Panistas enfrentarán juicio en cárcel brasileña de máxima seguridad

Sergio Eguren y Rafael Medina se encuentran en una de las prisiones más nuevas de Ceará, donde enfrentan un proceso que podría tenerlos en prisión hasta 20 años

COMPARTIR 
03/07/2014 15:02 Redacción
La prisión de alta seguridad fue construida en respuesta a las malas condiciones en las que se encontraban otras prisiones en Fortaleza. FOTO: Especial
La prisión de alta seguridad fue construida en respuesta a las malas condiciones en las que se encontraban otras prisiones en Fortaleza. FOTO: Especial

FORTALEZA, 3 de julio.- La penitenciaría Francisco Hélio Viana de Araújo, localizada en un suburbio de Fortaleza, a donde fueron trasladados este miércoles los mexicanos acusados de golpear a dos abogados en Brasil, es una instalación de máxima seguridad que fue inaugurada apenas en 2011.

La prisión costó unos 16.4 millones de reales (95.8 millones de pesos) y fue construida en respuesta a las malas condiciones en las que se encontraban otras prisiones en Fortaleza, donde es común la presencia de armas, drogas y teléfonos móviles dentro de las celdas.

En comparación, la cárcel donde se encuentran los mexicanos es una prisión que tiene equipos de control de seguridad como acceso monitoreado por 174 cámaras y reconocimiento facial de agentes penitenciaros, visitantes y detenidos.

La prisión, que también cuenta con escáneres para evitar la introducción de objetos prohibidos, fue construida para albergar a 500 presos condenados en juzgados de Fortaleza.

Al ingreso de dicho centro, los internos son sometidos a un proceso de investigación que incluye su historial jurídico, psicológico, médico, dental, de educación, trabajo y disciplina, lo que permite crear un perfil individualizado de cada uno de ellos.

En dicho lugar se encuentran desde este miércoles por la noche Ángel Rimak Eguren Cornejo, de 34 años; Mateo Codinas Velten, de 35; Sergio Israel Eguren Cornejo, de 37 años, y Rafael Miguel Medina Pederzini, de 31; estos últimos funcionarios de la delegación Benito Juárez e integrantes del Partido Acción Nacional (PAN).

Motín y muerte

A pesar de su reciente inauguración, no pasó un año para que en dicho centro se registrara un primer motín, en el 2012, por problemas con servicios básicos y hacinamiento.

Según familiares de los internos, unos 600 internos se amotinaron debido a las condiciones precarias del centro, que a pesar de haber sido inaugurado unos meses antes, registraba problemas con el agua.

A pesar de las medidas de seguridad, la muerte de internos es común en las prisiones de Ceará, donde el año pasado murieron más de 13 internos —uno de ellos en la penitenciaría donde se encuentran los panistas—, algunos inclusive calcinados.

Podrían enfrentar 20 años de prisión

Medina Pederzini y Eguren Cornejo, junto con los otros dos mexicanos, fueron detenidos el pasado domingo en Fortaleza por presuntamente tocarle el trasero a una brasileña y golpear a sus dos acompañantes, quienes intentaron defenderla.

Los acusados, quienes también son exdiputados panistas, sometieron a golpes a los dos brasileños, el esposo de la mujer y un primo, ocasionándole al primero de ellos heridas de consideración en el rostro.

Si la policía militar no hubiera llegado, las agresiones habrían culminado en la muerte", dijo el abogado de las víctimas, Daniel Maia, en declaraciones a Yahoo! México, por lo que las víctimas han pedido que los acusados sean procesados por intento de homicidio.

Los mexicanos fueron detenidos por otros brasileños que se encontraban en el lugar y detuvieron la agresión mientras llegaba la policía.

Aunque en un principio la prensa local aseguró que los cargos derivarían en una pena de entre dos y siete años por abuso sexual y agresiones graves, el delito de intento de homicidio calificado podría mantenerlos tras las rejas hasta 20 años, según Maia.

El esposo y el primo de la mujer son abogados por lo que ambos tienen el apoyo de la barra local de abogados.

Panistas, sin privilegios

Los mexicanos procesados en Brasil no tienen ningún privilegio por ser visitantes extranjeros durante el Mundial, afirmó una autoridad local.

Ellos cometieron un crimen común, como personas comunes no gozan de ningún privilegio como extranjeros”, declaró a Yahoo! México Adriana Arruda, delegada de la policía.

La subsecretaria para América Latina y el Caribe de la cancillería mexicana, Vanessa Rubio, dijo el martes pasada que su dependencia "vela" para que el proceso contra los detenidos sea justo.

El caso de los panistas ha sido difundido ampliamente en redes sociales en México, donde en su mayoría las expresiones han sido de repudio.

rja

Comentarios

Lo que pasa en la red