Deslave incomunica a 5 mil en Guerrero

Afectados acusan que la ayuda federal cae a cuentagotas; persistirán las lluvias. Tromba afecta a 50 familias en Tamaulipas

COMPARTIR 
05/07/2014 03:29 Ángel Galeana/ Corresponsal
Los poblados de San Vicente, El Fresno, Huacalapa, Ahuejitos y Coapango, en Chilpancingo, Guerrero, quedaron incomunicados por varias horas. Foto: Ángel Misael Galeana
Los poblados de San Vicente, El Fresno, Huacalapa, Ahuejitos y Coapango, en Chilpancingo, Guerrero, quedaron incomunicados por varias horas. Foto: Ángel Misael Galeana

CHILPANCINGO, 5 de julio.— Durante la madruga del pasado jueves, un deslave sobre la carretera estatal, que comunica a esta ciudad con al menos cinco poblados de la sierra, dejó incomunicadas a más de cinco mil personas.

Debido a las fuertes lluvias por la tormenta Élida, el terreno de la carretera se reblandeció, provocando que una gran roca se desplazara sobre la única vía de comunicación para los poblados de San Vicente, El Fresno, Huacalapa, Ahuejitos y Coapango.

En el punto conocido como El Cristo, decenas de familias quedaron atrapadas por el derrumbe, pues toneladas de lodo cubrían la estrecha carretera.

Entre la gente que quedó varada se encontraba la señora Rosa María García, quien trasladaba a Chilpancingo a su hija de 12 años, quien presentaba temperatura alta; sin embrago, tuvieron que esperar más de cinco horas para cruzar.

Durante horas, los habitantes intentaban cruzar con sus camionetas, pero los esfuerzos resultaban inútiles, pues por lo menos cuatro quedaron atascadas en el fango. La única opción para cruzar la extensión de unos 15 metros era esperar a que un camión de volteo empujara a los vehículos atorados.

La zona serrana de Chilpancingo fue una de las más afectadas por los fenómenos naturales Ingrid y Manuel en septiembre pasado. Cientos de personas tuvieron que ser evacuadas ante el peligro de derrumbe y quedar sepultados, como ocurrió en la comunidad  de la Pintada, en la parte alta del municipio de Atoyac.

En aquel momento, más de mil personas de la comunidad de San Vicente escaparon hacia las montañas de la sierra, en donde se refugiaron en casas de campaña, pues era imposible llegar a Chilpancingo por los deslaves y crecida de ríos.

El deslave sobre la carretera del jueves pasado originó el reclamo de pobladores a los tres órdenes de gobierno, debido a la falta de apoyos. Los inconformes destacaron que, aunque en el camino hay letreros del gobierno federal que anuncian la reconstrucción de la zona, ha sido poca la atención que han recibido.

Entre los afectados del derrumbe había siete campesinos que querían llegar a la capital del estado para poder formar parte del Programa de Apoyos Directos al Campo, otorgado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

Por otra parte, la comunidad rural Jacinto Canek, del municipio de Villa de Casas, en Tamaulipas, sufrió una tromba que provocó que quedara incomunicada por varias horas, dejando afectadas a unas 50 familias.

La tarde de ayer, el coordinador general de Protección Civil, Merardo Sánchez Albarrán, informó que afortunadamente no resultaron personas lesionadas ni viviendas dañadas.

Por otra parte, en los próximos días se prevén lluvias de diferente intensidad, debido a la presencia de dos ondas tropicales ubicadas, una en el oriente de la Mesa Central y sur del país y otra en la Península de Yucatán, informó la Comisión Nacional del Agua.

La onda tropical número 8, sobre el oriente de la Mesa Central y sur del país, originará lluvias muy fuertes en los estados de México, Puebla y Michoacán, y fuertes en el Distrito Federal, Guanajuato, Querétaro, Tlaxcala, Hidalgo, Morelos y Guerrero.

Mientras que la onda tropical 9, en la Península de Yucatán, con trayectoria también hacia el oeste, generará lluvias intensas en algunas regiones de Veracruz, Tabasco, Oaxaca y Chiapas.

Tras el paso de esta onda persistirá el ingreso de humedad del Mar Caribe y favorecerá lluvias fuertes en Campeche y de menor intensidad en Yucatán y Quintana Roo, precisó en un comunicado.

En las últimas horas la tormenta tropical Douglas, mantuvo vientos y rachas en Baja California Sur, y habrá potencial de lluvias fuertes en esa entidad, así como en Baja California y Sonora.

— Con información
de Héctor González y Notimex

Relacionadas

Comentarios