora de la Comisión Nacional de Apoyo al Migrante Retornado con Discapacidad (Conamiredis), de Honduras.

Hay más casos, porque la Conamiredis se formó en 2009, pero hasta final de 2010 comenzó a identificarlos para tener un expediente de ellos. Hay más personas a las que nosotros todavía no hemos llegado”, explicó en entrevista telefónica.

La Conamiredis trabaja en Honduras con el apoyo de la Iglesia católica de Alemania; su tarea es asistir a quienes, en su intento por buscar el sueño americano, pierden una extremidad con apoyo médico y terapia sicológica, pues la mayoría de ellos ha visto frustrado su anhelo de tener una vida mejor e, incluso, se convierten en una carga económica para la familia.

La delincuencia organizada siempre está presente en el pensamiento de las personas que buscan transitar por México.

Al preguntarle directamente a los migrantes, ellos nos dicen que la delincuencia organizada en México representa la muerte, pues si son capturados por los mareros (miembros de la Mara Salvatrucha), Los Zetas u otra banda organizada, les implica negociar por su vida a cambio de dinero, y la mayoría de ellos no cuenta con un capital para solventar su liberación. Ellos salen del país con mil 500 a tres mil 500 lempiras (de 900 a dos mil 100 pesos mexicanos)”, asevera.

No tienen casas ni terrenos, y mucho menos una cuenta bancaria. Si son liberados regresan traumados, por todo lo que pasaron; sólo pensar en la delincuencia organizada les provoca el miedo de peder su vida por un sueño que pocas veces se llega a cumplir.”

La Conamiredis está conformada por alrededor de 20 voluntarios, entre médicos, sicólogos, abogados y trabajadores sociales, quienes apoyan con atención a los migrantes que, tras un accidente o un asalto, son amputados y repatriados a Honduras.

Para ellos es muy complicado: se van por un trabajo y regresan, lamentablemente, a ser dependientes de la familia. Ellos querían apoyar, pero se convierten en una carga para la familia”, afirma la titular del proyecto.

Es muy problemático, muy complicado. Una persona que nace con una discapacidad se acostumbra a su ambiente, a su forma de vivir, a que tiene esa discapacidad y no hay de otra; en cambio, estas personas se van con un sueño, una esperanza, y regresan sin un miembro de su cuerpo o dos”, detalla.

Ante esa condición de discapacidad tienen que brindarles ayuda sicológica, la cual no está al alcance de sus posibilidades económicas. Un buen apoyo profesional puede ayudar a que ellos salgan adelante y entiendan su nueva condición de vida.

El tipo de trabajo que se da es el de campo, y para ellos es más complicado porque les falta una parte de su cuerpo. En zonas urbanas también es complicado; tienen que andar con su prótesis, caminar bastante, estar parados, no hay muchas oportunidades de empleo”, afirma la activista.

El apoyo sicológico también es complicado porque tienen que adaptarse así, sin una pierna, sin una mano; ya no pueden jugar pelota, no pueden andar en carro, adaptarse a caminar es un proceso largo que depende de que la persona se acepte y sepa que tiene que sobrellevar la vida que tiene que llevar. Es un proceso largo y dificultoso”, añade.

Karen Núñez dice que los migrantes hondureños ven en México un riesgo por el que tienen que sortear muchos peligros, como la caída del tren, un secuestro del crimen organizado y a las mismas autoridades.

Nosotros vemos las consecuencias más graves que viven ellos: son secuestrados, llegan con daño sicológico muy grave. La verdad que México es un país de tránsito en el que lamentablemente por tanta delincuencia y tanta maldad, nosotros no vemos que haya un trato digno para ellos, (pedimos) que se valore o se respete a un ser humano, no vemos un apoyo por parte del gobierno”, acusa la egresada de la Universidad Autónoma de Honduras.

Explica que en el último año se ha visto un incremento de migrantes hondureños afectados en Tabasco, pues es una ruta que ha sido más utilizada en su intento por llegar a Estados Unidos.

La mayoría de los migrantes hondureños se están yendo por ahí. Es muy alto el riesgo de secuestro, el accidente de tren, asaltos, incluso por mareros; nosotros tenemos registrados varios casos, como 60% de las personas que se fueron el año pasado ha sufrido un accidente en esa ruta, en Villahermosa”, afirma.

La Comisión carece de apoyo gubernamental por su labor.

Nosotros no tenemos apoyos del gobierno ni de ninguna institución privada aquí en Honduras; nosotros tenemos apoyo de la Iglesia católica de Alemania, trabajamos en conjunto con el Comité Internacional de la Cruz Roja.”

En la Conamiredis trabajan de manera voluntaria médicos, sicólogos, abogados, trabajadores sociales y personal de la institución religiosa. El organismo se formó como parte de la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia católica.

La Comisión se formó en agosto de 2009 con la finalidad de asistir a los migrantes retornados con discapacidad, las personas que se caen del tren, que tuvieron un accidente en la ruta migratoria, que son atropellados, que son secuestrados por Los Zetas, en todas las rutas desde que salen de Honduras a Estados Unidos, pero más que todo en México.

Nosotros les damos asistencia, principalmente en el aeropuerto, cuando tenemos información de que llega algún migrante, que se cayó alguna persona o que tiene alguna lesión. Nos comunicamos con la familia para darle información del hijo que viene retornado o del familiar que viene retornado, que llega en tal estado y los acompañamos al aeropuerto a recibirlos.”

La activista exige, a nombre de la organización que coordina, respeto a los derechos humanos de los hondureños por parte de las autoridades de Migración en México y Estados Unidos.

Por lo menos tratarlos bien. Nosotros tenemos casos de migrantes que han sido baleados en algún operativo o son heridos cuando los persigue la Migra.

Tienen que respetar la vida de los seres humanos. Es posible que los detengan, que los lleven a una estación migratoria, es un riesgo, pero que respeten sus derechos humanos en México, que no los golpeen, que no les disparen; ellos sólo quieren llegar a Estados Unidos, no están cometiendo ningún crimen”, afirma.

 

Alguaciles de EU se niegan a retener a indocumentados

NUEVA YORK.— Pese a la solicitud del gobierno federal de Estados Unidos, alguaciles se niegan a retener a inmigrantes acusados o condenados por algún crimen, lo cual afecta la cifra de deportaciones, señaló el diario The New York Times.

En una nota publicada ayer sábado en su versión electrónica, el influyente diario aseveró que los alguaciles se resisten a prorrogar por unos días la detención de personas susceptibles de ser deportadas por temor a ser demandados por las víctimas.

“Las decisiones locales limitan la capacidad de la administración del presidente Barack Obama de hacer cumplir las leyes migratorias, y podrían reducir significativamente el número de migrantes deportados cada año”, publicó el diario neoyorquino.

Un juez federal manifestó la primavera pasada que un alguacil del estado de Oregon violó los derechos civiles de una mujer, al mantenerla en prisión por más tiempo del que marcaba su condena, a petición del gobierno federal.

Luego de la decisión, alguaciles en todo el estado se rehusaron a retener a inmigrantes indocumentados que hubieran cumplido su condena, pese a las peticiones federales, por temor a ser demandados por las víctimas.

“Ahora, docenas de alguaciles están haciendo lo mismo: liberan a extranjeros que cometieron una falta, y que ya han purgado su condena, en vez de detenerlos por más tiempo a petición del Departamento de Seguridad Interna”, explicó el diario.

Durante años, el gobierno federal ha pedido a los alguaciles que mantengan detenidos a inmigrantes hasta 48 horas más tras expirar su condena, para que las autoridades determinen si puede deportarlos.

Alguaciles de California, Minnesota, Kansas y Washington indicaron que la decisión de la Corte estadunidense los obliga a liberar a quienes ya purgaron su condena, y no pueden correr el riesgo de cometer acciones inconstitucionales al retenerlos.

El diario citó el caso del condado de San Bernardino, California, donde en promedio 110 inmigrantes eran turnados cada mes a agentes federales de Migración luego de purgar su sentencia, mientras que ahora la cantidad es de cero.

— Notimex

 

“Situación demanda solución mundial”

El caso de los niños migrantes no acompañados en las aduanas de Estados Unidos ha adquirido un carácter humanitario que demanda con urgencia la intervención de otras instancias internacionales, aseveró Silvano Aureoles Conejo.

El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados atribuyó el problema a la falta de una reforma migratoria integral del gobierno de Barack Obama.

En un encuentro con comunidades michoacanas expulsoras de personas a Estados Unidos, el diputado celebró que en el Congreso se haya creado un grupo plural para atender y dar seguimiento al tema que, insistió, ya rebasó los límites legales en México y en Estados Unidos.

Por la trascendencia del tema, Aureoles consideró que instancias de ambos países deben reunirse a la brevedad con organizaciones internacionales humanitarias.

Porque no van a ser suficientes las medidas de carácter gubernamental: deben intervenir la ONU, la Cruz Roja Internacional, todas las organizaciones que tienen que ver con los temas humanitarios en el mundo.”

Enfatizó que la situación de los niños migrantes se agudizó por la falta de atención de ambos países, pero principalmente por “el fracaso de la política del presidente Obama en la materia”.

Subrayó que la Unión Americana debe reconocer que su política de cooperación con México y los países de América debe ir más allá del comercio y la seguridad interior, mientras que en México se requieren medidas de fondo, pues “hemos sido omisos por muchos años”.

Aureoles Conejo planteó que nuestro país también “tiene que asumir su responsabilidad como origen y destino, y el problema no acaba con el tema de las niñas y los niños migrantes, pues sigue pendiente el de la migración de Centroamérica que cruza por todo el territorio”.

— Notimex

 

Comentarios

Lo que pasa en la red