Violencia en casa expulsa a niños hacia Estados Unidos

Un estudio de la ONU registra que 24% de pequeños migrantes hondureños era golpeado en su hogar

COMPARTIR 
29/06/2014 06:46 Juan Carlos Rodríguez y Lilian Hernández

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de junio.- La violencia intrafamiliar se suma a la pobreza y a las condiciones de inseguridad por bandas criminales como factor que impulsa a miles de niños centroamericanos a salir solos de sus países para llegar a Estados Unidos, vía México.

El estudio Niñez detenida. Los derechos de los niños, niñas y adolescentes migrantes en la frontera México-Guatemala —elaborado en 2013 por la Universidad Nacional de Lanús y el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova— registró que en Centroamérica predominan los menores que sufren abusos bajo la custodia de algún pariente, puesto que sus padres y hermanos migraron a México y Estados Unidos.

El maltrato, explotación laboral y hasta acoso sexual son situaciones que han contribuido para que niños indocumentados conviertan el fenómeno migratorio en una crisis humanitaria en la frontera con México, consignó el texto.

Según el gobierno del presidente Barack Obama en lo que va del año han sido detenidos 53 mil pequeños que cruzaron solos la frontera, y  teme que para finales de este año la cifra ascienda a  90 mil.

El estudio más reciente de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Niños en Fuga, reveló que 21% de los pequeños salvadoreños confesó haber ido a EU para huir de la violencia en sus casas; 23% de los guatemaltecos acusó el mismo motivo, 24% de los hondureños dijo que era golpeado en su hogar y lo mismo denunció 17% de los niños migrantes mexicanos.

Niños migrantes también huyen de familia

La violencia intrafamiliar (maltrato, explotación laboral y hasta acoso sexual) por parte de adultos que se quedan al cuidado de menores centroamericanos es uno de los principales factores que impulsan la oleada de niños y adolescentes no acompañados, quienes huyen de Guatemala, Honduras y El Salvador, con el propósito de llegar a Estados Unidos, a través de México.

De acuerdo con el estudio Niñez detenida. Los derechos de los niños, niñas y adolescentes migrantes en la frontera México-Guatemala, elaborado en 2013 por la Universidad Nacional de Lanús y el Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, en Centroamérica predominan los infantes que se quedan bajo la custodia de algún pariente, debido a que padres y hermanos han migrado a México o Estados Unidos.

53 mil menores migrantes no acompañados ha asegurado la Patrulla Fronteriza al sur de Texas, en lo que va del año fiscal, cuyas edades varían entre
tres y 17 años.

“Entre la población de niños detenidos en la frontera sur de México puede identificarse un tercer grupo conformado por aquellos/as que resultan afectados por distintas situaciones de violencia. El abuso, el maltrato y la violencia intrafamiliar, o el abandono, urgen a muchos menores a migrar”, refiere el documento.

En lo que va del año, alrededor de 53 mil niños no acompañados de origen centroamericano han migrado a Estados Unidos, lo que ha de-satado una crisis humanitaria en la frontera con México, debido a que la mayoría está en condiciones de hacinamiento en albergues y refugios, donde los alimentos han comenzado a escasear.

Se estima que para finales de este año la cifra pueda llegar a 90 mil, por lo que el presidente Barack Obama ha lanzado un llamado a gobiernos y familias de Guatemala, Honduras y El Salvador para que desistan de enviar a más niños.

Pero ninguno va por gusto. El informe relata el caso de Y.E.S., una niña guatemalteca de 15 años residente en Soconusco, “quien habría sufrido violencia familiar y abusos sexuales. Una vez conocida la situación, la niña fue remitida al Albergue Temporal DIF, por un tiempo, durante el cual se realizaron diversas gestiones para alcanzar alguna clase de solución, al menos en términos de definir si sería repatriada o no”. La chica permaneció siete meses en el refugio hasta que fue deportada.

3.5 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos, aproximadamente, cuentan con una tarjeta de residencia, por lo que podrían aspirar a obtener la ciudadanía.

Personal del centro Fray Matías de Córdova acudió a la Estación Migratoria Siglo XXI y a los albergues del DIF instalados en Tapachula, Chiapas, ciudad a la que llegan oleadas de niños centroamericanos.

“El caso de A.J.N. resume las deficiencias e irregularidades que caracterizan las prácticas actuales y advierte sobre las implicaciones de la ausencia de un procedimiento que procure el derecho superior del niño.

“Este niño hondureño de trece años salió de su país por sufrir violencia por parte del familiar que lo tenía a su cargo, y en busca de su madre que presumiblemente vive en México. Un mes después, desesperado por la situación de encierro, desistió de su petición de asilo y pidió su repatriación, sin dejar de manifestar que regresaría a México”, cita el documento.

Entre tanto, el estudio más reciente de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), titulado Niños en Fuga, reveló que 21% de los niños de El Salvador confesó haber ido a Estados Unidos para huir de la violencia que padece en sus casas, mientras que 15% comentó que huyó por haber presenciado violencia en las calles y abusos en sus hogares.

En Guatemala, la situación de los menores migrantes que dejaron su país para ir a Estados Unidos es parecida a la de los de El Salvador, pues 23% dijo que sufría de abuso en sus hogares.

El 84% de los niños de Guatemala compartió en las entrevistas tener la esperanza de ser reunido con sus familiares, de tener mejores oportunidades de trabajo o estudio o de ayudar a sus familias, como principales razones de ir a EU.

En el caso de los niños hondureños, 24% reportó que era golpeado en su hogar, de modo que tomaó la decisión de buscar una oportunidad de trabajo o estudio en Estados Unidos.

En México, 17 por ciento de los menores dijo que buscó irse a EU, debido a los golpes que le daban en sus hogares, de modo que casi dos de cada 10 dijeron padecer violencia doméstica y por eso emigraron.

Texas mantendrá la vigilancia

“Mientras el gobierno de Obama permite que las pandillas transnacionales y los traficantes de personas traigan de contrabando a personas de todo el mundo hasta Texas, incluyendo integrantes de pandillas tan mortíferas como la Mara Salvatrucha, nosotros, en la Procuraduría, seguiremos protegiendo a Texas”, expresó el procurador Greg Abbott, en una declaración escrita.

Abbott habló así luego de recorrer los albergues establecidos para inmigrantes en Weslaco, Texas, y de dialogar con agentes de la Patrulla Fronteriza de la zona.

“El gobierno federal tiene la facultad y la responsabilidad de proteger la frontera”, agregó, pero las autoridades federales han fallado en el cumplimiento de su deber.”

Asimismo, advirtió que Texas continuará con sus acciones tendientes a proteger la frontera, al tiempo de presionar al gobierno federal para financiar los operativos de seguridad.

En lo que va del año fiscal, cuando menos 53 mil menores inmigrantes no acompañados han sido asegurados por los agentes de la Patrulla Fronteriza al sur de Texas, frontera con México, cuyas edades oscilan entre los tres y los 17 años, según cifras oficiales.

En su mayoría, son menores procedentes de El Salvador, Honduras y Guatemala y, en menor porcentaje, de nacionalidad mexicana.

Incluso, versiones extraoficiales señalan que algunos menores y sus familias se presentan en los cruces internacionales de El Paso, armados con sus respectivas actas de nacimiento de El Salvador, por ejemplo, en la creencia de que les será permitido quedarse en Estados Unidos.

A su vez, Jeh C. Johnson, el secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, aclaró que no habrá permisos para estos menores.

El obispo de El Paso, Mark Seitz, pidió al Congreso de Estados Unidos analizar la causa de este éxodo, y tratar humanitariamente a los menores y a las familias inmigrantes.

Recordó que Jesucristo fue inmigrante y hubo de huir, en su niñez, del rey Herodes, quien en su tiempo ordenó la muerte de los niños varones.

— Marisela Ortega Lozano, El Diario de Juárez

 

Medina Mora insta a buscar ciudadanía

El embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, instó a sus compatriotas con residencia legal en el país a adquirir la ciudadanía estadunidense, ya que es “una medida que beneficia a ambos países”.

Durante su discurso en la última jornada de la XXXI conferencia anual de la Asociación Nacional de Oficiales Latinos Electos (NALEO, por siglas en inglés), Medina Mora manifestó que la red de consulados en el país reforzará la comunicación sobre las ventajas que representa para mexicanos la adquisición de la doble ciudadanía.

El embajador indicó que cerca de 3.5 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos cuentan con una tarjeta de residencia (green card) y, por tanto, son elegibles para obtener la ciudadanía.

Medina Mora destacó las aportaciones de sus compatriotas en el extranjero, quienes se han distinguido por ser trabajadores y emprendedores, con un gran sentido de la responsabilidad social.

“Para que las comunidades mexicanas puedan avanzar en Estados Unidos debemos seguir eliminando estereotipos y subrayar la importancia de sus contribuciones a este país”, recalcó, al tiempo de resaltar la necesidad de sacar adelante la reforma migratoria.

“Los estados se están alejando de las legislaciones antiinmigrantes y en su lugar están promoviendo leyes y políticas más amigables, como en el caso de California”, indicó.

El funcionario entregó el Premio Ohtli a la exsenadora de California, Denise Moreno Ducheny, por sus contribuciones en favor de la comunidad inmigrante en Estados Unidos.

“Su lucha en favor de una reforma migratoria y en contra de las políticas antiinmigrantes ha sido incansable”, destacó sobre Moreno Ducheny, de 62 años y quien se hizo acreedora al máximo reconocimiento que otorga el Gobierno mexicano a sus ciudadanos que viven en el exterior.

La galardonada manifestó que la relación bilateral es hoy en día la mayor fortaleza de una región como San Diego-Tijuana y, tras destacar los avances entre ambos países, resaltó que “un México próspero es un Estados Unidos próspero”.

Ducheny enfatizó la importancia de que los inmigrantes se hagan ciudadanos estadunidenses para que así puedan participar en los procesos electorales y elegir a los “representantes latinos”.

La ceremonia de reconocimiento se desarrolló durante el tercer y último día de la conferencia anual de la NALEO, que se llevó a cabo en San Diego, California, y en la que se dieron cita más de mil personas, según sus organizadores.

Posturas gubernamentales

El presidente de El Salvador y autoridades de Honduras están al pendiente de niños migrantes en EU.

  • El presidente salvadoreño Salvador Sánchez Cerén dijo que hay unos 500 menores de su país, que viajaron solos a Estados Unidos, en albergues de esa nación, y que cada día viajan más hacia territorio estadunidense.
  • El mandatario considera que hay una verdadera “emergencia humanitaria”.
  • Señaló que hay personas que engañan a los padres para que sus hijos migren solos y de manera ilegal.
  • Destacó el trabajo de la Cancillería y los consulados salvadoreños en Estados Unidos para que se respeten los derechos de los niños y que de alguna manera se logre la reunificación familiar.
  • La primera dama de Honduras, Ana García de Hernández, junto con el embajador de su país, Jorge Milla Reyes, entre otros funcionarios, realizó una vista a los albergues de inmigrantes, así como a las instalaciones de la Patrulla Fronteriza ubicadas en la ciudad de McAllen, Texas.
  • García de Hernández dijo que la intención de este viaje es para conocer de cerca los problemas que enfrentan los migrantes centroamericanos.
  • Asimismo,  mencionó que para disminuir el flujo migratorio difundirán en Honduras varias historias de vida que han logrado obtener durante su recorrido.
  • Dijo que su país trabaja en diversos programas encaminados a evitar que continúe el flujo de hondureños hacia EU, pero reconoce que las necesidades persisten.

—Notimex

 

 

Comentarios

Lo que pasa en la red