Confirma tribunal autos de formal prisión a esposa de Zhenli Ye Gon

Los autos de formal prisión son por posesión de armas de fuego, posesión de cartuchos, Delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita

COMPARTIR 
02/07/2014 05:30 Redacción
Los autos de formal prisión son por posesión de armas de fuego, posesión de cartuchos, Delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de julio.- El Primer Tribunal Unitario del Segundo Circuito dio a conocer cuatro autos de formal prisión en contra de la esposa de Zhenli Ye Gon por los delitos de posesión de arma de uso exclusivo del Ejército, así como de delincuencia organizada.

La esposa de Zhenli Ye Gon deberá ser enjuiciada y sentenciada sólo por cuatro de los 10 delitos imputados por PGR.

Esta determinación se dio al resolver el toca penal 187/2007 formado por el recurso de apelación interpuesto por la procesada.

Dicho recurso fue interpuesto por la cónyuge de Ye Gon, contra el auto de formal prisión el 21 de junio de 2007, dictado por el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México, informó el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

Detalló que se decretó auto de formal prisión en contra de la procesada al acreditarse los delitos de posesión de armas de fuego, así como cartuchos, exclusivo de las Fueras Armadas y Fuerza Aérea, y por delincuencia organizada para cometer el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El CJF precisó que los ilícitos de posesión de armas de fuego y cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea, como operaciones con recursos de procedencia ilícita, fueron plenamente acreditados.

Ello debido a que “las armas, cartuchos y numerario, motivo de tales ilícitos, fueron localizados durante la diligencia de cateo que se verificó en el domicilio de la quejosa y donde vivía con Zhenli Ye Gon”, en “un cuarto oculto dentro de la recámara principal” de dicha casa.

Al habitar en dicho inmueble, la imputada tenía libre disposición de la casa, que probablemente custodiaba el numerario en el cuarto oculto de la recámara principal y poseía las armas y cartuchos”, y “aceptó que” en el domicilio estaban las armas y los cartuchos, “aduciendo que eran de su esposo”, subrayó el CJF.

Indicó que las pruebas de autos “permiten evidenciar que no desconocía la existencia del numerario que estaba en el cuarto oculto dentro de su recámara, pues acepta que sabía de la existencia de éste desde que se construyó la casa”, y “existen pruebas de las que se advierten que la mayor parte del día permanecía en ese lugar”.

En cuanto al ilícito de delincuencia organizada, “se estimó acreditado, pues se demostró la existencia de una célula de una organización criminal liderada por Zhenli Ye Gon, conformada por más de tres personas, la cual operaba primordialmente en el Distrito Federal y el Estado de México”.

Estos “se agruparon bajo un orden jerarquizado”, y “cada uno de sus miembros desempeñaba una tarea específica para realizar en forma permanente conductas que por sí o unidas a otras tuvieran como fin o resultado cometer el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”.

Todo ello “lo lograban a través de la constitución y aumento de capital de diversas empresas, para darle apariencia de legalidad a sus actividades”, insistió el órgano de control y administración del Poder Judicial Federal.

Señaló que la primera empresa constituida contó con un capital social mínimo, que aumentó en un lapso muy corto y por cantidades millonarias, el cual era sin derecho a retiro y los socios pagaban en efectivo”, y “servía para la compra de bienes inmuebles para la construcción al parecer de un laboratorio donde se producirían psicotrópicos”.

También se crearon otras empresas con capitales iniciales fijos, sin derecho a retiro por cantidades millonarias, todas pagadas en efectivo, con lo que se demostró que el aumento del capital social de la primera empresa y la constitución de las restantes registraron un valor superior a los ingresos que se reportaron ante la autoridad recaudadora”, agregó.

Por otro lado, la resolución que emitió la autoridad jurisdiccional, reitera también los autos de libertad por delitos contra la salud en la modalidad de introducción al país de los psicotrópicos denominados acetato n-acetilpseudoefedrina y acetato de efedrina, derivados de la pseudoefedrina.

Las consecuencias de la resolución emitida resultan de suma importancia, porque por los delitos enunciados se seguirá el proceso penal y se dictará la sentencia respectiva, aseveró el CJF.

jpg

Relacionadas

Comentarios