A Mireles no se le utilizó como chivo expiatorio, asegura Eduardo Sánchez

Jesús Murillo Karam aseguró que la administración federal actúa en función de hechos delictivos, no en función de personas

COMPARTIR 
03/07/2014 05:48 Héctor Figueroa / Enviado
El vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez negó este miércoles que se utilizara como “chivo expiatorio” a José Manuel Mireles, ex vocero de las autodefensas en Michoacán, tras ser detenido. Foto: Especial

MATAMOROS, 3 de julio.- El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, al comentar la detención del exlíder de las autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles, indicó que el Gobierno de la República persigue al delito, no a los individuos, y que esa será la tónica del gobierno federal.

“Que no actuamos en función de personas, sino en función de hechos delictivos y cuando podemos atribuirlos a una persona, actuamos inmediatamente sin ver de qué color, de qué raza, o de qué creencia”, indicó el titular de la PGR.

Murillo Karam señaló que la administración del presidente Peña Nieto será garante de la defensa del orden y la tranquilidad, al puntualizar que “el respeto al Estado de Derecho ha sido una norma sustancial para este gobierno”.

Durante la reunión del gabinete de seguridad en esta frontera, el titular de la PGR destacó que los grupos de autodefensa en Michoacán tuvieron una finalidad concreta para enfrentar al crimen organizado, pero la normatividad actual no les permite continuar armados.

“Los hechos concretos en este caso son simples: después de un proceso de concertación en el que hubo determinada tolerancia para una situación específica en Michoacán, el acuerdo fundamental se basó en que a partir de este momento se aplicaría estrictamente la ley”, indicó.

El funcionario fue explícito al puntualizar que todo dentro de la ley y nada fuera de ella, por lo que “quien no la cumpla, llámese como se llame, sea de la raza que sea o tenga el credo que quiera, será sancionado y sometido a lo que la ley señala”, subrayó.

Hizo patente que el doctor Mireles cruzó la delgada línea de estar sometido a lo que marcan las instituciones y por otro lado, desafiarlas, al continuar armando y buscando recuperar plazas para las autodefensas.

“Eso es lo que sucedió. El señor cometió un delito claro, evidente, armado, en términos que la ley no permite, y fue consignado ante un juez para que este determine si tiene responsabilidad o no”, puntualizó Murillo.

El procurador federal enfatizó que en la búsqueda de vencer al crimen y mantener el Estado de derecho no se puede ser complaciente y la ley se debe aplicar pésele a quien le pese, pues ello es una regla fundamental de la convivencia.

“Eso es lo que tiene que hacer un Estado que respeta la ley, y estamos tratando de serlo a plenitud”, concluyó durante su participación en la evaluación de la Estrategia Federal para Tamaulipas.

Niegan que sea chivo expiatorio

El vocero del Gobierno de la República, Eduardo Sánchez, negó este miércoles que se utilizara como “chivo expiatorio” a José Manuel Mireles, exvocero de las autodefensas en Michoacán, luego de ser detenido.

“No daremos pasos atrás para seguir construyendo el clima, para seguir construyendo las condiciones para que el estado de Michoacán se desarrolle, en ese contexto está inscrita la detención del doctor Mireles”.

A pregunta de la prensa, el vocero defendió que la detención se llevó conforme a derecho.

Enfatizó que el pasado 14 de abril en una reunión entre el gobierno federal con autodefensas, el propio Mireles “celebró con un aplauso” el acuerdo de fijar el 10 de mayo como fecha límite para que ningún civil portara armas.

 “El Gobierno de la República dialoga y dialogará siempre, pero también el Gobierno de la República tiene la obligación de mantener el Estado de derecho y de cumplir los acuerdos. Es el caso que el doctor Mireles y un grupo de personas que lo acompañaban violaron esta disposición, violaron la ley, se les sorprendió armados en tránsito  en el estado de Michoacán y por esa razón la acción de la justicia.”

José Manuel Mireles compareció a través de una videoconferencia ante el juez José Armando Wong Aceituno, en donde se reservó el derecho a responder a cuestionamientos de la defensa y el fiscal.

El exlíder autodefensa dijo que  que al momento de su detención en la comunidad de La Mira, Michoacán no poseía armas de fuego y sólo tenía una pierna de pollo.

Relacionadas

Comentarios