Protegerán a los usuarios de telefonía y TV

Desaparece cobro por larga distancia, agilizan la portabilidad y descartan contratos obligatorios; crean a los consumidores 14 derechos inviolables

COMPARTIR 
02/07/2014 05:36 Leticia Robles de la Rosa
Las empresas deberán proteger los datos personales de sus clientes y dar a conocer las condiciones comerciales establecidas en los modelos de contrato de adhesión.

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de julio.- La Reforma de Telecomunicaciones diseñada por el Senado y el gobierno federal pone fin a 11 abusos frecuentes de las compañías de telefonía y televisión de paga hacia los usuarios, a quienes les crea 14 derechos inviolables para que no sean obligados a pagar tarifas excesivas o modificadas, para que exijan la calidad del servicio y se liberen de contratos que no les satisfacen.

Ayer, las juntas directivas de las comisiones unidas de Comunicaciones y Transportes, de Radio y Televisión y de Estudios Legislativos del Senado, distribuyeron el proyecto de dictamen de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que contiene todos los cambios hechos por perredistas y panistas a lo largo de los últimos 40 días y que la tarde de este miércoles se analiza para su aprobación.

Los legisladores y el gobierno federal acordaron proteger a los usuarios, con medidas como la eliminación del cobro de larga distancia en telefonía fija y móvil a partir del 1 de enero del próximo año, así como la obligación de las empresas a otorgar la portabilidad en un plazo máximo de 24 horas; a no cobrar la consulta de saldos, a no obligar a los usuarios a mantenerse en su servicio, a bonificar o descontar por fallas en el servicio, para lo cual el Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Profeco serán mancuerna permanente.

Entre las disposiciones de protección a los usuarios de telefonía y televisión de paga, está la anulación de los contratos cuando “permitan a los concesionarios o autorizados modificar unilateralmente el contenido del contrato o sustraerse unilateralmente de sus obligaciones”.

Advierte que “no se podrán estipular en los contratos cláusulas donde se puedan cambiar las condiciones del contrato, sin previo aviso al usuario o suscriptor. En caso de cualquier cambio en las condiciones contractuales, se deberá avisar al usuario o suscriptor por cualquier medio, incluido el electrónico, y éste conservará el derecho de rescindir el contrato dentro de los 70 días naturales siguientes, sin penalización alguna”.

También se anularán los contratos de telefonía y televisión cuando “liberen a los concesionarios o autorizados de su responsabilidad civil, excepto cuando el usuario o suscriptor incumpla el contrato”; de igual forma, cuando “trasladen al usuario, suscriptor o a un tercero que no sea parte del contrato, la responsabilidad del concesionario”.

Además, cuando “prevean términos de prescripción inferiores a los legales”; cuando “establezcan el cumplimiento de ciertas formalidades para la procedencia de las acciones que se promueven en contra de los concesionarios o autorizados” y cuando “obliguen al usuario a renunciar a lo dispuesto en esta Ley, a la Ley Federal de Protección al Consumidor o a ejercer un acción judicial individual o colectiva o lo sometan a la competencia de tribunales extranjeros”.

Las empresas de telefonía móvil no pueden cobrarle al usuario cuando solicite el saldo, cuando se trate de prepago; tampoco puede exceder 24 horas el servicio de portabilidad; no puede obligar a un cliente a permanecer en su compañía y está obligado a darle un servicio de calidad.

Los mexicanos tendrán 14 derechos como usuarios de telefonía y televisión de paga, entre ellos a la protección de los datos personales; a elegir libremente al proveedor de servicios; a contratar y conocer las condiciones comerciales establecidas en los modelos de contrato de adhesión, registrados ante la Profeco, a través de medios electrónicos, incluida la página electrónica del concesionario o autorizado, sin perjuicio de recibirla por otro medio.

Además, a “rescindir el contrato dentro de los 60 días naturales siguientes, sin penalización alguna, cuando el proveedor del servicio modifique las condiciones originalmente contratadas”; a cancelar el servicio contratado o cambiar de paquete o plan en forma anticipada, después de pagar la pena convencional respectiva y, en su caso, el costo remanente del equipo, entre ellos.

Asimismo, los concesionarios garantizarán, de conformidad con los lineamientos que a tal efecto apruebe el Instituto, que los abonados con números del plan nacional de numeración telefónica puedan conservar, previa solicitud, los números que les hayan sido asignados, con independencia del concesionario que preste el servicio.

Relacionadas

Comentarios