ONG recibirá a centroamericanos

Catholic Charities calcula que puede recibir hasta 400 niños que viajan solos

COMPARTIR 
28/06/2014 05:19 Georgina Olson
La Patrulla Fronteriza carece de suficientes instalaciones para recibir a los niños que viajan solos desde Centroamérica. Foto: Archivo/AP
La Patrulla Fronteriza carece de suficientes instalaciones para recibir a los niños que viajan solos desde Centroamérica. Foto: Archivo/AP

CIUDAD DE MÉXICO, 28 de junio.- En los próximas semanas empezarán a llegar niños migrantes centroamericanos a albergues de los servicios sociales católicos, en Laredo, El Paso y Brownswille, Texas, que serán transferidos allí desde los centros de detención de migrantes. Esto después de que la Patrulla Fronteriza solicitara la ayuda a esta organización, en vista de que su capacidad está desbordada ante la llegada masiva de niños migrantes.

Vamos a recibir 300 o 400 niños centroamericanos que llegan solos. Hace unos días tuvimos una reunión con la Border Patrol para ver que nosotros como Chatolic Charities, los apoyemos para asistir a estos niños, solamente a los que lleguen sin compañía de adultos” dijo a Excélsior, Teresa de la Garza, especialista en migración de Servicios Sociales Católicos (Catholic Charities), de Laredo, Texas.

La sede de la organización en Laredo va a recibir fondos del gobierno federal estadunidense, a través de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) para remodelar uno de sus edificios y poder recibir a los niños.

No teníamos las instalaciones para hacerlo, pero estamos trabajando junto con la Border Patrol para adecuar uno de nuestros edificios y recibir a algunos de estos niños”, explicó la entrevistada.

En la Border Patrol “quieren estar seguros de que los niños van a estar en un lugar adecuado”, explicó la religiosa y comentó que las sedes de su organización en Brownswille y McCallen también van a recibir niños migrantes.

Ante la pregunta de cuánto tiempo se quedarán los niños en estos lugares, De la Garza respondió que podría ser por lapsos hasta de cuatro meses.

Antes de que se presentara la llegada masiva de menores de edad que llegan a Estados Unidos huyendo de la violencia en Centroamérica, en la sede de servicios sociales católicos en Laredo se realizarán trámites de migración familiar.

Los servicios de migración que hacemos son para unir a las familias, y son para aquellas personas que pueden hacer peticiones por sus familiares inmediatos, esposos a esposas e hijos, o de hijos a padres, de familia cercana, son los trámites que hacemos aquí, para la residencia y para la ciudadanía”, comentó De la Garza.

En tanto que el sacerdote jesuita Sean Carroll, de la Iniciativa Kino Border, quien trabaja con migrantes en ambos lados de la frontera, comentó a Excélsior que ellos trabajan con los migrantes centroamericanos que atraviesan por México, pasando por Nogales, Sonora, en su camino a Arizona.

Los ayudamos en un centro de atención con ropa, alimentos, atención pastoral, tenemos un  albergue para mujeres y niños”, dijo, pero no han podido trabajar con los niños centroamericanos que entran en territorio estadunidense.

A los que están llegando a la estación de la Patrulla Fronteriza no, el gobierno –de Estados Unidos– no nos permite ayudarles a ellos, ni como voluntarios, ni hacer donativos”, explica el religioso.

¿Y por qué razón las autoridades estadunidenses no les permiten ayudarlos?”, se le preguntó al padre Cornell, a lo que respondió: “No nos dieron una razón, y salió un comunicado diciendo que no podían recibir voluntarios, ni donativos”.

Destacó que lo que más le preocupa es el bienestar de esos niños y jóvenes: “Parece que sus necesidades físicas sí están cubiertas, que están recibiendo lo básico, pero los otros aspectos no me queda claro para nada”.

No me queda muy claro si están bien atendidos, espiritualmente, emocionalmente.”

Relacionadas

Comentarios