Se quedan tres estados sin cambios electorales

En Nuevo León, Jalisco y Tabasco PAN y PRI aún mantienen su disputa en el tema de las candidaturas comunes; el atorón aplaza la reforma energética

COMPARTIR 
01/07/2014 05:54 Leticia Robles de la Rosa y corresponsales
En el Congreso de Jalisco, legisladores panistas y de Movimiento Ciudadano acusaron al PRI de impedir el avance democrático al rechazar las candidaturas comunes.

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de julio.- La disputa por las candidaturas comunes en los estados de Nuevo León, Jalisco y Tabasco frenaron la Reforma Energética en el Senado de manera indefinida, porque los panistas no están dispuestos a dar marcha atrás a su objetivo de lograr las candidaturas comunes, mientras que los priistas en esos estados no van a ceder en su oposición a ese tema.

Ayer, priistas y panistas se acusaron mutuamente de ser los responsables de que las leyes electorales en Nuevo León, Jalisco y Tabasco no se aprobaran ayer, último día para hacerlo.

Los panistas Raúl Gracia, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Primera del Senado, y Salvador Vega Casillas, secretario de la Comisión de Energía del Senado, advirtieron que el único responsable del retraso de la Reforma Energética es el PRI, por su insistencia en un dictamen que no refleja los avances de la reforma electoral a nivel constitucional y general para todo el país.

Pero Cristina Díaz Salazar, presidenta de la Comisión de Gobernación del Senado, acusó a los panistas de no ser leales a la sociedad mexicana y mostrarse poco congruentes, pues por un lado el Comité Ejecutivo Nacional del PAN y sus legisladores federales exigen que se aprueben las leyes electorales en los estados, como condición para aprobar la Reforma Energética, pero al mismo tiempo sus legisladores estatales son los responsables de que no haya leyes electorales en todos los estados donde habrá comicios el próximo año.

Nuevo León

La polarización de las posiciones en Nuevo León llegó ayer al grado de provocar un conato de bronca, cuando los panistas intentaron colocar una manta en el recinto parlamentario para acusar al PRI, PT, Nueva Alianza, PRD y el legislador independiente, de buscar una representación corporativa, al insistir en otorgar más espacios a las minorías.

Los panistas se ausentaron todo el tiempo de la sesión del periodo extraordinario convocado para aprobar la reforma constitucional en materia electoral y esa ausencia provocó el fracaso de la reforma, porque se necesitan las dos terceras partes de los legisladores presentes; es decir, al menos 28, y PRI. PT, Nueva Alianza, PRD e independientes suman 24 votos, con lo cual les faltaron cuatro; los panistas tienen 18, pero al no asistir, evitaron la aprobación, con lo cual Nuevo León va a las elecciones de 2015 sin leyes electorales locales.

El presidente de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales del Congreso del Estado, Luis David Ortiz, dijo que “no hay reforma en el estado de Nuevo León, puede haber muchos escenarios jurídicos de impugnación en todo tipo de candidaturas independientes, de equidad de género, al no haberse aprobado”, explicó el legislador.

Jalisco

En Jalisco ocurrió un escenario similar. Los panistas y los legisladores de Movimiento Ciudadano no asisten a las comisiones para debatir el tema, porque también quieren ahí candidaturas comunes, ya que impulsan juntos a Enrique Alfaro como candidato a la presidencia municipal de Guadalajara, y eso impidió que el Congreso sesionara para aprobar el paquete electoral.

Los nueve legisladores del PAN y de Movimiento Ciudadano, que se identifican como G9, acusan al PRI de impedir el avance democrático al negarse a las candidaturas comunes y al pretender la sobrerrepresentación de los partidos políticos pequeños.

El diputado Héctor Pizano lamentó que en Jalisco se haya “secuestrado” la reforma y que no se haya aprobado el dictamen el 30 de junio como era el plazo, “no deberíamos jugarle al vivo cuando ya todos los estados de la República han hecho las reformas”.

Tabasco

En Tabasco, los priistas se salieron de la sesión extraordinaria del pleno, al comprobar que el dictamen de la ley de partidos políticos introdujo la figura de las candidaturas comunes, con el argumento de que esa figura de competencia electoral no está incluida en las leyes federales ni en la Constitución.

A pesar de que el PRI y el PRD, que es la primera fuerza política en el Congreso, están de acuerdo en todo el dictamen, las candidaturas comunes impidieron la aprobación; los priistas acusaron a los perredistas de ejercer un “avasallamiento político en las reformas que unilateralmente impuso el PRD”, incluso su coordinador, Carlos Mario de la Cruz, dijo que las candidaturas comunes son para favorecer al Movimiento Regeneración Nacional.

La madrugada de ayer lunes, el Congreso de Guerrero logró los acuerdos, por lo cual sólo Nuevo León, Jalisco y Tabasco se quedaron sin leyes electorales para el próximo año.

Acusan al PAN de juego desleal a los mexicanos

Senadora por Nuevo León, Cristina Díaz comentó que el PAN quiere imponer en Nuevo León una ley que no se apega a las nuevas leyes electorales que aplican para todo el país.

“Me parece una presión que ellos están utilizando no leal a la sociedad mexicana. México le está apostando a una agenda nacional que cambie, que los transforme, y uno de los grandes temas fundamentales tiene que ver con la Reforma Energética.

“Nos preocupa este juego tan desleal a los intereses de México y poco confiable la actitud que ha tomado el panismo. Hay un panismo que señala unas cosas en Nuevo León y otro que dicta una agenda nacional”, expresó la presidenta de la Comisión de Gobernación, quien recordó que las candidaturas comunes no están ni en la Constitución ni en las leyes generales.

Pero Raúl Gracia, también senador por Nuevo León, aseguró que si bien las candidaturas comunes no están en las leyes generales, sí se dejó la puerta abierta para que los Congresos estatales las aprueben, si así lo establece su mayoría.

Explicó que el PAN no regresará a la mesa de la Reforma Energética porque el PRI no cumplió con el compromiso asumido en materia electoral.

El secretario de la Comisión de Energía del Senado, Salvador Vega Casillas, también refrendó que el PAN no va a regresar a la discusión abierta de la Reforma Energética.

“Me parece que eso debemos dejarlo bien claro, es un compromiso que el PRI hizo de sacar todo este tema electoral y nosotros vamos a esperar a que lo cumpla. No es un asunto de chantaje ni de condicionamiento, lo sabían desde el inicio, es un compromiso con el PRI y están, por supuesto, obligados a cumplirlo”, resaltó.

Relacionadas

Comentarios